Aca224web - page 25

ACADEMIA
23
D
urante años, pasé noches en vela cotilleando o trabajando para
elegir, destacar y poner en valor la belleza de la moda mostrada
en la otra pasarela. La off. La de las estrellas. La de la alfombra
roja. Trabajaba y disfrutaba en noches de ambiente de los Globos
de Oro, de los Oscar, pero también de los BAFTA o de los Grammy. O
me divertía en las mañanas tempranas. Madrugadas de moda ambas.
De sueño, de sueños y ensueño. Con un deseo de emulación. Soñaba
con hacer realidad en España la puesta de largo de la moda a través de
nuestros Premios Goya, como máxima representación del cine espa-
ñol. Pero también como gran escaparate de la moda.
Y este año 2017, tengo la sensación de que se han dado los pasos
correctos, tras una carrera, sin duda, de fondo.
Imposible juzgar como correctos todos los looks. No hay que ser un
hacha para entender la dificultad de poner de acuerdo a todo el mundo
sobre la idoneidad, la calidad o el gusto de las creaciones y los creado-
res elegidos para pasearse por la alfombra roja y entregar o recoger el
“cabezón”. Pero no hay duda de que, más allá de las críticas injustas de
quienes parecería que se perdieron la ceremonia o la vieron con gafas
sesgadas, esta última entrega de Premios Goya estuvo marcada por la
presencia de creadores españoles. Muchos. Que hubo otros, y de los
grandes y con las grandes, no cabe duda. Afortunadamente, solo falta-
ría. Pero ningún año había existido mayor representación de nuestras
marcas, que no exclusivamente de nuestros creadores de pasarela.
Sobre todo con las actrices, que llevan mucho más tiempo afanadas en
construir una auténtica imagen de alfombra roja. Y en este sentido hay
que tirar de las orejas a algunos actores que no acaban de enterarse de
que con ellos también va esto de arreglarse, como
lo harían, por cierto, si estuvieran invitados a la
ceremonia de los Oscar.
De lógica aplastante es decir que el cine es uno
de los principales carriers para nuestra o cualquier
moda. Las actrices y los actores son pasarelas vi-
vas, modelos a seguir, imágenes de marca más allá
de la suya propia, referentes de estilo y tendencias
de moda, algo que queda claro en el uso de sus
caras y sus cuerpos por parte de la publicidad.
Y si en su vida particular son capaces de ejercer
influencia entre sus seguidores anónimos, fun-
damentalmente hoy gracias a las redes sociales,
cuando las cámaras les alumbran bajo los focos
son la absoluta referencia. En moda, en peluque-
ría, en maquillaje (donde por cierto aún queda
mucho camino por recorrer en nuestros premios).
Por eso, siempre he sostenido la necesidad de
que el star system sea una especie de fashion star
system, en el que la moda –sobre todo la española,
pero también la internacional– sea una protagonis-
ta más de la película. Estelar.
Como amante del cine español no puedo más
que congratularme de su éxito generalizado y,
sobre todo, de la eliminación de los complejos que
lo lastraban, gracias a la cultura impuesta con el
paso de los años, por un lado, y a las acciones que,
como los Premios Goya, lo ponen en valor. Y como
amante de la moda española y directora de Mer-
cedes Benz Fashion Week Madrid desde hace tres
meses, quiero acabar con cualquier cortapisa que
le ponga freno, y ayudar a potenciarla e impul-
sarla contando como herramienta con la pasarela
Mercedes Benz Fashion Week Madrid, que IFEMA
lleva organizando desde 1996.
Moda y cine unidos. Es la idea. El cine como
uno de los hilos conductores de la moda. Un de-
seo. Pragmatismo animado. Ojalá dé frutos.
Las actrices y los actores
son pasarelas vivas,
modelos a seguir
Charo Izquierdo
Sí hay diseñadores
de alfombra roja
1...,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24 26,27,28,29,30,31,32,33,34,35,...140
Powered by FlippingBook