Academia de las Artes y las Ciencias
La Academia Actualidad El latir de los actores

La Academia - actualidad

30/09/2015 | Noticias

El latir de los actores

El latir de los actores

Manolo Gutiérrez Aragón echa de menos a los intérpretes, a los que dedica su último libro

“Echo de menos a los actores, lo que no quiere decir que los eche de menos para bien”. Socarrón y divertido, Manuel Gutiérrez Aragón habló de los profesionales con los que ha compartido horas y horas de filmación, de los intérpretes, protagonistas de su último libro y del encuentro que mantuvo en la sede de la Academia de Cine.

En un acto distendido y festivo, el cineasta y escritor cántabro reiteró que nunca se deja de ser director de cine, “se deja de hacer películas”, y que en el cine “la gente te da más de lo que recibe”. Sin pena en sus palabras, el que fue reconocido con la Medalla de Oro 2012 sí insistió en que del cine echaba de menos “la compañía de los otros, de los técnicos y de los actores, a los que en España la gente los quiere por encima de las películas que hacen”. Y es que para Gutiérrez Aragón los actores son vida “y echo de menos tocar la vida”, tal y como cuenta en A los actores (Anagrama), un relato en el que reflexiona sobre qué es la representación y la vida de cine en el que deja patente su pasión por los actores.

 

“Se ha escrito sobre el método y también hay volúmenes que enseñan interpretación, pero no hay un libro sobre el significado del actor en el lenguaje cinematográfico. Pero más que la teoría del cine, lo que interesa es los actores que hay en sus páginas, lo que cuento de Ángela Molina y Fernando Fernán-Gómez. En lo posible, he procurado que esté entreverado como el buen jamón”, declaró.

 

Como ya se ha dado cuenta que los actores “son como las personas”, Gutiérrez Aragón desveló que su receta con los intérpretes ha sido “no ponerme nervioso y facilitarles las cosas, nunca me ha importado cambiar un diálogo si con ello el actor se sentía mejor. El cine es una máquina y lo único que palpita son los actores, así que el director trabaja un poco como el diván de psiquiatra. Es decir, de abrir camino y posibilidades, pero no todas, y propiciar un ambiente que permita la creación”.

 

Feliz del final del cine “de malos modos y maneras”, el cineasta siempre ha procurado que los actores “me den más cosas. Lo más importante es el guión, y luego este se reescribe con la cámara, con los actores”, dijo el autor de Demonios en el jardín, quien confesó que las actrices eran más proclives a dejar salir las emociones, mientras que los actores se reprimían más.

 

El presidente de la Academia, Antonio Resines, arropó a Gutiérrez Aragón, “con el que nunca he trabajado”. Paisanos, los dos nacieron en Torrelavega, Gutiérrez Aragón recordó que decir en casa que querías ser del cine “era muy mal recibido y nosotros dos tenemos que estar contentos porque hemos hecho lo que nos gusta”, y contó la anécdota de que su padre siempre le preguntaba: ‘¿vas a hacer otra película? ¿con quién?’, y le contestaba “con Luis Megino”. Él le decía ‘pobre Megino’ y luego siempre añadía ‘¿y vas a trabajar con Resines?’. Un interrogante que nunca despejó a su progenitor.

 

Talento y pereza

 

Enrique González Macho, Carmen Alborch, José Luis Alcaine, Pedro Pérez, Enrique Cerezo, Pablo Berger, Fernando Chinarro, Fernando Lara, Patricia Ferreira, Jordi Socías, Imanol Uribe y Miguel Ángel Aguilar, entre otros muchos, arroparon al director de La mitad del cielo, encuentro al que no faltó su buen amigo Manuel Vicent.

 

“El libro es la esencia de Manolo, que es una mezcla de talento y de pereza. Ha firmado las 4 o 5 mejores películas del cine español, pero le entra una especie de galbana y termina mal las cosas, y eso es bueno porque eso malo se convierte en algo abierto y el espectador puede imaginar lo que quiera”, indicó Vicent, que, como buen mitómano, cree que los actores “son la esencia del cine”.

 

A la cita también acudió el historiador de cine José Luis Sánchez Noriega, para quien A los actores desgrana “pequeñas sentencias sobre la teoría del actor, sobre qué es eso de actuar bien”. A esta parte de su concepción del oficio de actor se une otra parte “muy emotiva de memoria personal”. 




volver

últimas noticias


Paco Arango y la Fundación Aladina reciben el Premio González Sinde 2018

"Se puede hacer cine y hacer el bien", declaró el cineasta y filántropo

25/05/2018 | Noticias

Jornada 'Las plataformas digitales y su influencia en la industria audiovisual'

La Academia aborda estas cuestiones el 29 de mayo con productores, creadores y representantes de Movistar + o Filmin

23/05/2018 | Noticias

Fallece el director y guionista Antonio Mercero

La historia sobre el Alzheimer ¿Y tú quien eres? fue la última película del cineasta vasco, galardonado con el Goya de Honor en 2010

12/05/2018 | Noticias

Joan Álvarez presenta el proyecto 'Cine y Educación' a Alain Bergala

El realizador francés participará en esta iniciativa de la Academia de Cine para lograr la alfabetización audiovisual

09/05/2018 | Noticias

El gran sueño americano

Andrew Haigh protagoniza un coloquio en la Academia por Lean on Pete

09/05/2018 | Noticias

Mariano Barroso, único candidato para presidir la Academia de Cine

El director y guionista se presenta junto al productor Rafael Portela y la actriz Nora Navas

07/05/2018 | Noticias
ver todas