Aca225web - page 39

ACADEMIA
37
El regador regado
Pero no basta con sembrar, hay que regar y quitar las malas hierbas. Yo confieso
que en esta revista pedía, en el verano de 2012, una asignatura para integrar lo
audiovisual, y el cine en particular, en los planes de estudios de la enseñanza
obligatoria. ¿Tal vez me dejaba llevar por el hecho de que en 1918 se promulgó
una Real Orden para impulsar el cinematógrafo en las escuelas como recurso
pedagógico? Pero resulta que estamos en el siglo XXI, pronto el móvil sustituirá
al lápiz: también en esto la educación formal va retrasada frente a la informal,
así que necesitando una revolución educativa que termine con los vicios del
sistema, que proponga nuevos espacios y tiempos escolares, temarios útiles y
reales, praxis de disfrute del proceso enseñanza-aprendizaje, que forme personas
libres y críticas y no consumidores sumisos, etc., implantar otra asignatura creo
que sería condenar ese saber y ese gozo. Si toda la tribu educa, cruzar en rojo se
convierte en una cuestión moral, la ciudad también es la escuela y el cine puede
ser una de sus diferentes aulas. Ya en 1979 los cineastas de la tribu democrática
en su I Congreso decían “el cine debe ocupar en los centros docentes el lugar que
le corresponde como hecho cultural de primera magnitud, tratando de hacer que
desaparezca el carácter que se le ha dado de mero entretenimiento y resaltando
sus valores educativos y culturales”. El cine como algo más que un recurso festivo,
más que un instrumento educativo (como el marcador fosforito o la pizarra digital),
que también: el crack del 29 se explica… Las uvas de la ira (John Ford) emociona,
enrabieta y mueve a la reflexión; pero sobre todo, el cine como una disciplina
valiosa en sí misma.
Sombras y niebla
Tras el análisis tan de futuro como radical, según las cuatro primeras acepciones
del DRAE, contradecimos la quinta y nos hacemos posibilistas. ¿Qué hay hoy?
En 2008-2009 el Parlamento Europeo se pronunció exigiendo una asignatura
obligatoria de educación en comunicación audiovisual para todos los niveles, pero
aquí no la tenemos; aquí en 2007 un Real Decreto definió una nueva asignatura,
Cultura audiovisual, y en el desarrollo de la norma cada Comunidad Autónoma
hizo lo que quiso, lo que pudo y… amanece, que no es poco. En el Congreso
Iberoamericano de las Lenguas en la Educación y en la Cultura de 2012 se dijo
que en el mundo actual la alfabetización básica ha de ser múltiple, y se ligó
especialmente la lectura de imágenes con el éxito personal y académico, además
de subrayar la necesidad de presentar a los jóvenes las películas como productos
culturales que valorar como otras manifestaciones artísticas: conociendo su autoría,
historia, la pertenencia a un género, proceso de producción y contexto, los rasgos
de estilo, repercusión social, etc. O sea, que de igual forma que hay obras literarias
que se leen, aprecian y trabajan, estaría bien que hubiera una serie de películas, por
ejemplo Furtivos (José Luis Borau) o El perro del hortelano (Pilar Miró), que fueran
vistas, conocidas y debatidas.
Sabemos que la cultura dominante es la de la clase social dominante, que hoy es
la que puede consumir, por lo tanto el cine que ve la otra parte contratante es… ¿Y
es lícito construir su mirada desde nuestra posición de poder? No, de lo que se trata
es de ayudar a crear público activo e informado, de mostrar que hay otras películas,
además de las que nuestro alumnado y sus profes conocen: películas españolas
que forman parte de nuestra cultura y que, junto con otras, construyen nuestra
identidad; películas de cinematografías desconocidas que veremos en VOSE aunque
no estudiemos esa lengua; además de las que ven habitualmente, que veremos con
unas herramientas que antes no sabían manejar.
1...,29,30,31,32,33,34,35,36,37,38 40,41,42,43,44,45,46,47,48,49,...92
Powered by FlippingBook