Aca225web - page 55

ACADEMIA
53
En el caso de Hoy vamos al cine
tenemos algunos propósitos muy
claros:
1
Ser un programa al servicio de cualquier centro
educativo de primaria, secundaria o bachillerato
de España.
2
Intentar que participen todas las asociaciones
y federaciones de la industria cinematográfi-
ca, con un papel protagonista de la Academia de
Cine, el ICAA, el Ministerio de Educación, Cultura
y Deporte y las Consejerías de Educación de las
Comunidades Autónomas.
3
Conseguir que los jóvenes adquieran el hábito
de asistir a las salas de cine para poder disfru-
tar de las obras cinematográficas en el formato
para el cual fueron creadas y concebidas.
4
Despertar vocaciones
creativas en los alumnos.
5
Transmitir el respeto a los derechos
de propiedad intelectual.
6
Conseguir de manera natural
una cierta cohesión cultural.
7
Y, por encima de todo, conseguir la alfabeti-
zación audiovisual de los alumnos para que
puedan disponer de una herramienta más para
comunicarse con el mundo.
¿Y cómo se consigue todo esto? Desde luego,
con el trabajo de todos y con el apoyo legislativo,
moral y material de las instituciones públicas
que son las que en último término deben velar
por la educación de los ciudadanos. Y abriendo
el debate, con más y más proyectos y programas
que traten de lograr la alfabetización audiovisual
de la sociedad, hasta conseguir que estas materias
lleguen a formar parte del currículum oficial de las
enseñanzas obligatorias.
• Nieves Maroto es directora de Super8 Distribución.
• Maryse Capdepuy es gestora cultural.
• Eduardo Rodríguez Merchán es profesor e investigador.
Las premisas en las que se basa nuestra
propuesta son las siguientes:
Los alumnos se trasladan a los cines
para ver las películas en
alta calidad (DCP). La importancia de la asistencia a salas como acto
social y la visión de las películas o series en alta calidad son decisivas
en la metodología de este programa, pues imprime en los jóvenes
espectadores una determinada conciencia de la importancia cultural
de los productos audiovisuales y el reconocimiento de sus autores y
creadores.
Los profesores reciben formación audiovisual
presencial,
específica y previa sobre la película seleccionada. Ellos también
asisten a las salas cinematográficas, lo que beneficia en los aspectos
antes señalados, pues también como docentes experimentan la
sensación del visionado cinematográfico como acto social, cultural y
creativo.
Un comité de expertos selecciona tres películas
de
diferentes géneros y nacionalidades específicamente apropiadas para
cada curso escolar y para cada grupo de edad (desde los 6 hasta los 18
años, los alumnos se dividen en 4 grupos para facilitar el trabajo).
Las películas se seleccionan entre las que han sido
exhibidas
en salas cinematográficas meses atrás. Este aspecto vuelve
a redundar en la metodología del programa: consigue darle un viso
de actualidad cultural y social al programa, en tanto reivindica unos
meses más adelante lo mejor de la cartelera (o lo más apropiado para
el estudiante).
Se facilita material pedagógico
exclusivamente audiovisual
preparado específicamente para el programa. En este material se
hace hincapié sobre todo en los aspectos del lenguaje audiovisual,
pero se abren una serie de cuestiones o preguntas que permiten a los
tutores o profesores analizar con los alumnos otros conceptos sobre
el contenido de las películas vistas en materias como Valores éticos,
Filosofía, Historia, etc.
Existen muchos y muy buenos programas de educación y cine
en España. Nos felicitamos por ello y felicitamos a sus creadores
por el gran esfuerzo que supone haber logrado ponerlos en marcha
en un país donde los apoyos a estas iniciativas han brillado por su
ausencia en la mayoría de las ocasiones. Cuantos más proyectos y
programas aparezcan, más oportunidades tendremos para acertar en
la metodología a aplicar.
1...,45,46,47,48,49,50,51,52,53,54 56,57,58,59,60,61,62,63,64,65,...92
Powered by FlippingBook