Aca229web - page 12

ACADEMIA
10
personales. Para mí es cuando el público se conmueve con lo que estás haciendo, le transmites
algoqueno esperaba, pero almismo tiempoquiere sentirlo. Es entonces cuando se estableceuna
comunicación que tratas de que llegue con toda naturalidad, hasta el fondo, y con la suficiente
técnica para que no te desgaste.
¿Cuándo se quedó enganchada a la interpretación?
Nohaynada concreto. Fue elmisterio, elmisteriodel teatro, de loquepasabadetrás de las puertas
de El Español, donde pensaba que pasaba algo mágico. Allí había otra realidad, otro momento
que no tenía nada que ver con lo de fuera. Era distinto el tiempo, la gente quizá tenía losmismos
problemas pero lo planteaban de manera distinta porque estaba el punto de vista de un autor
sobre lo que estábamos viviendo. Yo todo esto no lo sabía, pero tenía curiosidad por saber qué
pasaba enesemundoque yodesconocía y sabía, demanera intuitiva, quede alguna formame iba
a salvar. Uno trataba de huir de lamediocridad, de lo que era el país en esemomento: era terrible,
todo oscuro. Detrás de las puertas del teatro había algo queme interesaba experimentar y estaba
la posibilidad de ponerme ahí y saber qué podía aprender y qué podía aportar. Sobre todo era la
magia, y yo quería participar de esa magia.
¿Ha despejado esas incógnitas?
Si he aportado algo lo tienen que decir otros. Yo he conseguido entender que este oficio se trata,
fundamentalmente, de tomarlo con absoluto rigor y seriedad. Este oficio necesita entrega, co-
raje, fuerza, que no te venza el desaliento. Dedicarte a algo que te gusta mucho te mantiene
vivo, alerta.
“No soy una imagen”
En una actriz, ¿cuánto importa la imagen?
Es fundamental en la medida en que es importante para los demás lo que haces. A veces se con-
funde el personaje con la persona: interpretas a una diva y también tienes que ser diva en tu día a
díayen lacallenopuedes ir congafasyvaqueros. Yosoyunapersona, nosoyuna imagen,megusta
ir con la cara lavada y que eso se admita. La imagen funciona en un estreno, en una alfombra roja.
¿De donde sale su inspiración para dar forma a los personajes?
Lo primero es leer bien la historia, saber qué quiere proponer el director y dárselo con el alma.
Hay que tocar bien el violín porque él es el que lleva la batuta. Partiendo del guión, estudio lo
que dicen del personaje los otros personajes, y preparo lo que yo entiendo que quiere decir y no
dice. No veo donde acaba, sino donde empieza para conocer de dónde viene y dónde va, y sus
razones para hacer lo que hace. Todo ayuda a encontrar el personaje –maquillaje, peluquería,
vestuario...–. Cuando el personaje está muy fuera de mí, miro a mi alrededor. A veces voy por la
calle y pienso que el personaje se parece a una persona que acabo de ver, que tiene sus matices,
sus colores. Y a partir de ahí empiezo a jugar.
¿Qué tiene que tener un personaje para que le atraiga?
Un personaje es bueno en la medida en que la historia y el director lo son. Es un todo. Puedo
pensar que el personaje tiene matices, una curva de sentimientos que te hace pasar de la nada
al todo, pero si eso no se ve, si está en el aire, si la historia no funciona y el director no tienemuy
claro que hacer con aquello…
¿Se ha encontrado conmuchos directores indecisos?
Hay cineastas que admiten la discusión y las dudas y otros no porque tus propuestas les provo-
can inseguridad. Hacer una película es caro, los equipos trabajanmuy duro, hay que cumplir los
horarios y no puedes perder energía en debates. Hay que ser humilde. Una siempre quiere estar
maravillosa en todos los planos, pero esto no depende solo de ti.
1...,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11 13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,...128
Powered by FlippingBook