Aca225web - page 45

ACADEMIA
43
“los que aprecien la enseñanza del lenguaje audiovisual y la historia ci-
nematográfica y busquen ellos los modos de estimular su aprendizaje
entre los alumnos, igual que hacen con otras asignaturas, no de forma
diferente ni considerando que el cine y el lenguaje audiovisual tiene
que ser algo 'fácil' de enseñar y de aprender” y por ello matiza que lo
fundamental sería "la formación específica de profesores”. “Si trabajar
desde el audiovisual despierta la emoción de los alumnos, significa que
el cine es una herramienta pedagógica imbatible. Si el cine nos emocio-
na desde pequeños, siempre le seremos fieles”, sentencia Alexa Portillo.
Desarrollar la capacidad crítica
De las conversaciones con numerosos docentes y cineastas se des-
prende la importancia de que desde la más tierna infancia se tenga crite-
rio a la hora de elegir qué película ver, como bien explica la productora,
directora y guionista Isabel de Ocampo (Piratas y libélulas), comparán-
dolo con la literatura –“igual que en la escuela propiciamos ‘buenos
lectores’ a través de la crítica de textos literarios, lo mismo deberíamos
hacer con el cine”–. Y para ello es fundamental que conozcan la existen-
cia de la amplia paleta de colores que hay, no solo en las salas sino en
todos los dispositivos a su alcance, para seleccionar bien y disfrutar de
los diferentes contenidos audiovisuales a su alcance. “Enseñarles a leer
(mirar) y que dominen el lenguaje para que puedan discernir entre todo
el contenido audiovisual que les llega diariamente a todas horas y a tra-
vés de múltiples aparatos. ‘Consumen’ pero no interpretan realmente.
La mayoría ni siquiera tienen unos conocimientos básicos. La cultura
cinematográfica es ínfima. Muchos no han visto nunca una película en
blanco y negro y mucho menos una película muda y, a priori, tienen
prejuicios a la hora de verla. No saben ni siquiera cómo ni cuándo na-
ció el cine, desconocen el cine español y europeo; no tienen memoria
histórica del cine más allá de la edad que tienen, y eso en los mejores
casos”, señala Helena Fernández, directora de Las Espigadoras, perio-
dista y MBA en Dirección de Empresas Audiovisuales por el Instituto de
Empresa de Madrid.
Escena 4:
Propuestas
Cine gratuito (legal) en las aulas
Para que el cine entre en la educación es prioritario y fundamental
el visionado de películas sin perder de vista los derechos de autor, algo
que no solo tienen que valorar los más pequeños sino todos los impli-
cados en la enseñanza, familias y educadores. Isabel Rey, productora
de O apóstolo, lo tiene claro. “Hay que permitir el uso libre por parte
de los profesores de los visionados de las películas en el aula, siempre
que se haya adquirido la copia del visionado de manera legal”. Isabel de
Ocampo propone propiciar la entrada real del cine en el aula creando
“bibliotecas audiovisuales gratuitas para los centros educativos”.
El cine a la altura del resto
de asignaturas
Patricia Ferreira declara que se debe desechar
la idea de que estos estudios deban ser una mate-
ria alternativa. “Si los propios profesionales acep-
tamos que estas materias se deben integrar en ese
grupo de asignaturas de segundo nivel, más lúdicas
o de libre elección, les estamos quitando la impor-
tancia con la que las perciben profesores, alumnos
y toda la sociedad”.
Ver cine europeo
Txepe Lara propone quemientras no se produz-
ca en nuestro país un cine para los más pequeños,
estos vean cine europeo. “Vivimos en Europa, don-
de hay una gran variedad de películas infantiles/ju-
veniles que se pueden ver hasta que los españoles
espabilen y creen historias para sus futuros espec-
tadores, y no me refiero al cine de animación, sino
al de ficción”. Además, anima a que haya pantallas
destinadas a ellos, “al menos los fines de semana a
primera hora de la tarde o por las mañanas”. Y por
último sugiere que se plantee si el dinero en vez de
salir del ICAA debería salir de la parte del Ministe-
rio de Educación que, según dice ,“debe cambiar
por completo el sistema de enseñanza”.
Precios especiales para escolares
y docentes
La mayoría, como declara Alexa Portillo, creen
que todos los escolares y docentes deberían tener
precios o sesiones especiales. “El cine debería ser
'obligatorio' como ocio y como contenido. Igual que
tienen que leer determinados libros al trimestre,
deberían de ver ciertas películas al trimestre. Y para
que esto sea realista hay que abrir los cines a las fa-
milias y a los colegios”. Pablo de la Chica pone sobre
lamesa lo que no todo el mundo tiene claro, y es que
la cultura no es gratis, pero piensa que se debe lle-
gar a un acuerdo “para que todos ganemos a corto
y largo plazo, siempre pensando en los niños”. Con-
cluye haciendo un llamamiento a la voluntad de los
productores y distribuidores “para que la películas
lleguen a las aulas” y al Ministerio de Cultura “para
que apoyen a las películas españolas a llegar a todos
los colegios de España”.
"Los profesionales debemos facilitar al profesorado
la elección de películas ricas en contenido y valores”
patricia ferreira
1...,35,36,37,38,39,40,41,42,43,44 46,47,48,49,50,51,52,53,54,55,...92
Powered by FlippingBook