Aca226web - page 59

ACADEMIA | Nacho Vigalondo
57
Al final, Gloria acaba teniendo un relato propio.
Una victoria paraunpersonaje femenino es poder imponer su
propiavoz.Deigualmaneraquelavictoriadefinitivadelcinefeme-
nino seríaque lasmujeres pudieranhacermuchasmás películas.
¿Colossal
siempre fue un proyecto internacional?
No. La primera versión de guión se titulaba Santander. Y la
primera secuencia ocurría en la estación de autobuses de San-
tander, porque Gloria había venido desde Madrid. Todas mis
películas tienen algo autobiográfico. En este caso, Nueva York
yNewHampshire hablan demi relación conMadrid y Cabezón
de la Sal, en Cantabria, donde nací. Tenía la idea de llamarla
Santander para que el público internacional viviera conmiste-
rio los nombres de las ciudades que aparecían, como en Fargo,
donde la acción no transcurre en Fargo. La película se iba a lla-
mar Santander e iba a transcurrir en Cabezón de la Sal. Aunque
cambióde escala y se volviónorteamericana-canadiense, sigue
teniendo un vínculo estrecho conmi vida. De hecho, si desen-
trañas la palabra Colossal te sale Cabezón de la Sal.
¿En qué punto se suma Hathaway?
Muy pronto, al poco de terminar el guión y entregarlo a mi
agencia. Lo leyó y le gustó, así de asquerosamente sencillo.
Estoydispuesto a aceptar que no voy a pasar por otromomento
así en mi vida. Pocas veces es tan visible cómo tu vida gira 180
grados en un momento, con una llamada de teléfono.
¿EnEspaña se verá comounapelículadeAnneHathawayode
Nacho Vigalondo?
En Estados Unidos la lectura ha sido: ¿qué es esto que ha
hecho Anne Hathaway? ¿Una película de un tío de España que
se llama cómo? Mi nombre allí es muy gracioso. Aquí Nacho
Vigalondo es anodino, pero allí es espectacular. Les encanta a
los niños. Para ellos los nachos son los triángulos de maíz, no
hay más. Es como llamarse Burrito Jiménez. Aquí está por ver
si la gente irá a verla porque es de Anne Hathaway o dejará de
ir a verla porque la he hecho yo [ríe].
La cinta se estrenó en Estados Unidos con cuatro copias para
después ir creciendo.
El lanzamiento no tuvo nada que ver con los estrenos con-
vencionales, veías a Fast & Furious con 3 000 copias y nosotros
con cuatro. Yo no conozco el mercado como los distribuidores,
quehacenmuybien su trabajo. EnEspaña se preestrena enMo-
vistar+ antes que en salas. España está en una situación deli-
cada en cuanto a distribución, es unmercadomuchomás débil
que los de los países que nos rodean. Me parece que para que la
distribución evolucione sin que se pierdan espacios como las
salas de cine, que me parecen importantes, tienen que estar a
la altura tanto las empresas vinculadas como el propio espec-
tador. El espectador tiene que poner de su parte.
¿Le atrae volver a rodar en España?
Me gustaría tener la libertad de poder rodar aquí o allí,
según salga. Quizás lo tenga un poco más difícil aquí, hoy por
hoy. Ayudaría que una películamía tuviera una buena acogida,
pero aunque no sea ese el caso me encantaría seguir rodando
enEspaña. El rodaje de Extraterrestre ha sido elmás placentero
de mi carrera.
¿Tiene algún proyecto sobre la mesa?
Estoy haciendo girar tres platos chinos, y estoy deseando
que solo se rompan dos. Estoy haciendo una apuesta fuerte
además por una historia que no he escrito yo, ya que nunca he
querido encerrarme solo con mis propios juguetes.
Nacho Vigalondo, más allá de cineasta, es una presencia pú-
blica bastante notable, por ejemplo en redes sociales. ¿Cree que
eso hace que su cine se vea de otra manera?
Si alguienmira lo que yo hago con otros ojos porque existo
a otros niveles, allá esa persona, no puedo hacer nada. Creo
que el consumo que yo practico no está condicionado por la
proyecciónde ciertas personas en ciertos ambientes; lo queme
preocupa es que el cine de Fulanito sea disfrutable al margen
de Fulanito.
Sin caer en el victimismo, hay un cierto desprecio hacia al-
gunos artistas con proyección, que es una cosa muy española.
No es algo mayoritario, ni es algo especialmente significativo,
y creo que más que con la envidia tiene que ver con el tamaño
de España. Viajando fuera, te das cuenta de lo pequeño que es
este país, y de lo cerca que estamos los unos de los otros. Esa
proximidad inevitable hace que cuando alguien como Penélope
Cruz o (a una escala muchomás pequeña) yomismo, tiene una
proyecciónvitaldiferentealoesperado,hayciertaspersonasque
reaccionancomosi el vecinodel tercerode repentedisfrutarade
algoquenomerece. Esasdinámicas siemprehanexistidoy tam-
poco debemos darles más espacio en nuestras conversaciones.
1...,49,50,51,52,53,54,55,56,57,58 60,61,62,63,64,65,66,67,68,69,...112
Powered by FlippingBook