Aca225web - page 53

ACADEMIA
51
la operación va seguida de un festival de
cortometrajes salvadoreño y centroamericano
organizado desde 2012 en el Liceo francés.
Otras acciones se desarrollan en México
(proyección en una sala de la Alianza francesa), en
Colombia (en Bogotá y Cali) y en Costa Rica (350
alumnos de 1º de ESO a 2º de Bachillerato).
Sin renunciar a su programa habitual, el
CNC y sus socios siguen desarrollando nuevas
acciones en las cuales los jóvenes se convierten
en protagonistas e impulsores de proyectos. Así
en el marco del servicio cívico creado en 2010,
el CNC desarrolla una operación titulada Cine y
ciudadanía en la que los mil jóvenes voluntarios,
a los que selecciona y forma, tienen la misión
de reactivar los cineclubs en los colegios y
establecimientos de enseñanza secundaria con la
temática de la educación para la ciudadanía.
Por último, desde hace algunos años, el
Premio Jean Renoir de los alumnos de enseñanza
secundaria permite a los estudiantes de unos
cincuenta centros escolares ejercer su espíritu
crítico al reconocer cada año a una de las
ocho películas en exhibición anteriormente
seleccionadas por un comité de profesionales
y críticos (películas francesas y extranjeras). La
película premiada por el jurado de alumnos forma
parte automáticamente del dispositivo Educación
secundaria y Formación profesional y Cine. Así los
alumnos se convierten a su vez en prescriptores y
transmisores ante sus compañeros.
Cualquiera que sea la vía elegida, es
importante que las películas puedan apreciarse en
su formato de origen, es decir, en versión original
y en las salas de cine, porque como lo describe
Jack Lang, “nunca nada sustituirá el proceso que
acompaña el descubrimiento de una película por
un público de carne y hueso reunido delante de la
gran pantalla”.
En la hora de las pequeñas pantallas,
Educación y cine contribuye a perpetuar esta
práctica de convivencia y experiencia compartida.
• Pierre Forni fue Jefe del Departamento de Educación Artística del
CNC de 2003 a 2015.
• Traducción de Maryse Capdepuy.
de los DCP y la realización del material pedagógico imprescindible
para afianzar el trabajo en clase tras la proyección.
Las regiones y comunidades, que en Francia son las que financian
los centros escolares, han aceptado encargarse de los gastos de
transporte de los alumnos, de una parte del importe de las entradas
así como de algunas acciones complementarias y de formación (visita
de un director, taller de dirección…).
Por último, los profesionales del cine también se han movilizado:
los exhibidores aseguran la mejor acogida posible (proyección en
condiciones óptimas, presentación de la película, visita a la cabina…),
los distribuidores se comprometen a respetar los plazos acordados
y el porcentaje de alquiler fijado nacionalmente en el marco de un
acuerdo contractual.
En 2016 el CNC dedicó más de dos millones de euros en Educación
y cine. Los demás socios institucionales han aportado más de 10
millones para financiar en particular las entradas y el transporte de
los alumnos más alejados de las salas de cine. Los 3,78 millones de
entradas registradas en este marco han generado 9,45 millones de
taquilla compartida entre exhibidores y distribuidores.
En casi 27 años, de 1989 a 2016, el cine francés ha ganado cerca
de 91 millones de espectadores anuales, pasando de 121 millones a 212
millones en parte gracias a la asistencia de 1,5 millones de alumnos
(el 12% de los alumnos franceses) que reciben cada año 3 sesiones de
cine, una verdadera educación cinematográfica.
Por otra parte, el impacto de dichas operaciones se ha traducido
en la creación de una red de amigos de Educación y cine compuesta
de miles de socios: docentes, salas de cine, educadores, profesionales
del cine, asociaciones culturales, festivales. Esta cadena humana de
transmisión es una ventaja fundamental para el futuro.
De hecho, desde hace ya varios años, el CNC –en colaboración
con la Dirección de los Asuntos Europeos e Internacionales– ha
puesto en marcha unos programas de cooperación en el extranjero
en el campo de la educación cinematográfica. Dichos programas
se han iniciado a petición de los servicios de cooperación y acción
cultural de las embajadas, de los institutos franceses, o de docentes
que están ejerciendo en el extranjero y que habían participado en
operaciones de Educación y cine cuando trabajaban en Francia. Las
películas programadas se seleccionan de las listas nacionales (más
de 200 títulos) o forman parte del catálogo de películas adquiridas
por el Instituto francés. El CNC proporciona los documentos de
acompañamiento en francés o autoriza la traducción en la lengua
nacional del país interesado.
Además de Taiwán, Rumanía o Marruecos, donde Colegio y
cine dio comienzo en 2011 por parte de los institutos franceses de
Casablanca y de Mequínez, se han puesto en marcha colaboraciones
con varios países de América Latina. En El Salvador, por ejemplo,
1...,43,44,45,46,47,48,49,50,51,52 54,55,56,57,58,59,60,61,62,63,...92
Powered by FlippingBook