Ricardo Gómez y 1898. Los últimos de Filipinas llenan el Auditorio de Vila-real

500 espectadores disfrutaron de la cuarta parada del Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante Premios Goya 2017

Ilusionado por poder presentar ante el público su trabajo en 1898. Los últimos de FilipinasRicardo Gómez viajó este viernes a Vila-real, donde 500 cinéfilos llenaron el Auditori Municipal Músic Rafael Beltrán Moner de la ciudad. Allí  agradeció la invitación de la Academia de cine y Gas Natural Fenosa y la acogida de los villarealenses en esta iniciativa, que busca acercar el cine español y de la que destacó su formato “por la cercanía con el público”.

Nominado a Mejor Actor Revelación en los Premios Goya, el intérprete desgranó en el coloquio posterior a la proyección cómo fue el proceso para encarnar a su personaje, qué se necesita para ser actor, curiosidades del rodaje o cómo afronta la cercanía del 4 de febrero, cuándo se celebrará la gran noche del cine español.
 

“No juzgo a los personajes. Prefiero construirlos desde la distancia”, afirmó Gómez, para el que no es un reto “interpretar a alguien que se parezca a mí”. Para encarnar al soldado José trabajó mucho en "la pérdida de la fe" y reveló que le gusta documentarse como parte del proceso. Tras encarnar a Carlos Alcántara durante más de una década en Cuéntame como pasó y debutar en la gran pantalla con uno de los acontecimientos más conocidos de nuestra historia, el asedio en Baler, no es de extrañar que esta materia sea su asignatura preferida y cree que es importante conocer el pasado para no repetir los errores en el futuro, aunque cuando llega al set “el libro de historia queda fuera de él”.
 

También aprovechó la ocasión para alabar al equipo técnico y artístico de este drama bélico, en el que “se mezclaron jóvenes con veteranos” y que supuso no solo su debut en la gran pantalla, sino también el de su director Salvador Calvo, curtido en producciones televisivas.
 

Calificó el rodaje, que en parte se realizó en las Islas Canarias, de “duro, pero maravilloso” y celebra que las alegrías por esta historia se vayan a prolongar hasta la noche de los Goya. “Una vez estrenada la película creí que todo había acabado y cuando llegó la nominación, que no me esperaba, me lo tuvieron que repetir cuatro veces porque pensaba que era una broma”, señaló Gómez, que agradece a los académicos el haber valorado su trabajo.
 

La gran acogida de Vila-real la escenificó también la presencia de su alcalde, José Benlloch , y del concejal de juventud,  que se sumaron a los espectadores del Auditori. Este pase contó con la colaboración de la Concejalía de Juventud del Ayuntamiento de Vila-real.
 

El Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante, que ahora regresa con su octava edición, ha acercado, desde julio de 2013, el mejor cine español a más de 40.000 espectadores de más de 70 ciudades españolas. Mallorca, Calatayud, Murcia, Vila-real, Badajoz, Jaén, Santa Cruz de Tenerife, Elche, Pola de Siero y Bilbao son las ciudades en las que hace parada en esta convocatoria, contribuyendo, una vez más, a llevar el séptimo arte español a diversos rincones de nuestro país en pantalla grande y de forma gratuita.