Aca224web - page 21

ACADEMIA
19
Q
uizá porque en los titulares para internet lucen mejor las cifras
que las ideas, a veces las cosas realmente importantes quedan
diluidas. No sin motivos ni sin razón, todas y (quiero creer) todos
queremos que llegue el año en el que las nominadas a los Goya
sean, como mínimo, tantas como los nominados. Eso sería magnífi-
co. Sería maravilloso porque daría testimonio de una cinematografía
más igualitaria y, evidentemente, muchísimo más rica. Queremos más
directoras, más protagonistas como Julieta, más historias en las que
los personajes femeninos decidan, decidan mucho, y no sean simples
consortes. Hay que quejarse, claro. Sobre todo porque hay tanto talento
y tantas ganas de lograrlo como obstáculos absurdos que nos lo impi-
den. Pero, a la espera del titular sobre los Goya con más nominadas de
la historia, no estaría mal recordar que hay cosas mucho más poderosas
que las cifras para demostrar lo importantes que son las mujeres en
nuestro cine.
Salvo excepciones, los titulares consideraron a Raúl Arévalo, Mejor
Director Novel por Tarde para la ira (también premio a la Mejor Película),
y a J. A. Bayona, reconocido con el Goya de Mejor Dirección, como los
grandes vencedores de la noche. Lo fueron, sí. Pero jamás habrían po-
dido levantar sus obras sin el esfuerzo, el entusiasmo y el sacrificio de
sus productoras. Ellos fueron los primeros en reconocerlo en sus discur-
sos. “Quiero dedicarle este Goya a cinco mujeres que son fundamentales en
mi vida: mi madre, mi hermana Tamara, Alicia, mi amor Melina y mi pro-
ductora, Beatriz Bodegas, sin la que hubiera sido imposible hacer esta pe-
lícula. Muchas gracias por quererme tanto”, dijo Arévalo. Sí, sin su socia
Beatriz Bodegas no habría sido posible. La productora de La Canica Films
reconocía en una entrevista en exclusiva para El Periódico de Catalunya,
firmada por mi compañera Olga Pereda, haber apostado a ciegas por un
filme en el que creía –y cree– profundamente (“Creativamente ha mere-
cido la pena. Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho”), pero por
el que también ha corrido muchos riesgos: “Todo lo que tengo, incluida
mi casa, lo tengo hipotecado”. Su película, porque es suya, ganó el Goya.
Y el titular de la noche tendría que haber sido ese: “Bodegas y Arévalo,
grandes triunfadores de los Goya”. No hay ningún número dentro, pero
en esta ocasión no hacía falta.
La otra dedicatoria reveladora de los Goya en este sentido fue la de
Bayona, sin duda la dedicatoria más bella de la gala, al recoger el premio
a la Mejor Dirección por Un monstruo viene a verme: “Quiero compartir
este premio con quien es, prácticamente, la persona más importante de mi
vida ahora, la productora de esta película, Belén Atienza. Me preguntaba
María Belón la semana pasada que si me había dado cuenta de que Belén
y yo éramos la misma persona. Claro que me he dado cuenta, porque yo
ya no sé hacer películas sin ti. Muchísimas gracias”. ¿De verdad no está
claro lo importante que son nuestras cineastas? Tienen que dispararse
las cifras, sí, pero también hay que acabar con la tendencia a creer que la
única persona importante en una película es el director.
Nota: María Belón es lamujer en cuya historia real se inspiró el personaje de Naomi
Watts en Lo imposible (2012).
•Desirée de Fez es periodista y crítica de cine
Desiréede Fez
Las vencedoras
1...,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20 22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,...140
Powered by FlippingBook