Aca224web - page 60

ACADEMIA | Emma Suárez
58
¿Le sorprendió su doblete?
Cuando voy a una entrega de premios, disfruto del encuentro con los
compañeros, porque a no ser que coincidas en un rodaje, a la mayoría no
los sueles ver. Además no me gusta anticiparme, estoy acostumbrada a
improvisar. He aprendido, supongo que por haber empezado a trabajar a
los 14 años, a no hacer planes. Me gustan las sorpresas, me sigo sorpren-
diendo.
Además tratar de medir quién lo hace mejor y quién peor es imposible.
Eso se puede hacer en el deporte, porque llegas antes odespués, pero este
es un trabajo creativo. Hay tanto esfuerzo… ¿Qué esmás loable, el trabajo
de un director de producción que gestiona una película de gran factura o
el de uno que ha hecho encaje de bolillos para poder sacar adelante una
cinta que consigue aparentar tener una gran factura?
¿Qué une
Julieta
y
La próxima piel
, las dos películas que han acabado en
Goya?
Se han cabalgado constantemente en el tiempo. Justo cuando acabé de
rodar La próxima piel me incorporé al proyecto de Pedro Almodóvar. Los
dos personajes son madres, una pierde a su hija y la otra se reencuen-
tra con su hijo desaparecido. Temía interpretar a las dos desde el mismo
lugar, me causaba cierta inquietud. Pero enseguida me di cuenta de que
no tenía nada que ver. Y sobre todo cambia la mirada del director, que es
la protagonista de una película.
Estuvo en el proyecto de
La próxima piel
, que ha tardado diez años enmate-
rializarse, desde el principio.
Isaki Lacuesta e Isa Campo trabajaron en el guión durante años, es muy
sólido. Ha tenidovarias versiones, pero la idea esencial es laquehaperma-
necido: unencuentro entreunamadre y su supuestohijoy la ambigüedad
sobre si en esa relación hay un vínculo de sangre. Y sobre todo, ese mo-
mento en el que da igual si el vínculo existe o no, porque lo importante es
el encuentro de dos seres que se necesitan. Esa necesidad de amar.
Cuando leí el guión me sobrecogió. Era una época en la que no estaba
haciendo cine, aunque hacía mucho teatro. El único proyecto que tenía
sobre la mesa para cine era este. En ese tiempo, Isaki Lacuesta ganó la
Concha de Oro de San Sebastián por Los pasos dobles, y yo pensé que iba a
ser unempujón. Sinembargo todavía tardamos siete añosmás en levantar
el proyecto.
La definió en su discurso como una película que habla “sobre la necesidad
de amar”.
Normalmente se hablamás de la necesidadde que nos quieran, de recibir.
Se dice más “nadie me quiere” que “necesito amar”. Con La próxima piel
tengo una relación de amor. Más allá de las imágenes, lo que nos cuenta
es algomuy humano. Paramí el cine es importante porque te hace llegar a
lugares que te provocanuna reflexión. La próxima piel es una película que
se instala imperceptiblemente. Yde repente tevisita.
Te asalta una frase, una imagen, una idea.
Cuando leí el guión descubrí eso. Más allá de hablar
de vínculos biológicos y relaciones sociales, lo que
plantea va mucho más allá: la necesidad de amar a
alguien y los barreras que nos imponemos. Cons-
tantemente levantamos barreras para protegernos
o defendernos de algo que necesitamos. El chico
no sabe si es su madre o no es su madre, pero ne-
cesita el amor de una madre. Y ese amor es siempre
incondicional. No necesita esa condición de madre
biológica. Es un secreto, un misterio que pertenece
también a la intimidad del espectador. Es una pelí-
cula que continúa.
Por el contrario,
Julieta
eraunproyectomuyesperado.
Sí. Me incorporaba al proyecto de un cineasta del
que todo el mundo habla, con una filmografía muy
personal. Yo a Pedro le conocía porque comencé a
trabajar enel año 79, y enel año80 se estrenaba Pepi,
Luci y Bom. Era una presencia constante, con el que
te podías encontrar en cualquier lugar de Madrid.
Recuerdo hablar con él de Pink Flamingos, de John
Waters, una noche en algún local de moda. Para mí
Almodóvar era alguien cercano, con el que he com-
partido si no una trayectoria si un tiempo en el que
hemos desarrollado nuestras trayectorias.
Su papel tenía el sí deMeryl Streep.
En laprimera reuniónque tuve conPedrome explicó
que eraunapelículaquehabíapensadopara rodar en
Estados Unidos, y que había estado localizando, tra-
bajandoconunguionista americanoenel textoyque
lo iba a hacer Meryl Streep. Dejó el proyecto apar-
cado y cuando llegó su momento, trajo la historia a
España. Rodamos en Galicia, Huesca, Andalucía…
Cuando leí el guión quedé impactada, porque in-
tuía que iba a ser un viaje a las profundidades, y
que había un personaje magnífico para descubrir.
No siempre te encuentras como actriz, y menos a
mi edad, con personajes con entrañas. Eso es lomás
bonito de este trabajo: desentrañar un personaje.
Imaginar, encontrar el camino a tu Julieta, para
poder entregar al director las emociones por las que
quiere navegar.
“La mirada del director
es la verdadera
protagonista”
MEJOR
ACTRIZ DE REPARTO
Emma Suárez,
por La próxima piel
1...,50,51,52,53,54,55,56,57,58,59 61,62,63,64,65,66,67,68,69,70,...140
Powered by FlippingBook