Aca229web - page 94

ACADEMIA | Ramón Salazar
92
“La insatisfacciónvienedeplantar nuestroobjeto
de deseo en el futuro y no en el presente”
En el rodaje de su anterior filme,
10.000 noches en ninguna parte
, está
el germen de
La enfermedad del domingo
.
Lo tuve claro. Mi siguiente historia, fuera la que fuera, sería una en la
queSusi Sánchez sería laprotagonista.Noqueríaperderme laoportunidad
de repetir y profundizar en su capacidad creativa. Pero otras píldoras se
unen en esa época a la configuracióndel germende esta película: el deseo
de hacer una historia centrada únicamente en dos personajes en contra-
posición ami tendencia a abrir las historias hacia lo coral, la idea de contar
un reencuentro entre madre e hija, el tema del abandono...
Cuandoiniciaunprocesocreativosiemprebuscainspiraciónenlafotografía.
Siempre elijo dos fotografías y decido que enmi película se contará lo
que sucede entre una y otra. Y ahí empiezo a inventar. En esta ocasiónme
fijé enuna del álbumfamiliar de SergeGainsbourg y Jane Birkin, en la que
una CharlotteGainsbourg niñamira fuera de cuadro con anhelo. También
en otra de Matías Costa, en la que aparece una mujer en el centro de un
lago, de espaldas y hundida hasta los hombros.
“Lo haremos”, le dijo su productor Paco Ramos sobre este guión.
Hace 17 años él leyó el guión de Piedras un viernes por la tarde; el
lunes por lamañanayoestaba firmandomi primer contratoparahacer una
película. Ahora, casi dos décadas después, quedamos un domingo para
el brunch y después de dos horas de charla me dijo: “¿Qué hacemos con
ese guión que has escrito?”. Él es de los escasos productores que siguen
apostandopor intentar hacer algodiferente, aunque cuestediezvecesmás
sacarlo adelante. De Paco he aprendido a poner el disfrute de hacer una
película por delante de todo.
Para su cuarta película no solo ha contado con Susi Sánchez, también
con Bárbara Lennie. ¿Qué diferencia y qué une a estas dos grandes actrices?
Susi es metódica, meticulosa y tiene dentro un abismo lleno de emo-
ción, su capacidadpara entender cualquier rasgodel ser humano traspasa
prejuicios y nunca tienemiedo a desnudarse del todo (emocional y física-
mente). Bárbara es un torbellino tratando de poner orden a su intuición
infinita, le das la información y se quedamirando fijamente a algún lugar
mientras la va procesando para que te des cuenta luego, en cualquier
toma, que ahí está todo, absolutamente todo lo que le contaste sobre el
personaje. Sonpolos opuestos, fascinantes cadauna en suhemisferio. Eso
buscaba para esta película: dos mujeres independientes y opuestas que,
tras treinta y cinco años separadas, podían llegar a entender en tan solo
diez días que las unen sólidas raíces de por vida.
A corazón abierto
El dolor juega unpapel vertebral en
La enfermedad del domingo
. ¿Sufrir
siempre transforma?
En realidad es la resistencia a ese dolor lo que mueve a los persona-
jes de esta película. ¿Cuánto tiempo han sido capaces de resistir? El dolor
transforma cuando se deja de luchar contra él, pero estos dos personajes
hanconstruidouna armadura a lo largode treintay cincoaños para resistir.
La película es sobre ese desarme, sobre la dificultad de deshacerse
del agotador arte de ser indestructibles, de si somos capaces de mostrar
nuestra parte más vulnerable aún sabiendo que nos
pueden herir de muerte. Siempre estamos a tiempo
de redimirnos, pero en el camino hacia el perdón es
donde está el gran reto.
“Me gustaría tener cosas de las que sentirme or-
gullosa, perono las hay”, diceChiara, el personajeque
interpreta Bárbara Lennie. ¿Somos los jóvenes espa-
ñoles una generación descreída?
La insatisfacción viene de plantar nuestro ob-
jeto de deseo en el futuro y no en el presente. Y de
culpar a otros de lo que somos o no capaces de con-
seguir.
En su cine lamujer tiene siempre un papel central.
¿Aún cuesta más llegar a la taquilla con historias pro-
tagonizadas por mujeres?
La mujer es brutalmente discriminada como
protagonista en el cine, porque en este arte el hom-
bre heterosexual sigue decidiendo qué rol ocupa la
mujer en su vida y hasta qué edad le resulta sexual-
mente estimulante.
¿Encuentra enel cineespañol historias protagoni-
zadas pormujeres que le interesen como espectador?
¡Claro que las hay! Este añoVerano 1993, La libre-
ría, Tierra firme, Verónica, La llamada, No sé decir
adiós, Abracadabra…Pero siempremenos de las que
me gustaría.
Después de trabajar tantos años en una historia
en concreto y a pocas semanas del estreno, ¿cuáles
son los miedos más recurrentes del Ramón Salazar
cineasta?
Aparte de practicar meditación trascendental
todos los días, me he metido de lleno en otro pro-
yecto para no permitir que las inseguridades se me
empiecena cruzar por el pensamiento.Hehechoesta
película con entrega y a corazón abierto. La he ter-
minado. Lo que pase con ella ya nome pertenece. Si
es bueno lo observaré con gratitud desde lejos. Si es
que no, pondré mi energía en lo nuevo y trataré de
que el trayecto sea igual de especial que lo fue con
La enfermedad del domingo.
¿Le aportó este último rodaje algo inédito a nivel
de aprendizaje?
Una reafirmación de que el cine es un arte coral,
en el que la sensibilidad de cada una de las personas
del equipo acaba aportando y dejando huella en la
película que se cuenta. Es fundamental escapar de
uno mismo y permitir que los pensamientos de los
que te rodean en un rodaje impregnen la historia.
1...,84,85,86,87,88,89,90,91,92,93 95,96,97,98,99,100,101,102,103,104,...128
Powered by FlippingBook