Aca227web - page 9

ACADEMIA
7
tendría que ser reflejado también desde el mundo del arte en general y
del cine en particular.
Hollywood, pues, comenzó a abrir posibilidades para los artistas
latinos, no solo a la hora de incrementar el número de actores,
directores y guionistas de origen hispano, sino también en las tramas
argumentales, los conceptos ideológicos y el tratamiento general
que recibía la comunidad latina en las pantallas hollywoodienses.
A día de hoy esa lucha continúa, pues son muchos los espacios por
conquistar, pero ha sido mucho el camino recorrido.
Yo me vanaglorio de haber tenido la oportunidad de interpretar
un buen número de héroes latinos en películas norteamericanas,
especialmente teniendo en cuenta lo que se me había dicho nada
más llegar: si quieres hacer carrera aquí prepárate para hacer siempre
papeles de villano. Eso es lo que siempre nos toca a nosotros. Ahora
me doy cuenta del alcance que eso tuvo en su momento para millones
de latinos, que se habían sentido menospreciados, deformados e
incluso insultados desde las pantallas de cine.
En los últimos tiempos, muchos hispanos han conseguido alcanzar
éxitos en otro momento impensables para nuestra comunidad, entre
ellos muchísimos españoles que desde la interpretación, la dirección,
la fotografía, el vestuario, la música o incluso el trabajo como
ejecutivos de los grandes estudios han aportado calidad, personalidad,
solidez y creatividad, especialmente en unos momentos en los que
nos vamos dando cuenta de que Hollywood no es ya un lugar, sino una
marca. Este mundo globalizado entiende que París, Londres, Buenos
Aires o Madrid son posibles platós y posibles escenarios de un cine
global, llámese este Hollywood o como se le quiera llamar.
Sí, se han conseguido cosas, se han roto moldes y se ha ganado
el respeto, pero ahora debemos de entender que el terreno de
juego está cambiando, que lo está haciendo a mucha velocidad y
debemos entender también que quizás la lucha ahora no es tanto la
reivindicación de lo hispano, lo afroamericano o lo asiático. La lucha
ahora es saber quién se hace con la pantalla global. Se ve más cine que
nunca, pero ya no se hace en los formatos tradicionales. Surgen nuevos
estudios cinematográficos que, en realidad, están
trabajando más para la televisión que para el
cine. Los avances tecnológicos se imponen en
la manera de observar la obra cinematográfica,
y esta se distribuye de forma incontrolable,
hasta el punto de dañar de forma irreversible la
producción de contenidos.
Después de hablar de lo hispano, de sus luchas
por conquistar posiciones, de los esfuerzos por
pertenecer, por sentirse parte de… Después de
todo esto, nos vamos dando cuenta de que las
preguntas a las que hoy hemos de responder son
otras.
¿Se va a producir una pérdida de identidad
en medio de esta tormenta tecnológica? ¿El
cine de pequeño formato será relegado hasta su
desaparición? ¿Se producirá una destrucción de
las cinematografías locales, o por el contrario se
abre un mundo de oportunidades que dé cabida
a todas las formas de expresión en el universo
audiovisual, sin que existan conflictos derivados
de la raza, la religión o la nacionalidad de los
creadores?
¿Se están rompiendo barreras y lo único que
nos separa de la aceptación es el talento de los
artistas?
Desde luego hay que estar atentos, porque allí
donde se abren oportunidades también se pueden
producir desastres irreparables. Todo se mueve
a mucha velocidad, y ha pasado en muy poco
tiempo.
• Antonio Banderas es actor, director y productor.
Los reyes del mambo tocan canciones de amor
1,2,3,4,5,6,7,8 10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,...124
Powered by FlippingBook