Aca225web - page 29

ACADEMIA
27
permanente mutación, por darnos acceso al otro, por relatarnos nuestra
historia desde la fabulación y la captura de lo real.
La escuela es el lugar propicio para que los niños vivan ese encuen-
tro con el cine y el arte. Es en la infancia y en la adolescencia cuando
uno determina las películas que serán esenciales en su forma de
relacionarse con el cine. De ahí la importancia primordial que ejercen
los proyectos pedagógicos en relación con el hecho audiovisual. De un
modo similar al que ya se emplea con la lectura, y cada vez más con la
música y las artes, los primeros años de educación serán más fructí-
feros si logramos inculcar a los escolares hábitos y aficiones cinema-
tográficas, y sembrar una mirada proactiva hacia las manifestaciones
audiovisuales. Los niños disponen de una increíble capacidad de
absorción –un tesoro que deberíamos proteger y alimentar también los
adultos– que constituye un factor decisivo en su formación del gusto y,
a la larga, de su criterio personal.
El vínculo entre cine y educación es también un compromiso del
Gobierno. En el marco del Plan Cultura 2020 hemos incorporado una
estrategia dirigida a fomentar el interés por la cinematografía en nues-
tro sistema educativo y, entre otras medidas, desarrollar el programa
'Educación para el cine. Cine para la educación', con el objetivo de
promover la inclusión de materias curriculares relacionadas con la
cinematografía y las artes audiovisuales en los distintos niveles educa-
tivos y en las escuelas de negocios.
Los nuevos modos de consumo audiovisual nos inducen a un cier-
to estado de amnesia en el que solo importa el hoy y el ahora. En esa
dinámica, las escuelas, filmotecas, festivales y espacios de divulgación
cinematográfica pueden desempeñar un papel esencial en la educa-
ción de los públicos del futuro. No se trata tanto de exponer al joven a
otras formas de cine que se salen de los parámetros de consumo, sino
que ese otro cine exponga al joven, le revele cosas de sí mismo que
desconocía, facetas del mundo de las que acaso no tenía noción algu-
na, le abra nuevas ventanas hacia la diversidad humana.
El Plan Cultura 2020 contempla también medidas para atraer a un
público más joven a esos espacios de conocimiento y difusión cultural
que ofrece el cine, como en la Filmoteca Española, determinada no
solo a conquistar a nuevas audiencias, sino a convertirse en lugar de
peregrinaje casi diario de visitas escolares, en un entorno donde de-
sarrollar la pedagogía fílmica con la creación de talleres y actividades
docentes. Un lugar en el que sembrar la pasión por el cine.
Y en el ámbito de la Unión Europea, España participa en el progra-
ma CinEd, cuyo objetivo es acercar la riqueza del
cine europeo de autor a niños y jóvenes de entre 6
y 19 años. Una iniciativa que va más allá de fami-
liarizar a los escolares con una cuidada selección
de películas, ya que se les invita a participar de
forma creativa, reflexionando sobre perspectivas
singulares que a menudo son también universales,
valores que subyacen a la elaboración artística y
que todos compartimos. Este ejercicio pedagó-
gico invita a los jóvenes a familiarizarse con el
cine, con el patrimonio cinematográfico europeo,
conociendo historias, lugares y culturas distintas,
contribuyendo a hacer de ellos ciudadanos de una
Europa culturalmente rica y plural.
En última instancia, todas estas iniciativas
deben acompañarse de algo más sencillo pero no
menos importante: de la misma manera que la
educación musical se apoya con discos en las aulas,
que la literatura se acompaña de libros, que las
artes plásticas se complementan con reproduccio-
nes de las obras, será necesario que esta nueva pe-
dagogía cinematográfica se respalde con películas
en las clases, que los alumnos puedan acercarse al
cine con naturalidad y cercanía, con el convenci-
miento de que asomarlos al balcón del séptimo arte
es mostrarles también un nuevo universo cultural,
tal vez un universo aún por conquistar. Ese último
peldaño del proceso educativo lo dejó muy bien
descrito Benjamin Franklin: "Dime y lo olvido, en-
séñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo".
La educación tiene la obligación de adaptarse
a los canales transmisores de cada tiempo, y en un
siglo en el que el lenguaje es más que nunca au-
diovisual, las escuelas deben más que nunca tam-
bién enseñar a los alumnos a leer, comprender, y
expresar ese mismo lenguaje. Una tarea en la que
el cine, además de disfrute, se vuelve también un
gran aprendizaje para la vida.
• Íñigo Méndez de Vigo es Ministro de Educación, Cultura y Deporte.
1...,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28 30,31,32,33,34,35,36,37,38,39,...92
Powered by FlippingBook