Aca228web - page 51

ACADEMIA
49
PUBLIRREPORTAJE
ventana. Y esto se consigue generando un rango diná-
mico similar al de nuestros ojos.
Durante décadas hemos estado acostumbrados a
la separación entre nuestra visión real del mundo y la
experiencia, muy diferente, del visionado de televisión
en el hogar. Y esta situación tampoco cambió con el
cambio hacia pantallas LCD y plasma. Sin embargo, las
tecnologías de los monitores comenzaron a avanzar con
rapidez, como resultado de la incorporación de nuevas
tecnologías y el número cada vez mayor de fabricantes
globales. Los nuevos desarrollos ya mostraban incre-
mentos tanto en la luminosidad como en el control de
los niveles de negro. Pero ¿es el HDR simplemente una
elevación dramática en la luminosidad de las pantallas
de televisión? No, definitivamente, no. La esencia de la
imagen HDR es una luminosidad incrementada, pero
acompañada de un aumento significativo del rango
dinámico, donde tanto la luminosidad de lo más ilumi-
nado y todos sus detalles son aumentados para emular
mejor el mundo real mientras que, al mismo tiempo, el
display puede representar detalles en porciones muy
oscuras de la imagen. Esto ofrece al espectador una re-
presentación en la que tiene un contraste de las escena
mucho mayor que en la experiencia de visionado que
tenía tradicionalmente.
Al aumentar los picos de luminosidad y el contraste
se mejoran las escenas de exteriores, haciéndolas mu-
cho más reales, por ejemplo, la luz del sol que se cuela
a través de las hojas de los árboles es mucho más natu-
ral, o la reproducción de las variaciones de contraste de
las nubes, que las distingue del color del cielo de fondo.
Además, los displays HDR ofrecen mejoras en las esce-
nas poco iluminadas, como los interiores con luz tenue o
los exteriores, de noche. Los directores y productores de
películas y series para televisión adoran explotar las es-
cenas oscuras, para intensificar el drama. El HDR aporta
una nueva capacidad para representar el contraste sutil
y las variaciones de color en la ropa oscura y sus texturas
en las escenas poco iluminadas. Y la reproducción de los
reflejos cuenta con una mejora espectacular (por ejem-
plo, los colores de las luces de un árbol de Navidad).
El volumen de color es un término relativamente nue-
vo en la conversación actual de la industria sobre la repro-
ducción del color mejorada. La apariencia subjetiva de los
colores en el display es una mezcla de su tonalidad, satu-
ración y brillo. Una importante aportación a la mejora de
la imagen que ofrece el HDR es la elevación del colorido
gracias a los mayores niveles de luminosidad. Las nuevas
pantallas cuentan con gamas de color más amplias, lo que
les permite representar una gama más extensa de colores
reales, mientras que el HDR mejora la representación de
estos colores. Pero el HDR no solo mejora la reproducción
de estos, sino que a nivel artístico permite ampliar el mar-
gen visual de cada escena, con lo cual las posibilidades
artísticas y creativas se incrementan, aporta una nueva
forma de contar las historias a nivel visual.
A medida que las nuevas capacidades de los displays
HDR son el motor principal tras el HDR, hay asuntos im-
portantes en cuanto al flujo de trabajo, relacionados con
la producción de material HDR. Hay incluso considera-
ciones de infraestructura cuando el material HDR tiene
que transmitirse a través de un sistema de emisión de
televisión. De ahí el enfoque actual de la industria en la
estandarización del HDR, para conseguir que el conte-
nido creado para TV (programas, deportes, etc.) en HDR
pueda llegar al espectador.
Teniendo en cuenta la velocidad con la que los desa-
rrollos estaban apareciendo en las tecnologías de ima-
gen de cine digital la industria ha respondido con una
rapidez inusual, permitiendo acercar al espectador la
realidad, tal y como se ve.
1...,41,42,43,44,45,46,47,48,49,50 52,53,54,55,56,57,58,59,60,61,...116
Powered by FlippingBook