facebook twitter instragram youtube

©Sara Horta

Carlos Blanco, más gallego que nunca con el Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante Galicia 2014

Alrededor de 750 espectadores asistieron al pase de O Apóstolo en la Praza Maior de Viveiro

En su camiseta llevaba escrito el motivo de su visita a Viveiro: O Apóstolo. El actor pontevedrés Carlos Blanco presentó anoche la película de Fernando Cortizo en la localidad lucense gracias al Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante Galicia 2014. En la Praza Maior de Viveiro se dieron cita alrededor de 750 personas que disfrutaron de la proyección de una de las cintas de animación españolas que más reconocimientos ha cosechado a nivel internacional –el último de los galardones lo recibió ayer en el Festival AnimaMundi en Brasil–.

Carlos Blanco, que se puso en la piel de Ramón, el protagonista de esta historia de misterio, formó parte de “un equipo muy numeroso compuesto también por profesionales procedentes de filmes como La novia cadáver”. Aunque en O Apóstolo participaron artistas de numerosas nacionalidades, se trata una obra enraizada en Galicia. Incluso en la música, compuesta por Philip Glass, intervino el músico español Xavier Font, según relató Carlos Blanco. También quiso poner en relieve la técnica del stop-motion utilizada en la cinta. “Una foto por cada movimiento. Diría que es un trabajo de chinos, pero es de gallegos”, bromeó el actor.

“Fue un placer para todos los intérprete que intervenimos en la película, porque no sólo nos dedicamos a poner la voz, también a los gestos y a otras composiciones de los personajes. Primero doblamos y después, con mucha paciencia, reprodujeron nuestros movimientos”, explicó Blanco, que compartió reparto con Luis Tosar, Geraldine Chaplin y Jorge Sanz, entre otros, en esta historia que ha conquistado a los espectadores de Viveiro.