Daniel Guzmán y A cambio de nada cuelgan el cartel de 'aforo completo' en Logroño

Más de 500 logroñeses disfrutaron de la quinta parada del Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante

“Nuestro cine interesa”. Esa fue la conclusión de Daniel Guzmán, que presentó su ópera prima, A cambio de nada, este jueves en Logroño. Ante los asistentes, que abarrotaron el patio interior de La Bene de la localidad, el actor y director desgranó curiosidades y anécdotas de la cinta en esta iniciativa “que acerca el cine español a nuestro público”, y que impulsan la Academia de Cine y Gas Natural Fenosa.

Nadie mejor que él para relatar el origen de esta historia, que le valió a el Goya a Mejor Dirección Novel en la pasada edición de los galardones. “Es un proyecto muy personal que me ha llevado diez años”, contó Guzmán, que implicó en la cinta a “personas importantes para mí como mi abuela, que con 92 años y en su primera película fue nominada al Goya”.

 

En el encuentro tampoco se olvidó de todo lo bueno que le ha dado A cambio de nada. “Si algo he aprendido es que el cine más localista puede se universal. Las historias de un barrio de Madrid se entienden igual de bien en cualquier rincón del mundo”, aseguró el realizador, cuyo debut en el largo triunfó en el Festival de Málaga y logró dos premios en la gran fiesta del cine español.

 

Los logroñeses se volcaron en la escala riojana del Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante, donde más de 500 espectadores disfrutaron de A cambio de nada en una noche ideal para el cine de verano. La expectación por la proyección superó las previsiones y muchos cinéfilos se encontraron el cartel de ‘aforo completo’. 

 

Tras la proyección, Guzmán improvisó un coloquio con los asistentes. Un formato, el del diálogo con el público, del que disfruta como creador.

 

Tras la localidad riojana, la próxima cita del ciclo será Telde con Anacleto: agente secreto, cinta que presentará su director Javier Ruiz Caldera.