Aca225web - page 41

ACADEMIA
39
CINE Y EDUCACIÓN
Por una plataforma única
Preámbulo:
ENCINE (Asociación de Enseñantes de Cine) se basa en los principios
enunciados por primera vez en 1948 en la Declaración Universal de Dere-
chos Humanos, que en su artículo 26 declara que toda persona tiene de-
recho a la educación, y que esta tiene por objeto el pleno desarrollo de la
personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos hu-
manos y a las libertades fundamentales, favoreciendo la comprensión, la
tolerancia y la amistad entre las naciones y sus culturas.
ENCINE comparte los objetivos expuestos en las Directivas Europeas
sobre la necesidad de mejorar a todos los niveles la alfabetización audio-
visual, entendiendo que esta se refiere a la habilidad de las personas para
acceder, comprender, crear y evaluar de forma crítica los diferentes tipos
de comunicación audiovisual existentes (televisión, cine, radio, videojue-
gos, internet y demás medios de comunicación digitales) compartiendo
igualmente ENCINE la conclusión de la Comisión Europea de que la alfa-
betización audiovisual es hoy tan crucial para el ejercicio de una ciudadanía
activa y plena como lo era la alfabetización convencional al comienzo del
siglo XIX.
ENCINE declara:
Que solo a través del derecho a la educación, a través de personas
formadas, se extienden el conocimiento, la promoción y la defensa del res-
to de Derechos Humanos, es decir, que el derecho a la educación es un
derecho básico y primordial que hace posibles todos los demás.
Que el conocimiento de las artes y las ciencias audiovisuales, vigente
desde hace más de cien años, ocupa unos saberes técnicos, artísticos y cientí-
ficos inmejorables para conseguir los objetivos arriba señalados, de modo que
el aprecio conocimiento del cine contribuyen a la excelencia en la educación.
Que, siguiendo los mejores ejemplos de los países de la UE que han
progresado en su desarrollo, a la alfabetización audiovisual debe otorgár-
sele la importancia que merece en el marco de nuestro sistema educativo,
implantándose su enseñanza en el conjunto de los planes educativos de
nuestro país.
Que dentro de un deseable Pacto de Estado por la educación, la al-
fabetización audiovisual de nuestros niños y jóvenes es una prioridad ina-
plazable y que debe ser dotada de todos los recursos necesarios, tanto en
los aspectos de formación de profesorado como en la elaboración de con-
tenidos para una enseñanza transversal que amplíe las competencias y la
creatividad de los alumnos.
Q
ueridos encines y encinas,
esta no es una carta para convocaros a una merendola o comidita
rica donde volvamos a querer dar la vuelta a las cosas como a un
calcetín, donde volvamos a hablar un poco de nuestras cosas y
un mucho de las cosas de los demás, donde, sobre todo, nos riamos de
nuestras utopías mientras va golpeando la sidra.
Esta es una carta para deciros que los objetivos de nuestra aso-
ciación van calando, demasiado despacio, sí; no siempre con buena
letra, también, pero van calando, como la lluvia fina. Porque no somos
los únicos. Hay otras iniciativas, muy valiosas unas, muy estériles y
espurias otras. No somos los únicos. Prueba de ello son estos artículos
de nuestra revista ACADEMIA.
Me han pedido unas notas sobre nuestra asociación, me he puesto
a ello y antes de darme cuenta ya os estaba escribiendo una carta, así
que así se va a quedar, si os parece. Como una carta a la buena gente
que sois. Buena gente, cada una de su padre y de su madre, gentes con
variadas profesiones, unidos por la idea de que el cine es una parte
irrenunciable de la cultura. Buena gente que ha prestado su tiempo y
sus cuotas a perfilar ideas que hicieran posible una mejora –en todos
los niveles– de la educación mediática, gente que sueña con pantallas
y pizarras, que aspira a que el cine, en la escuela, en la universidad, en
la vida, sea tan protagonista como la música, la filosofía y la literatura,
una vena de conocimiento más entre todas las Humanidades.
Hace algo más de dos años escribimos una
declaración. La enviamos a otras asociaciones, a
otras buenas gentes, con la pretensión de que se
formase una plataforma o similar que uniese es-
fuerzos, demandas (aquello de que la unión hace
la fuerza). No prosperó la iniciativa. Quizá sea aho-
ra el momento.
Por eso, queridos encines y encinas, he pen-
sado que no sería mala idea publicarla en este
artículo, a ver si alguien se anima, a ver si esta vez
es la buena, a ver si nos juntamos más y mejores
(lo de mejores casi no lo creo posible, amigos) y
movemos un poco el tablero, las bolas del billar, la
rueda de los barquillos…
Por gazpacho y caldito, por quesitos asturia-
nos, por las suculentas viandas que hemos aporta-
do todos, que no quede.
Salud y abrazos. ¡Y ahí va la Declaración de
ENCINE 2015!
• Lola Salvador es guionista y presidenta de la Asociación de
Enseñantes de Cine (ENCINE)
LolaSalvador
Declaración ENCINE 2015
Carta a la buena gente
1...,31,32,33,34,35,36,37,38,39,40 42,43,44,45,46,47,48,49,50,51,...92
Powered by FlippingBook