Aca224web - page 61

bles, a territorios irracionales, y te va la vida en ello. Es un trabajode expo-
sición: lo que haces lo va a ver la gente. Necesitas que todo esté perfecto.
En su discurso habló de las “miradas cómplices” del equipo.
Hay algo que nos une a todos cuando rodamos una película: la ilusión
y la necesidad de hacer algo bello. Hay mucho esfuerzo, el cine es un
oficio que requiere solidez, emocional y física. Y es muy importante
sentirse protegido y arropado por tu equipo, que es tu familia. Las mi-
radas cómplices, de cariño, son muy valiosas, porque en un rodaje es
imprescindible el silencio. Durante el rodaje de Julieta para mí primaba
la soledad. Organicé mi vida para quedarme sola en Madrid ese mes de
junio, porque pensaba que era necesario. Estaba muy invadida emo-
cionalmente por Julieta, de su estado de ánimo. Ese vínculo no quería
romperlo porque era un hilomuy fino. Creía que ese erami compromiso:
respetar ese vínculo.
Otra proclama, casi grito de guerra, fue “hagamos películas”. ¿Qué nos im-
pide hacerlas?
No nos apoyan. No tenemos un Gobierno que nos apoye. Partiendo de
la base de que el presidente del Gobierno no ve cine español. Es además
alguien que lo confiesa con absoluta impunidad. El cine es una industria,
hay mucha gente que vive de ella. ¿Qué sociedad construimos si la gente
no ve películas, no lee, no va a los museos, al teatro? No lo entiendo. Pero
por muy difícil que nos lo pongan, no puedes renunciar a tu lucha. No
puedes renunciar a ti mismo, a vivir con dignidad.
¿Nunca pensó en tirar la toalla en los momentos difíciles?
Yo nunca he pensado en tirar la toalla. Sería tirarme a mí misma. Para mí
la interpretación es un instrumento para relacionarme con el mundo. No
puedo ni plantearme hacer otra cosa. Además es una paradoja porque no
busqué ser actriz, lo he ido descubriendo con el tiempo. Un tiempo en
el que podrían haberse dado muchos momentos en los que pensar: voy
a seguir haciendo esto de manera vocacional, pero me ganaré la vida de
otra manera. Pero esto tomó por completo mi vida. Porque es algo que
no se puede hacer a medias. Requiere tu voluntad de manera absoluta.
Ana y Julieta son dos madres. Usted también.
Hay algo de mi experiencia como madre que reconozco en estos perso-
najes. El amor, el significado de ese amor incondicional. Esa inmensidad,
que se canaliza de formas diferentes en cada personaje. Las madres son
personajes interesantísimos, porque ennuestro imaginario están siempre
cargados de amor, y a partir de ahí puedes jugar con la forma de expresar
o no expresar ese sentimiento. Al pensar en una madre te sale la genero-
sidad, la bondad… pero también está presente su parte humana, con la
que puedes crear conflictos.
¿Qué se dirían Ana y Julieta si se conocieran?
Se darían un fuerte abrazo.
¿Cómo encontró ese camino?
Afortunadamente tuve tiempo para prepararlo.
Durante seis meses, antes del rodaje, me dediqué
absolutamente a Julieta. Quedaba con Pedro, ha-
blábamos, leíamos, me daba referencias literarias,
cinematográficas… Fui entrando en el universo Al-
modóvar, descubriendo su absoluta dedicación. Es
alguien muy meticuloso y muy serio trabajando. Yo
no sé si hubiera sido capaz de componer esta Julieta
sin ese tiempo de preparación. Sus estados y emo-
ciones necesitaban ser integrados tranquilamente.
Leí un libro determinante: El año del pensamiento
mágico, de Joan Didion; vi Las horas y películas de
IngridBergman, JeanneMoreau, GenaRowlands; fui
amuseos; repasé la obra de LucianFreud…También
preparé este personaje acompañada de lamúsica de
Alberto Iglesias, la escuchaba mientras estudiaba el
guión. Hice un viaje a Galicia, para impregnarme de
esa luz, sentir el viento del cabo Vilán de Camari-
ñas… Fue una preparación muy rica, y eso es lo bo-
nito de este trabajo, componer.
¿Llega un momento en que encuentra al personaje o
se va integrando poco a poco?
El personaje no aparece hasta el rodaje. Tú te vas
nutriendo, alimentando. Vas encontrando la guía.
Pero la persona que después define el camino es el
director. Almodóvar tiene clarísima la película que
quiere hacer. Y tú, después de tuproceso creativo, lo
que tienes quehacer es ofrecerte al director, paraque
te moldee. Eres el vehículo para su historia, y debes
ser maleable. Pedro es alguien que no se conforma,
y eso me parece una virtud. Es magnífico trabajar
para alguien que no se conforma, porque eso pro-
voca que crezcas cada día. Este trabajo es infinito. Es
el director el que elige la toma, el que decide: esto es
loque buscaba. Llega unmomento enque túpierdes
la objetividad, estás a su disposición. Hay muchos
momentos de inseguridad, de dudas. Temes decep-
cionar a un gran director que ha confiado en ti para
un trabajo.
Vivimos los rodajes con mucha intensidad porque
es tu vida. Hay algo en este oficio que se te escapa a
la razón, a ti mismo. Quieres llegar a lugares intangi-
ACADEMIA | Emma Suárez
59
1...,51,52,53,54,55,56,57,58,59,60 62,63,64,65,66,67,68,69,70,71,...140
Powered by FlippingBook