Aca224web - page 35

ACADEMIA
33
J
ota ha contado muchas veces que el primer recuerdo de su vida es
un plano de Superman volando. Tenía 4 años cuando su padre les
llevó a su hermano y a él a verla al cine. Que la primera cosa que
recuerdes de tu vida sea un plano de una película no es normal.
Pero a los que conocemos mucho a Jota esto no nos extraña, porque
para Jota el cine es su vida. La necesidad de contar historias, de comu-
nicar emociones, se da en él de una forma tan orgánica que, cuando
algo no va bien con la película, literalmente se pone enfermo. Y al re-
vés, no puede reprimir las lágrimas de emoción cuando ese momento
en el que lleva meses trabajando por fin está en la pantalla tal y como
lo había imaginado. Su vida, su estado de ánimo, fluye con la película.
Como dice Guillermo del Toro, Jota Bayona es un director “puro”.
Todo gira alrededor del plano, de cómo contar la historia con la cámara
de forma que emocione realmente. Para Jota cada plano es tan im-
portante, tan personal, que todo lo que contribuye a que ese objetivo
se consiga es vital. El trabajo de los actores, la luz, el diseño de los
decorados, el montaje, el sonido, la música, cualquier elemento que
forme parte del plano, de esa parte del puzzle que compone la obra
final, tiene que funcionar. Por eso nunca baja la guardia. No hay plano
poco importante, todo debe estar al mismo nivel y no importa lo que
haga falta para conseguirlo. Porque por encima de cualquier otra cosa,
y durante el tiempo que tarda en completarse, solo importa una cosa:
la película.
Claro que esto tiene algo de obsesión. Pero
también es fascinante la forma en que esta “ob-
sesión” repercute en cada uno de los procesos de
producción de sus películas. Todos ellos, desde el
trabajo de guión hasta el montaje, están carga-
dos de tensión. Una tensión creativa que poco a
poco va refinando la obra y donde el camino fácil
no suele funcionar. El reto diario para estar a la
altura y acompañarle en esa exploración es muy
estimulante si estás interesado en lo creativo. Su
alto nivel de exigencia consigue que cada uno de
los miembros del equipo sienta la presión de estar
siempre buscando algo mejor, porque siempre
lo hay. Pero además hace que todo el mundo sea
consciente de la importancia que su contribución
tiene para la película. Porque a Jota no le importa
de dónde venga una idea si funciona, y eso es una
parte muy importante del trabajo en equipo. Una
improvisación de un actor, una idea de montaje,
un momento de luz, un silencio o una melodía que
acompaña a un movimiento de cámara... pueden
ser el camino para ayudar a contar la historia y,
sobre todo, transmitir esa emoción que Jota está
buscando.
Hablando recientemente con Jota del plano de
Superman que tanto le marcó de pequeño, decía
que en realidad no es tanto el plano lo que recuer-
da, sino la emoción que sintió al verlo. El plano lo
ha vuelto a ver muchas veces después, pero es la
emoción que ese plano le provocó lo que él sigue
recordando. Y seguramente Jota decidió hacer
películas para conseguir que el público se sienta
como ese niño de 4 años que, con los ojos muy
abiertos, ve volar a Superman por primera vez.
• Belén Atienza es productora de
Un monstruo viene a verme
y ha
estado nominada al Goya por
Lo imposible
. También ha participado
en títulos como
El laberinto del fauno
,
Alatriste
y
El orfanato
A Jota no le importa de
dónde viene una idea
si funciona: eso es una
parte muy importante
del trabajo en equipo
BelénAtienza
El primer vuelo
1...,25,26,27,28,29,30,31,32,33,34 36,37,38,39,40,41,42,43,44,45,...140
Powered by FlippingBook