"Es necesario acercar el cine español a los espectadores"

Luisa Gavasa y La novia cuelgan el cartel de aforo completo en Gijón, en la novena parada del Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante

Ilusionada por volver a Gijón, ciudad en la que comenzó la primera gira importante de su carrera como intérprete, Luisa Gavasa presentó La novia ante 350 gijoneses congregados este domingo en el Centro Municipal Integrado de Pumarín Gijón Sur. "Quizá es porque vengo de las tablas, pero el contacto con la gente me hace feliz", manifestó la ganadora del Goya a Mejor Actriz de Reparto por esta historia, que se mostró encantada de participar en esta iniciativa "que lleva nuestro cine por toda España".

"Cuando tienes la oportunidad, que en este caso nos la da la Academia y Gas Natural Fenosa, de que la gente vea que somos de carne y hueso, que nos pasan cosas en los rodajes... que este es un oficio de madrugar, donde pasas frío, calor, miedos. Y poder contar anécdotas, a mí me gusta mucho", reveló Gavasa, que espera que el ciclo "dure muchos años".

La intérprete aprovechó la ocasión para explicar cómo fue la preparación para encarnar a la madre del novio, un reto interpretativo que le llevó incluso a las lágrimas. "Mi marido me ayudaba a prepararme los textos. Y llegó el final, y no me salía. Entonces empecé a llorar, y era un llanto tan amargo y tan profundo, que mi marido me decía: pero Luisa, ¿qué te pasa?. Y yo solo podía decir: mi hijo, mi hijo. Porque todos los que estáis aquí, y sois madres y padres, sabéis que con los hijos nace el miedo", relató.

Y es que la adaptación de Bodas de sangre de Paula Ortiz la colocó "delante del miedo más intenso que yo, como persona y como madre, podía tener". Un temor del que sacó la fuerza para dar vida a su personaje.

"Me di cuenta de que ese era el problema por el que ese texto no entraba en mi cabeza. A partir de ese momento, cuando pude llorar y ver qué era el gran miedo de que le pasara algo a mi propio hijo, pude hacerlo", explicó.

La novia fue una de las tres historias preseleccionadas por la Academia para representar a España en la 89 edición de los Oscar. Una alegría que se suma a todas las satisfacciones y reconocimientos que le ha dado la cinta. "Es la película que más alas me ha dado como actriz".

Desafiando a las predicciones de lluvia, los gijoneses se volcaron en la novena parada del Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante, una proyección organizada con la colaboración del Ayuntamiento de Gijón y del Festival Internacional de Cine de Gijón.

Tras la cita asturiana, tomarán el relevo Javier Ruiz Caldera y su comedia de acción Anacleto: agente secreto. El director será el encargado de poner el broche de oro a la séptima edición de esta iniciativa, que terminará en Sabadell el próximo 4 de septiembre.

El Ciclo Gas Natural Fenosa de Cine Itinerante, que ya celebra su séptima convocatoria, ha acercado el mejor cine español a más de 38.000 espectadores de 75 localidades del país, desde julio de 2013. En esta séptima edición ha pasado por Ourense, Huelva, Mahón, Logroño, Elche, Telde, Pamplona, Burgos y Gijón, ciudades a las que se sumará Sabadell en los próximos días.