Academia de las Artes y las Ciencias
La Academia Actualidad El director que mostró “a un rojo bien parecido”

La Academia - actualidad

22/11/2013 | Noticias

El director que mostró “a un rojo bien parecido”

El director que mostró “a un rojo bien parecido”

©Óscar Fernández Orengo

Antonio Isasi-Isasmendi rememora el “complicado” rodaje de Tierra de todos en la Academia

Es un nombre esencial de nuestra cinematografía, a la que ha dedicado más de sesenta años de su vida, porque desde el principio comprendió la importancia de la proyección internacional de las películas españolas. Antonio Isasi-Isasmendi (Madrid, 1927) salió bien de todos los berenjenales en los que se metió. Productor, director y guionista, este todoterreno que también ejerció de doblador, montador y de director de producción, está satisfecho del camino recorrido, un viaje que, a pesar de los obstáculos que tuvo que sortear y las dificultades que encontró, volvería a hacer. Antonio Isasi-Isasmendi se siente muy afortunado por el cine que ha realizado y los reconocimientos que ha tenido, entre otros el Goya® de Honor en el 2000.

“Me metía en todo, desde el guión hasta el estreno. En Las Vegas, 500 millones trabajé con cinco nacionalidades”, evocó ese cineasta que realizó ambiciosas coproducciones, dirigió a numerosas estrellas y sus trabajos se distribuyeron en incontables mercados. Esta etapa internacional que inició en 1963 con La máscara de Scaramouche estuvo marcada por Tierra de todos, para muchos el primer filme español que abordó el tema de la Guerra Civil con voluntad reconciliadora, un mensaje que la censura no intuyó. Tierra… se proyectó en la Academia de Cine, donde Isasi-Isasmendi, arropado por la cineasta Patricia Ferreira, recibió un sentido homenaje del público. “Llevo esta historia en el corazón, me gusta mucho. No teníamos dinero, una tía mía tuvo que vender su casa; y los efectos especiales los hicimos nosotros. Fue un rodaje duro, complicado, pero tuve mucha suerte porque fue una oportunidad para trabajar en Estados Unidos, me abrió muchas puertas”.

Este pionero cinematográfico reconoció que fue “muy ingenuo” cuando la todopoderosa Metro Goldwyn Mayer se interesó por Tierra… “Con el león en la cabecera, pensé que me iba a Hollywood, pero la estrenaron muy mal, sólo estuvo cinco días en el cine Madrid. Los alemanes la compraron y me contrataron para dirigir La máscara de Scaramouche”. Luego vinieron Estambul 65, Las Vegas 500 millones, Un verano para matar… Y todo gracias a esta curiosidad sobre la Guerra Civil con mensaje de reconciliación nacional entre ambos bandos interpretada por los entonces noveles Elena Mª Tejeiro, Fernando Cebrián, Juan Lizarraga y Manuel Gallardo. “La única que había hecho algo de cine era Amparó Baró”, mencionó Isasi-Isasmendi, que tiene “muy metida en la cabeza” esta historia “sobre el nacimiento de la nueva España. Fuiste el precursor de las películas pacifistas que vinieron después”, en palabras de Manuel Carballo, que asistió al pase de la Academia, donde uno de los espectadores contó una curiosa anécdota. “Yo ví Tierra de todos cuando se estrenó y, a la salida del cine, un señor muy de derechas comentó: ‘si han puesto a un rojo bien parecido’”.

 

Por fatiga

Las lluvias nocturnas a golpe de regadera, intérpretes debutantes, viaje a París para comprar la película virgen “porque aquí no había”… Antonio Isasi-Isasmendi tiene muy presente todo lo que rodeó a Tierra de todos, que se salió de la norma de lo que se hacía en este país esos años. “Lo pase mal, no solo yo, sino todos los que estuvimos implicados en este filme, pero me abrió la vía de las coproducciones internacionales”, indicó el también autor del texto autobiográfico Los días grises. Memoria de un niño de la guerra, un volumen en el que hay “una película, me lo han dicho varias veces”, que tendría como protagonista a la madre del director, productor y guionista. “Mi padre murió en la guerra y nos quedamos en el hambre. Ella me enseñó todo, aprendí a vivir con mi madre”, dijo.

 

El agotamiento le llevó a cortarse la coleta en 1988, con un título cien por cien español: El aire de un crimen, cinta basada en la novela de Juan Benet interpretada por Paco Rabal, Fernando Rey y Maribel Verdú. “Estaba muy cansado, lo hacía todo, hasta buscar publicidad, por eso filmé pocas películas”, indicó el creador de unos estudios de doblaje que han cerrado sus puertas tras más de 30 años de actividad. Dio la última vuelta a la manivela y se fue al paraíso que conoció con sus progenitores de pequeño, a Ibiza, donde es feliz paseando y mirando el mar.




volver

últimas noticias


En la familia y la muerte

Tres de los cinco nominados a Mejor Dirección Novel mantienen un encuentro con el público en la Academia

17/01/2018 | Noticias

Especial nominados de los 32 Premios Goya en ‘ACADEMIA’

El número 229 de la revista incluye entrevistas, artículos y músicas de los aspirantes a esta edición

02/01/2018 | Noticias

Juan Echanove, José Luis Alcaine o Alberto Iglesias, Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes

El consejo de ministros distingue a cineastas entre las 24 medallas concedidas

26/12/2017 | Noticias

Escribir en espiral

Daniel Sánchez Arévalo protagoniza un coloquio en la Academia por ‘El día más corto’

22/12/2017 | Noticias

La Academia de Cine firma un acuerdo de colaboración con el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid

Contempla, entre otras actuaciones, mostrar la relación entre los profesionales de la psicología y el cine a través del visionado de películas

21/12/2017 | Noticias

25 años de ESCAC

La escuela catalana recibió un homenaje por parte del ICAA

19/12/2017 | Noticias

Historia de un secuestro

Stockholm es la película protagonista de la sesión mensual del ciclo Cine y psicología

15/12/2017 | Noticias
ver todas