Aca224web - page 111

ACADEMIA
109
Ken Loach
“La clase trabajadora no
confía en su propia fuerza”
María Gil
El director británico más comprometido y reivindicativo presentó en la
Academia Yo, Daniel Blake, ganadora de la Palma de Oro y el BAFTA a
Mejor Película Inglesa.
Cuando empezó a ponerse detrás de una cámara confiaba en que, si
no ganaban en ese siglo, lo harían en el siguiente y, tras cinco décadas
denunciando las injusticias sociales en la gran pantalla, Ken Loach no
pierde la esperanza de que es posible revertir los problemas que reflejan
sus filmes. “La historia no ha acabado. Cambia y hay nuevas fuerzas que
emergen. Y otra cosa: hay un conflicto inevitable entre los empresarios
y los obreros. Y eso no va a acabar hasta que venzamos”, defendió en la
Academia el veterano realizador, que considera que el problema de la
izquierda es que “nunca ha confiado en su propia fuerza”.
En Yo, Daniel Blake vuelve a formar tándem con su guionista habi-
tual y gran amigo Paul Laverty, con el que ya ha trabajado en 14 ocasio-
nes. “Cada vez que hago una película pienso que el siguiente año será
tranquilo, y luego viene él y me dice ‘tengo una idea’. Ambos vemos
el mundo de la misma manera y, políticamente, analizamos las cosas
igual. Y, sobre todo, nos apoyamos mucho”, elogió Loach.
Nominado en cinco ocasiones a los Premios Goya (la última con esta
cinta sobre las perversidades del sistema de seguridad social británico),
de España guarda recuerdos “memorables” del rodaje de Tierra y liber-
tad en 1994. “Estaba en Barcelona con el productor y yo no hablaba una
palabra de castellano y pensaba ‘no vamos a conseguirlo’. Todos nos
decían que nadie quería hablar de la Guerra Civil, pero resultó que todos
querían hablar de ello. Muchas personas fueronmuy generosas compar-
tiendo sus recuerdos”, rememoró.
En búsqueda permanente de la verdad y la frescura en el set, el rea-
lizador no envía los guiones a los intérpretes hasta unos días antes del
inicio. “No hago ensayos, pero sí que reflexionamos mucho sobre el per-
sonaje y siempre rodamos en orden cronológico, incluso los flashbacks,
porque así la secuencia de hoy es el ensayo de la de mañana. No hace
falta plantearse qué hubieras sentido porque ya lo tienes en el estóma-
go”, desveló el autor de El viento que agita la cebada, que considera fun-
damental “el instinto del actor. Si están entregados a la película, quieres
que tengan esa vulnerabilidad y que revelen algo sobre sí mismos y que,
de este modo, revelen al personaje”.
A sus 80 años no piensa en la retirada –“Lo único que sé hacer es
películas”– y espera que la gran acogida de Yo, Daniel Blake anime a los
productores a apoyar más este tipo de filmes. Y es que, para Loach, aun-
que el cine no pueda cambiar el mundo en un sentido radical, “es una
voz dentro de un coro enorme. Y cuantas más voces haya, mayor es el
papel que desempeñamos y de ahí puede surgir un movimiento y unas
ideas”.
Sucedióen laAcademia
foto: miguel córdoba
1...,101,102,103,104,105,106,107,108,109,110 112,113,114,115,116,117,118,119,120,121,...140
Powered by FlippingBook