Aca227web - page 76

ACADEMIA
74
ESPAÑA Y HOLLYWOOD
almismo tiempoqueungrupode escritores españoles llamados por los
estudios americanospara realizar versiones ennuestro idiomadeéxitos
americanos. Contratadapor laMGM, laversátil y fotogénicadonostiarra
dio el salto a las cintas en inglés gracias a su facilidad para los idiomas y
a la ayuda del escritor ydramaturgoEdgar Neville ydeCharles Chaplin.
Buster Keaton, Norma Shearer, RobertMontgomery, LeslieHoward –su
gran amor– yRobert Taylor compartieron fotogramas con la diva vasca,
que en su primera prueba se negó a besar a Clark Gable, un gesto que
la hizo famosa.
De Neville a Blasco Ibáñez
Brillante en las relaciones sociales, EdgarNeville emprendióen 1928
la aventura americana como diplomático, aunque el deseo del realiza-
dor de La torre de los siete jorobados era trabajar en Hollywood, donde
se relacionó conCharles Chaplin –su casa fue puntode encuentrode los
españoles que se instalaron en Hollywood para trabajar en los prime-
ros filmes sonoros–, el matrimonioMary Pickford y Douglas Fairbanks
y Stan Laurel y Oliver Hardy. Contratado como escritor por la Metro
Goldwyn Mayer, Neville, que trabajó con Ernst Lubitsch, fue funda-
mental para establecer el SpanishDepartment de laMetro, estudio que
también contrató a sus amigos escritores José LópezRubio, Jardiel Pon-
cela –adaptó su propia obra Angelina o el honor del brigadier en verso,
un formato que no se había utilizado nunca y fue un éxito–, Eduardo
Ugarte y Tono de Lara, que respondieron con un sí a su llamada.
A este clan se sumó Luis Buñuel como guionista del departamento
de versiones en francés, pero a los pocos meses se volvió a España.
Posteriormente, el cineasta aragonés firmódos producciones para com-
pañías estadounidenses en México: Robinson Crusoe y The Young One.
Pero si hubo un escritor que deslumbró aHollywood, este fue el va-
lencianoVicenteBlasco Ibáñez, a quien se le abrieron las puertas por su
novela Los cuatro jinetes del Apocalipsis, que en su primera adaptación
cinematográfica contó con Rodolfo Valentino, bajo las órdenes de Rex
Ingram. A esta versión de 1921 le siguió la que firmó en 1962 Vincente
Minnelli con Glenn Ford, Ingrid Thulin y Charles Boyer. Valentino y
Blasco Ibáñez volvieron a unirse enSangre y arena, que tuvoun remake
en el que Tyrone Power tomaba el testigo de Valentino. La repercu-
sión de Blasco Ibáñez también alcanzó a Greta Garbo, que debutó en
Hollywood con Entre naranjos (The Torrent) .
‘El rey del mambo’, un pianista
y el maestro del surrealismo
Rosita Díaz Jimeno (Angelina o el honor de un brigadier), Catalina
Bárcena (la mayoría de los filmes que realizó fueron adaptaciones de
Desde los tiempos de las películasmudas hasta
las cintas en3D , nuestropaís ha estadopresente en
el cine norteamericano. La ilusión y la esperanza
llevaron a nuestros profesionales a emigrar a Ho-
llywood, muchos hicieron realidad sus sueños y
otros no encontraron lo que esperaban. Este es el
resumen de algunos de estos soñadores.
Fueron muchos los españoles que se traslada-
ron aHollywood, tantos que llegaron a formar una
colonia en los años 30, en los inicios del sonoro,
cuando no existía el doblaje y los subtítulos, y se
decidió producir versiones en diferentes idiomas
de las películas que se rodaban en inglés. En algu-
nos casos se utilizaban losmismos decorados y los
equipos extranjeros filmaban por la noche, mien-
tras queenotros sehacíanpelículas originales. Una
de las primeras fue el Dráculaque recogía el testigo
del clásicodeTodBrowningyque fue adaptadapor
Baltasar Fernández Cue, también conocido como
Baltasar Pola. Íntimo amigo de Gloria Swanson y
acompañante de Greta Garbo, este asturiano fue
contratado para traducir y adaptar los diálogos al
castellano de películas de la Fox, Warner Bros y la
Universal, compañía que le puso al frente de toda
la producción hispana entre 1930-31.
Antes, en los tiempos del cine mudo, el madri-
leño AntonioMoreno era la gran estrella y competía
con los otros dos grandes nombres del momento:
Rodolfo Valentino y Ramón Novarro. Partenaire de
Greta Garbo, Gloria Swanson, Pola Negri, Clara Bow
yMarionDavies y propietario de una extensa filmo-
grafía,debutóen1912yfuesecundariodelujojuntoa
JohnWayne enCentauros del desierto. De formación
teatral, fue el primer galán español que trabajó en el
cine de Estados Unidos, donde realizó las primeras
dobles versiones –interpretaba el mismo papel en
la versión en inglés y en la española– e intervino en
cerca de 100 títulosmudos. Y es que el protagonista
deTheSpanishDancer fue testigoypartícipede toda
lahistoriadelcine,porqueestuvodesdeelprincipio,
cuando nació el cine y Griffith rodaba sus primeros
cortos y también cuando se fundóHollywood.
La primera española que se situó de manera
significativa en Hollywood fue Conchita Monte-
negro, que viajó a la fábrica de sueños en 1930, casi
Muchos cineastas españoles
llegaron a Hollywood bajo las
dobles versiones de las cintas
1...,66,67,68,69,70,71,72,73,74,75 77,78,79,80,81,82,83,84,85,86,...124
Powered by FlippingBook