Aca228web - page 33

ACADEMIA
31
U
n cartel de cine es el resumen en una sola imagen de los 150
mil fotogramas de una película. Es la punta del iceberg de toda
una historia y el reclamo que quedará grabado para siempre en
nuestra retina. Y ahora, en la era de las telecomunicaciones, el
cartel y sus respectivas aplicaciones cobran aún más protagonismo
gracias a internet, plataforma de expansión indiscutible que nos exige
nutrirlo con cada vez más y mejores contenidos.
Es, sin duda, la imagen principal desde la cual se desarrollarán
infinidad de piezas que componen una campaña integral de
comunicación, como pueden ser los carteles de personajes, motion
poster, dossiers de prensa, lonas, displays, web, campañas online,
anuncios, títulos de crédito, etc.
El cartel de cine se compone principalmente de dos elementos: una
imagen y una tipografía. Esta sencillez es lo que justamente lo hace
tan complejo. La correcta selección e implementación de estos dos
componentes es lo que permitirá comunicar el género de la película
y alcanzar la fuerza visual que se pretende, que apele al espectador
y/o consumidor. Un cartel deberá ser siempre atractivo, y que no deje
indiferente.
Lo primero que descubre el público antes de ver una película son
sus materiales: carteles, banners, tráiler, etc. Estos componentes son el
envoltorio del caramelo que, según el aspecto que tengan, decidirán si
comérselo o no.
Una de las claves de éxito en una campaña de promoción de una
película son sus materiales. Al igual que la película en sí es importante,
lo que piense o crea la gente de ella también es fundamental. No tiene
sentido crear una maravillosa historia si luego el público la desconoce
o su apariencia no es lo suficientemente atractiva.
En alguna ocasión nos ha pasado que, una vez acabada la película,
surge la inquietud de que no tiene cartel ni ningún tipo de elemento
promocional. Para llevar a cabo una buena promoción, esta debería de
realizarse desde antes de rodar la película.
Partiendo del guión, podremos desarrollar ideas para
posteriormente proceder a la preparación de una sesión de fotos
con los actores. De esta manera, obtenemos una amplia variedad
de materiales de calidad que nos servirán para
generar una sólida campaña.
Cada película tiene su propia identidad, cada
contexto cultural es diferente y, por ello, sus
materiales deben de ser consecuentes. Barfutura
confecciona un minucioso proceso de trabajo
para lograr captar el máximo potencial en cada
proyecto, y que podríamos resumir en cuatro
apartados.
El primero sería un constante y profundo
diálogo con el cliente, que nos permita enfocar
correctamente el proyecto, analizando el guión, el
briefing y su contexto, extrayendo y definiendo los
puntos clave.
El segundo punto sería elaborar una estrategia
donde concretamos lo que el proyecto debería
reflejar a través de sus atributos, valores,
posicionamiento y tono.
Un tercer punto importante en este proceso
es el desarrollo de las ideas, y los conceptos de la
identidad. Todo ello acompañado de una sesión de
fotos para generar un material gráfico de calidad,
y que nos permita lograr un resultado óptimo.
Por último, aplicamos dicha gráfica al resto de
piezas que compondrán la campaña, generando
una identidad sólida y garantizando una
experiencia visual relevante.
Podríamos concluir que la campaña de una
película sería como la cocina, cuantos más y
mejores ingredientes tengamos, mejores platos
cocinaremos. Todo ello condimentado, por
supuesto, con mucha pasión.
• Sergio González Kühn es fundador y director creativo de
Barfutura.
SergioGonzález Kühn
Uncartel
atractivo y emocionante
LA PROMOCIÓN EXTERIOR, CLAVE PARA EL ÉXITO
1...,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32 34,35,36,37,38,39,40,41,42,43,...116
Powered by FlippingBook