Salvador Calvo y 1898. Los últimos de Filipinas llenan el Gran Teatro de Elche

600 espectadores disfrutaron de la octava parada del Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante Premios Goya 2017

“Encantado” de participar en esta iniciativa que acerca el cine español y las películas nominadas al Goya al público, Salvador Calvo viajó este jueves a Elche para presentar su ópera prima, 1898. Los últimos de Filipinas. El director aprovechó la ocasión para compartir curiosidades y anécdotas de la cinta con los cinéfilos congregados en el Gran Teatro de la ciudad y aseguró sobre su versión antibelicista de este episodio histórico de España que “las películas son hijas de su tiempo”.

En el coloquio posterior a la proyección, impulsada por la Academia de Cine y Gas Natural Fenosa y que contó con la colaboración del Ayuntamiento de Elche, el nominado al Goya a Mejor Dirección Novel contó que 1898. Los últimos de Filipinas era un proyecto que Enrique Cerezo llevaba muchos años queriendo producir.  

 

Para el realizador ha sido un privilegio poder contar en su película con el equipo técnico y artístico que le ha rodeado, donde ha podido reunir a “los mejores actores de este país”, como Luis Tosar, Eduard Fernández, Javier Gutiérrez o Álvaro Cervantes, entre otros, y a grandes profesionales técnicos como el director de fotografía Álex Catalán, el director artístico Carlos Bodelón o Paola Torres, ganadora del Goya a Mejor Diseño de Vestuario por esta historia.

 

 “Al principio no sabía cómo iba a resultar la mezcla de veteranos y nuevos, pero enseguida hicieron una piña”, aseguró Calvo sobre el elenco de esta historia, en el que echó de menos la nominación de Álvaro Cervantes a los Premios Goya. “Me hubiera gustado mucho que estuviera, pero soy consciente de la buena cosecha de cine español este año y Álvaro tenía que competir con los grandes”, señaló.

 

Para este drama bélico ha sido fundamental el proceso de documentación y asegura que no quería hacer un remake de la película de Antonio Román de 1945, sino “poner en entredicho el sentido de las guerras”, que para él “no sirven para nada”.

 

Con amplia experiencia en televisión, Calvo tiene claro que no dejará la pequeña pantalla. Eso sí, seguiremos viendo su nombre en los créditos de cine, ya que quiere aprovechar las alegrías que le está dando 1898. Los últimos de Filipinas para sacar adelante su segundo largometraje.

 

 

El Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante, que ahora regresa con su octava edición, ha acercado, desde julio de 2013, el mejor cine español a más de 40.000 espectadores de más de 70 ciudades españolas. Mallorca, Calatayud, Murcia, Vila-real, Badajoz, Jaén, Santa Cruz de Tenerife, Elche, Pola de Siero y Bilbao son las ciudades en las que hace parada en esta convocatoria, contribuyendo, una vez más, a llevar el séptimo arte español a diversos rincones de nuestro país en pantalla grande y de forma gratuita.