Academia de las Artes y las Ciencias
La Academia Actualidad Encuentros en la Academia: productores y periodistas

La Academia - actualidad

27/09/2011 | Noticias

Encuentros en la Academia: productores y periodistas

Encuentros en la Academia: productores y periodistas

©Alberto Ortega

Una de las principales intenciones de Enrique González Macho, la de depurar y clarificar las relaciones de nuestro cine con los medios de comunicación, se continúa trabajando día a día desde la sede de la Academia. En esta ocasión, algunos de los productores más reconocidos de nuestra industria acudieron a Zurbano para encontrarse y dialogar con los periodistas. Objetivo: explicar de primera mano y de forma más clara la labor de la producción en España.

“No están todos los que son, pero si a todos ellos les une el hecho de ser productores independientes, aquellos que verdaderamente trabajan sin coacciones ni limitaciones expresivas”, así presentó Enrique González Macho a Pedro Pérez, presidente de FAPAE; José Antonio Félez, de Atípica Films; Fernando Bovaira, de Mod Producciones; Isona Passola, de Massa d’Or; Javier Méndez, de Mediapro; Gonzalo Salazar-Simpson, de LaZona Films; Pilar Benito, de Morena Films; y Manuel Cristobal, de Perro Verde Films. Calificó la iniciativa José Antonio Félez como “un intento muy positivo para terminar con los malentendidos de la realidad del cine en nuestro día a día”.

 

Pedro Pérez, representante de la Federación que agrupa al gremio, apuntó que era el día para “entrar en las tripas, en la cocina de una película”. Tras él, fue José Antonio Félez el encargado de sintetizar en palabras el modus operandi de la profesión comentando que “de primeras nunca hay dinero, el dinero se busca y es entonces cuando puedes financiar la película” y aseguró, al hilo de la participación de las televisiones, que “TVE está consiguiendo cifras de audiencia con el cine español francamente buenas”.

 

No quiso dejar pasar Isona Passola, productora de Pa Negre, la oportunidad para reivindicar otro tipo de profesional, “el creador, el que de la nada crea equipos y se siente todopoderoso en su oficio, el que es capaz de partir de una idea para llegar a dar trabajo a más de 150 personas”. Negaba también Enrique González Macho esa asociación que enlaza como conceptos parejos a la producción y al dinero, “aproximadamente un 80% de las películas son deficitarias, aunque bien es cierto que en los largometrajes que se gana el beneficio es bastante limpio”.

 

Pa negre recibió en 2011 trece Premios Gaudí y nueve Premios Goya, por lo que la productora no pudo dejar de contestar a la cuestión que le planteaba si realmente ayudaban los reconocimientos. “Suelen llegar en el momento que estás más apurado, pero desconocemos el poder que habría tenido también el boca oído de aquellos que acudieron a las salas… De todos modos, hay películas que se disparan, no sé qué tienen. Me ha llegado a mí esta vez, espero que les toque a todos alguna vez”.

 

Había otra pregunta que flotaba en el aire: ¿Está el cine español en un mal momento?. Tajante afirmó Pedro Pérez que “la crisis nos afecta, pero hay que defender que este sector sigue teniendo clientela a pesar de los problemas; hay que aprovechar esta coyuntura para seguir. Además, el cine no tiene despensa, nunca se ha vivido del pasado. Ahora bien, la evolución a las nuevas ventanas tiene que ser lógica”. A lo que Salazar-Simpson apuntó que el cambio al nuevo modelo de distribución “no es sencillo pues es complicado cambiar los hábitos de tiempo. Internet existe hoy, pero de forma residual; aún así, continuamos acercándonos a los hábitos de consumo”.  Ante eso, el presidente fue rotundo: “El futuro del cine pasa por el estricto respeto a los derechos de autor, de lo contrario morirá”.

 

Fue la coproducción entre diferentes países otro de los temas candentes del diálogo; Javier Méndez, de Mediapro, habló de cómo se gesta el hecho de que España participe en una película de un creador, que de primeras puede resultar foráneo, como Woody Allen: “Ya van tres películas con él, y es que en el fondo de lo que siempre se trata es de que la gente acuda a los cines. Vivimos un momento inigualable en el sentido de que jamás se ha consumido tanto producto audiovisual”.

 

No todo son rosas en este campo. Fernando Bovaira, que ha respaldado proyectos de nombres como Amenábar, Sánchez Arévalo o González Iñarritu, aseguro que “en ocasiones, las películas se desvirtúan por cumplir con los requisitos de la coproducción. Es complejo, pero hay que hacer que el proyecto dialogue con el país con el que se coproduce”. Se encargó Manuel Cristobal, nombre propio de la animación y propietario de Perro Verde Films, de aclarar que “el doblaje permite a la animación, que es una técnica y no un género, llegar con más facilidad a Latinoamérica porque se pasa todo a un castellano neutro”. Félez destacó que “es más fácil vender en Europa” y Pedro Pérez que “tenemos una lengua común, pero aún también un mercado por conquistar de 400 millones de hablantes”.

 

Calificó González Macho el sector como “un mundo en el que son muchos los llamados, pero pocos los elegidos. Según datos aproximados, en Francia no se estrenaron el año pasado unos sesenta títulos, y esa no es la noticia. ¿Por qué? Ellos tienen una cinematografía estupenda pues el público ama lo que hacen. Debemos tener claro que a España se la conoce fuera por Gasol, Nadal y Ferran Adriá, pero también por el cine español. Nos deberíamos sentir un poco más orgullosos de lo que hacemos”.

 

 

Una vez más

 

No podía ser de otra forma, salió a debate la cuestión que vincula de forma desmesurada a nuestro cine con argumentos centrados en la Guerra Civil española. Isona Passola afirmó que “este conflicto coloca las tensiones emocionales en puntos dramáticos muy interesantes y, aunque nos pese, nuestra guerra, que tuvo cuarenta años de silencio detrás, sigue interesando, tanto aquí como fuera, a jóvenes y a mayores”.

 

“Sólo un 1.4% de producciones en la última década estaban basadas en dicha época”, afirmaba Pedro Pérez datos en mano. “¿Y qué si son buenas?”, respondía la productora de Pa negre. A todo ello, Enrique González Macho, que se encontraba inmerso en la segunda semana de rodaje de una película sobre la contienda, contestaba divertido que quería más.

 

La última palabra la puso Passola: “Hay que empezar a valorar las películas por sí mismas. Mezclamos los prejuicios de la España más negra con el cine español y no tiene ningún tipo de sentido, ya que se puede escoger mucho dentro de nuestra cinematografía. Tiene que quedar claro que el cine nunca es un parlamento”.

 

 

 




volver

últimas noticias


Historia de un secuestro

Stockholm es la película protagonista de la sesión mensual del ciclo Cine y psicología

15/12/2017 | Noticias

Ilusión y empecinamiento

Daniel Calparsoro presentó en la Academia el libro que analiza su carrera

13/12/2017 | Noticias

Pilar Bardem recibe el primer Premio Cine, Ayuda y Solidaridad

“Los intérpretes, además de nuestro oficio maravilloso que amamos, somos ciudadanos y tenemos todo el derecho del mundo a decir lo que no nos gusta”, manifestó la veterana actriz

05/12/2017 | Noticias

Celebrando la memoria de Fernán-Gómez

Pepe Sacristán, José Luis Alcaine y Helena Llanos recordaron al artista total tras el pase de El viaje a ninguna parte

05/12/2017 | Noticias

Ante todo, ciudadanos

La Academia de Cine organizó Cine, Ayuda y Solidaridad, una jornada en la que reunió a profesionales que utilizan el cine y su popularidad con fines sociales

05/12/2017 | Noticias

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Academia de Cine acuerdan crear el Portal Educativo del Cine Español

El Portal, que tendrá una vigencia de cuatro años, será usado en los programas y centros educativos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el exterior

04/12/2017 | Noticias

Se reactiva la Fundación Academia de Cine

En su primera reunión, el nuevo patronato aprobará el plan de trabajo 2018

27/11/2017 | Noticias
ver todas