Aca226web - page 33

En aquellos primeros años de la Escuela, se hablaba de cine
latinoamericano o de cine español, no estaba tan desarrollado el
concepto de cine iberoamericano que tomaría fuerza diez años más
tarde con la concreción del programa Ibermedia.
Este programa fue una plataforma de impulso muy importante en la
coproducción iberoamericana, así como lo fue la EICTV, que creó lazos
profesionales interiberoamericanos muy fuertes. A partir de la creación
de este programa se realizaron películas en coproducción entre países
que nunca antes se habían asociado en el plano audiovisual.
En los últimos años, la financiación de las coproducciones
se ha complicado mucho porque prácticamente todos los países
iberoamericanos han aumentado sus exigencias de gasto nacional, lo
que complica mucho el diseño de la coproducción.
El panorama audiovisual está en un momento de muchos cambios,
ya que han entrado en juego otras fuentes de financiación como
son los incentivos fiscales en varios de los países iberoamericanos,
se ha desarrollado más la participación activa de operadores de
televisión y han entrado con mucha fuerza las plataformas digitales
en la producción. Estos cambios ocurren muy rápido e impactan en
la manera de producir. Todavía es difícil prever cómo afectarán a
la coproducción porque tiene injerencia en la territorialidad de los
acuerdos, ya que las nuevas plataformas digitales exigen cada vez
más una participación global. Este hecho, unido a que los acuerdos
de coproducción todavía no reflejan estos cambios, dificulta la fluidez
de la aplicación de los mismos a la hora de llegar a acuerdos con los
coproductores.
Para sacar el mayor partido posible a esta fórmula, es importante
usar el dinero y lo mejor de cada país participante para que luzca al
máximo en la pantalla. Que la película crezca por ser una coproducción
y que no se “encorsete” para tratar de cumplir las reglas a veces rígidas
y atemporales de las mismas.
Gastarse el dinero en dietas, hoteles y viajes es siempre algo que
me molesta mucho a la hora de diseñar una coproducción. Por eso,
intentamos siempre desplazar el mínimo equipo posible al lugar de
rodaje y utilizar al máximo los equipos y facilidades de los países
coproductores.
En mi experiencia personal, los equipos con los que hemos rodado
tanto en Argentina, Cuba, México, República Dominicana, Uruguay o
Perú se han acoplado perfectamente.
La base de un buen trabajo de equipo es el respeto al trabajo del
otro, aunque suene obvio no es fácil de cumplir. El cine tiene reglas
bastante similares en todos lados, pero los
ritmos y las formas de trabajo no son las iguales.
Tampoco lo son las normas de trabajo, el número
de horas de las jornadas, las horas extra, las horas
de descanso, los cortes para las comidas, etc. Para
que un rodaje en un país extranjero funcione es
básico que se conozcan las reglas del lugar y se
respeten. El equipo que viaja tiene que acoplarse
al del país que lo acoge y pactar las mismas reglas
para todos o las tensiones no tardarán en llegar.
Entre países como Argentina y España hay
un pequeño star system de actores conocidos en
ambas orillas. Asimismo lo hay en menor medida
con otros países. También aquí las plataformas
digitales están cambiando el panorama, ya que
han facilitado la circulación de series y películas
Iberoamericanas, propiciando la creación de un
talento reconocible en toda Iberoamérica, que de a
poco va permeando también al cine.
La creación de premios iberoamericanos como
los Platino o los Fénix también ayudan a que el
talento circule en todo el territorio.
Lo que todavía no ha logrado solucionar
el cine iberoamericano es la circulación de
las películas en las salas de estreno, salvo en
los países coproductores, ya que esto es un
requerimiento tanto de los Institutos de Cine
como de los fondos como Ibermedia o Eurimages.
En este sentido, las plataformas digitales también
están permitiendo que circulen las películas
por más territorios, aunque de una forma muy
diferente a la que estábamos acostumbrados.
Posiblemente en un futuro cercano debamos
revisar las reglas de distribución comercial, así
como las de coproducción, para flexibilizarlas ante
lo cambiante que se plantea la comercialización
de las películas, con ventas globales para su
financiación, y las ventanas de difusión. Este tema
daría para un artículo entero ya que tendrá mucha
influencia en los acuerdos de coproducción
futuros y lo está haciendo en los actuales.
"La coproducción afronta retos por la llegada
de las plataformas digitales de difusión"
ACADEMIA
31
1...,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32 34,35,36,37,38,39,40,41,42,43,...112
Powered by FlippingBook