Aca224web - page 66

ACADEMIA
64
MEJOR
ACTOR REVELACIÓN
Carlos Santos,
por El hombre de las mil caras
Carlos Santos
UnGoyapara los demás
“En el rodaje de
El hombre de las
mil caras
no existía la inseguridad.
Sabías que estabas en las mejores
manos posibles”
Carlos Santos tiene clarísimo el lugar físico y emocional que ocu-
pa el Goya que acaba de recibir. Después de viajar a Murcia al hospital
donde está su hermana para que ella pudiese tenerlo entre sus manos,
el Roldán cinematográfico lo ha colocado encima de un altavoz al lado
de la chimenea. “Emocionalmente está en el sitio exacto donde Alberto
Rodríguez me dijo que iría antes de la gala: a los demás. Los premios no
son de uno, sino de tu madre, tus hermanos, tus grandes amigos o de
todos aquellos que te han escrito los 800 mensajes de felicitación por
whatsapp la misma noche de la gala”, apunta este intérprete que aun-
que dentro de poco llevará más años viviendo en la capital de España
que en su ciudad natal, aún recuerda con meridiana claridad cómo se
fue de Murcia en el año 1999 y tuvo la suerte de empezar a trabajar en
teatro profesional apenas un mes después de su llegada.
El éxito que hoy se materializa en su carrera él no puede explicarlo
sin citar a Susana Trenor, “mi representante, una madre, una compañe-
ra, una amiga”; Luis San Narciso, “pieza fundamental que no solo me
dio oportunidades en la televisión, sino que reco-
mendó mi nombre para un mano a mano en teatro
que hice con Sacristán”; y Eva Leira y Yolanda Se-
rrano, “que tomaron el relevo a Luis sin que él me
haya abandonado. El Goya es suyo”.
Pero la estatuilla es de él por meterse en la piel
de Luis Roldán, tramposo para el que Alberto Ro-
dríguez no buscaba un actor con gran parecido fí-
sico, sino un intérprete que simplemente pudiese
encarnarlo. “En el rodaje la inseguridad casi no
existía. Sabías que estabas en las mejores manos
posibles porque Alberto estaba mirándote detrás
del monitor”. Según su experiencia, no hay tantos
directores con los que tengas “la certeza absoluta”
de que si dijo buena es porque realmente era bue-
na.
Le resulta “notoria” la diferente manera en que
han vuelto a aparecer las dos personas en las que se
centra el filme tras el estreno: “Si Paesa se dejó caer
en la portada de Vanity Fair en un lujoso hotel pari-
sino mientras leía el periódico con gafas de sol y un
traje de punta en blanco, Roldán lo hizo en El Es-
pañol en su piso de Zaragoza, sentado en una mesa
camilla acariciando a un gatito”. Le consta además
que Roldán no ha querido ver la película y puede
llegar a entenderlo, “pasó doce años en la cárcel,
diez de ellos incomunicado. Es lógico que, tras ha-
ber pagado su deuda de algún modo, no quiera re-
mover ciertos episodios”.
Tiene pendiente el estreno de una obra de tea-
tro que dirige –“La labor de director me embriaga
aún más que la de actor”– y el rodaje de la serie Ella
es tu padre, donde se meterá en la piel de Avelina
–”Voy a empezar a ir a terapia porque llevaba a esta
señora dentro y lo desconocía, ella anida en algún
lugar de mí”–. A pesar de descubrir nuevas aristas
de su ser en cada uno de sus trabajos, los sueños
no se le agotan a este actor revelado, “el primero
y muy claro profesionalmente es seguir currando,
poder continuar pagando las facturas y que esto no
sea un espejismo”. Casi susurrando, se atreve a lan-
zar al vuelo una ensoñación más, que algún loco le
ofrezca hacer un Hamlet sobre las tablas. Por esto,
él dejaría cualquier cosa.
Juan MGMorán
1...,56,57,58,59,60,61,62,63,64,65 67,68,69,70,71,72,73,74,75,76,...140
Powered by FlippingBook