Aca229web - page 21

Huerta, Rafael Téllez yMaría León). Un director no
es nadie sin sus actores.
Desde que se estrenó en Toronto, donde logró el
Premio Fipresci, todo han sido buenas críticas y feli-
citaciones.
Estamos muy felices porque el recibimiento en
losfestivalesinternacionaleshasidofantástico.Todos
hanqueridolapelículayesomehahechouna ilusión
especial porque nunca sabes realmente lo que estás
haciendo. Es todo cuestión de fe e intuición.
El autor
parte de una novela de Javier Cercas. Han
pasado 30 años hasta que se ha llevado a imágenes
esta reflexión sobre el proceso creativo, ¿qué ha sido
lo más complicado?
Encontrar el tono, transitar por ese puntode sá-
tira en el que no sabes si reírte o angustiarte. Era un
riesgo, pero me divertí tratando de hacerlo, aun-
que siempre existía la espada de Damocles de que
no funcionara. Le decía amimontador, Ángel Her-
nándezZoido, que comono seentendiera el tonoyo
estabamuerto con esta película. Él es fundamental
en todos mis trabajos.
¿En alguna ocasión la creación ha llegado a con-
vertirse en una obsesión?
Siempre es una obsesión. El mero hecho de
pensar que quieres crear un mundo paralelo, un
mundo nuevo, aunque sea una fantasmagoría,
te empuja de una forma que es imposible no tener
un coste emocional muy fuerte. El que se dedica al
arte tiene que soñar con su trabajo, es imposible
que sea de otra forma.
¿Tiene una definición de lo que es ser creador?
Un iluso jugando a ser Dios.
¿Qué ha supuesto
El autor
en su trayectoria?
Un riesgo, una exploración de un nuevo registro.
Churros calentitos
Le ha dedicado la película al distribuidor y productor de cine independiente
Josetxo Moreno.
Fue un gran amigo, me ayudó mucho en mi carrera. A mis amigos los
quiero con todo mi corazón.
¿Alguna anécdota destacable del rodaje?
De madrugada me paraba de camino a comer churros. Creo que la pe-
lícula tiene un cierto espíritu vital por la buena cantidad de churros ca-
lentitos queme he tomado. He engordado unos cuantos kilos, pero nome
arrepiento.
Ya está con un nuevo proyecto,
The Miramar Murders.
Estamos rodando desde hace dos años la historia de Pablo Ibar,
que estuvo condenado a muerte y lleva 23 años en la cárcel por un
asesinato que, quizás, no cometió. Está siendo un viaje complicado
e intenso.
¿Hay modas y tendencias en el cine español? ¿Se siente fuera de
ellas?
Vivimos enuna sociedadde tendencias y, probablemente, somosmás
hijos denuestro tiempoynuestra ‘tribu’ de loquepensamos. Todos somos
deudores de algo. Aveces creemos que el libre albedrío esmás importante
de lo que realmente es. En cualquier caso creo que el enemigo es la identi-
dad, es la que nos hace esclavos. Luchar contra la identidadde unomismo,
contra lo que uno se supone que es o quiere ser es el mayor ejercicio de
libertad que trato de hacer.
De no hacer películas, ¿qué le gustaría hacer?
Sería marino. Me fascinan los barcos y el mar.
ACADEMIA
19
Manuel Martín Cuenca y Javier Gutiérrez.foto: julio vergne
1...,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20 22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,...128
Powered by FlippingBook