Academia de las Artes y las Ciencias
La Academia Actualidad Aitana Sánchez-Gijón y Juan Diego, "los bienqueridos"

La Academia - actualidad

03/11/2015 | Noticias

Aitana Sánchez-Gijón y Juan Diego, "los bienqueridos"

Aitana Sánchez-Gijón y Juan Diego,

©Alberto Ortega

Los dos intérpretes se dan un "baño de amor" en la entrega de las Medallas de Oro

Se admiran, se respetan, se protegen y, sobre todo, se quieren. Aitana Sánchez-Gijón y Juan Diego, una pareja de éxito que se conmovió ante los elogios,  las felicitaciones, los aplausos, los abrazos y los besos de su familia y de los muchos amigos y compañeros que les arropó en la entrega de las Medallas de Oro de la Academia de Cine. La familia del cine homenajeó a Sánchez-Gijón y a Diego en una emotiva velada en la que directores, actores y productores de diferentes generaciones respaldaron a estos dos conocidos intérpretes por un premio “merecidísimo”. Estaban felices con las Medallas diseñadas por Chus Burés, pero su mayor felicidad fue recibir juntos el galardón. Por Chusa L. Monjas.

 

Aitana Sánchez-Gijón y Juan Diego se dieron “un baño de amor”. “Te dedicas a esto para que te quieran y esta es una enorme muestra de amor”, expresó la actriz, cuya mirada se cruzó numerosas veces con la de su “pigmalion”, Juan Diego, que sintió “profundamente” lo mucho que le querían. Con vídeos que resumieron una pequeña muestra de sus longevas carreras comenzó el acto que tuvo como maestros de ceremonias a Jorge Calvo y Marina San José. Calvo, que  compartió escenario con Sánchez-Gijón en La chunga, fue dando paso a Alicia Hermida, ‘la madrina’ de la actriz, que con solo doce años pasó un verano con el equipo de La Barraca Teatro Itinerante de Aranjuez. Hermida avisó a Aitana que tenía que tener cuidado con el éxito, “sabía que ella, que se tomaba el trabajo muy seriamente, lo iba a tener” ; a su primo, Pablo Carbonell, quien advirtió del carácter “especial” de los Sánchez Gijón y recordó el momento en que la madre de la artista,  Fiorella, le dijo a su padre,  Ángel, ‘nuestra hija es actriz’. “Fue en el estreno de la serie Segunda enseñanza, cuando Aitana se enamoraba de su maestra. Hizo un trabajo que nos sobrecogió”, apostilló el también intérprete y músico.

Treinta años de carrera, los mismos que hace que conoce a Maribel Verdú, su amiga, con la que a lo largo de tres décadas ha coincidido en castings y compartido cenas, bailes, charlas y teatro. La función Un Dios salvaje las unió para siempre, “fue un antes y un después en nuestra relación. Lo nuestro es para toda la vida”, apuntó Verdú.

Más lisonjas para Sánchez-Gijón de la maquilladora Karmele Soler, su amiga desde hace veinte años;  la actriz Irene Escolar, que destacó la generosidad, el talento y la belleza de la homenajeada; y Mario Gas, que calificó su Medea de sobrecogedora. Mario Vargas Llosa está fuera de España, pero no quiso perderse la fiesta y escribió unas palabras a su amiga que leyó José Sacristán. “La mujer perfecta existe y se llama Aitana Sánchez-Gijón”, decía el texto del Premio Nobel, afirmación a la que Sacristán, su compañero en la serie Velvet, añadió “suscribo el enunciado”.

Venía preparada, pero confesó estar sobrepasada por todo lo que le dijeron. Espectacular en un elegante vestido negro, la actriz, miró hacia atrás, rememoró el tiempo que fue presidenta de la Academia –“fueron dos años turbulentos, intensos y muy enriquecedores”– y mencionó a Teddy Villalba, –“mi ángel de la guarda”– y a una persona que echaba muchísimo de menos, a Bigas Luna. “Bigas, me faltas”, aseguró la actriz, a la que le siguen temblando las piernas como la primera vez que dijo una frase entre cajas.

Y ella, que solo quería convertirse en una buena actriz tampoco se olvidó de su representante, Alsira, con la que lleva desde los 16 años; su marido Alejandro, sus hijos Teo y Bruna; su suegro Alfredo “que se nos acabade ir”  y  a sus padres.



 

Amigos de sangre

 

Avanzaba la noche y continuó el juego de padrinos y madrinas. Marina San Jose, ahijada de Juan Diego, condujo el acto dedicado al “maravilloso compañero de sus compañeros”, a este hombre generoso que ayuda al de al lado siempre que puede, y que jamás piensa en su lucimiento por encima del de la película o la obra de teatro en la que esté.  Y este cómico que no venia para el cine, que lo que quería es ser actor de teatro “porque era lo que se llevaba”, se quedó sin palabras  por todo lo que había escuchado. Michelle Jenner evocó sus risas y subrayó su humidad; Mario Camus, a cuyas órdenes hizo  el despreciable señorito Iván de Los santos inocentes le calificó de espléndido actor y ve en su amigo a una gran persona, a un luchador; y Tina Sainz apostó por el  compromiso político y sindical del actor de Bormujos, para quien leyó un precioso poema de Gil de Biedma.

Manuel Gutiérrez Aragón, con quien hizo La vida que te espera, comentó la gran inquietud que le produce lo bien que hizo de señorito franquista  y de Franco –“mientras tu trabajes, seguirá existiendo el cine”, aseguró–.

Víctor Clavijo está en el oficio porque vio a Juan Diego en un escenario. En esta ocasión, fue Clavijo el que subió al escenario para leer el texto que buscó especialmente para él y que es de otro grande: El tiempo de los trenes, de Fernando Fernán-Gómez.

Siguieron los textos.  Juan Diego ha retomado el montaje que estrenó hace unos años con el texto de Juan José Millás, La lengua madre.  Para Millas, Diego es un actor que corta la respiración a los espectadores  y también corta la tos “porque no hay quien te tosa. No sé cómo lo haces, no sé si actúas o desactuas permanentemente”, dijo el escritor.

A punto estuvieron los invitados de conocer el método de Juan Diego. Su buen amigo José Luis García Sánchez vino dispuesto a descubrirlo, pero “se me olvidó en casa”.

Espiga de Oro de la Seminci y Medalla de Oro de la Academia, Diego reivindicó la Academia, “un cuerpo social cinematográfico, un instrumento que es lo mejor que se ha podido hacer”; aconsejó “trabajar a muerte”; y  tuvo muy presentes a sus amigos de sangre, “que son la sombra buena que te acompaña a este largo viaje que acaba en ninguna parte”.  El suyo lleva cincuenta años y ahora va a por los siguientes cincuenta.



 




volver

últimas noticias


El gran corazón de Pepe Salcedo

Arropadas por la familia, amigos y compañeros del inolvidable montador, su hija y su compañera recogieron la Medalla de Oro de la Academia de Cine

17/11/2017 | Noticias

La promoción exterior, clave para el éxito

La revista 'ACADEMIA' debate sobre la necesidad y la importancia de vender nuestro cine en el mundo

02/11/2017 | Noticias

Un homenaje a su padre

Carlos Iglesias rememoró el rodaje de Un franco, 14 pesetas en la Academia como colofón del Ciclo Getafe Negro 2017

26/10/2017 | Noticias

Sally Potter: "El blanco y negro nos devuelve a lo que es esencial"

La directora británica presentó en la Academia de Cine su última película, The Party

25/10/2017 | Noticias

Martín Patino en el Fernán Gómez. Centro Cultural de la Villa

El próximo 31 de octubre se inaugura una muestra como tributo al cineasta salmantino, "un recorrido por ese Madrid cuya alma Martín Patino quiso penetrar, y también un homenaje a su cine"

20/10/2017 | Noticias

Dos chavales que fueron a colegio de curas

El cineasta Enrique Urbizu  y el escritor Ignacio del Valle repasan Todo por la pasta 

20/10/2017 | Noticias

Fallece Federico Luppi

Adiós al intérprete argentino, clásico del cine iberoamericano, a los 81 años de edad

20/10/2017 | Noticias
ver todas