Academia de las Artes y las Ciencias
La Academia Actualidad Todo por la lectura

La Academia - actualidad

01/06/2012 | Noticias

Todo por la lectura

Todo por la lectura

©Christian Carrillo

Enrique Urbizu evoca en la Academia el camino recorrido a través de sus películas

En su “casa”, la Academia de Cine, el director y guionista Enrique Urbizu rememoró sus 25 años en el cine, medio para el que, hasta el momento, ha realizado ocho películas y ha escrito libretos que han filmado otros cineastas. ¿Dónde mejor que hacerlo que en la “casa”  en la que fue vicepresidente primero -en la terna que presidió Ángeles González-Sinde- y que en mayo revisó toda su filmografía?

Ha sido la primera vez que el público ha podido revisar toda su obra, incluida la inédita Adivina quien soy, tv-movie que Telecinco tiene en su almacén. Todo empezó “con un niño que lee. Mi padre promovía la lectura en la familia, una familia mayoritariamente de mujeres, lo que favoreció mi recogimiento y aislamiento porque no tenía un hermano, ni mayor ni pequeño, con el que pelear, discutir o jugar al fútbol”, expuso este profesional 75% vasco y 25% andaluz, porcentaje este útlimo con el que se siente identificado cuando sale su lado “más divertido”. Ante esta afirmación, un espectador le comentó: “Cuando sepan esto en Bilbao…”, y Urbizu contestó: “En Bilbao ya lo saben”.

 

Y el Urbizu andaluz que imitó, gesticuló y dejó claro que se lo pasa muy bien consigo mismo se autorretrató como un chaval que devoraba tebeos y novelas de Salgari y Stevenson, un mundo que le trasladaba “al juego, a imaginar situaciones. Hacer cine es una prolongación de ese juego infantil en el que me inventaba cosas y personajes”.

 

También ayudaron esos veranos “campestres” que disfrutó en un caserío a las afueras de Bilbao, un territorio que también favoreció a desarrollar su fantasía y creatividad. “No era de cuadrillas, sino de estar encerrado conmigo mismo. Luego llegó la tele en blanco y negro,  que era muy distinta a la actual porque tenía una programación de cine. Una vez pusieron un ciclo de Raoul Walsh de más de 50 películas, así que, además de ver mucho cine, podías hacer un cursillo sobre un determinado director”.

 

En la tele vio Ordet, de Dreyer; los westerns de las tres de la tarde, los trabajos de terror de Chicho Ibáñez Serrador… “Luego, cuando murió Franco, las salas se llenaron de reposiciones,  de películas prohibidas como El último tango en París. Íbamos a ver todo lo que llegaba, no podías perder la oportunidad”.

 

Con su colega del colegio, Luis Marías, comenzó a hacer súper-8, -“tenía mucho encanto”- y ya en la Universidad, Marías y Urbizu ampliaron su círculo y salió su primera película que llamó la atención, Tu novia está loca. “La historia más política que hemos hecho siendo la menos política. Fue una comedia en contra de ese cine vasco que se hacía en esa época -finales de los ochenta- con mucha carga ideológica y pegado a la realidad. Nuestra generación tenía un ánimo más lúdico”.

 

Lo que de verdad quería hacer Urbizu era un thriller,  pero arrancó con ese cine que quería hacer en Todo por la pasta, producción ambientada en los bajos fondos de Bilbao con la que consiguió una notable trascendencia. “El rodaje fue Vietnam, fueron once semanas despreciables. Todavía hay  gente que no nos ha vuelto a dirigir la palabra. Todos los que estuvieron en Todo por la pasta, que retrataba un Bilbao que ya no existeestán haciendo cine -Álex de la Iglesia fue el director artístico-“.

 

En su momento, esta cinta que hoy es una película de culto, no tuvo el apoyo del público. “Nos quitaron de la Gran Vía por la segunda entrega de Los inmortales. Me fui a Barcelona y me apunté al paro”. Su voracidad por hacer cine seguía intacta. Una llamada del productor Andrés Vicente Gómez le devolvió a la actividad. “Me encargó Cómo ser infeliz y disfrutarlo, una comedia de señoras como se decía antes”, apuntó Urbizu, al que no le duelen prendas llevar a imágenes historias que se le ocurren a otros.

 

“Los cineastas que más admiro son cineastas de encargo. Es un reto contar historias que uno no se plantea. Hay cosas que, difícilmente, salen de ti. Lo que pasa es que hacer encargos en España es muy jodido porque, salvo excepciones, no te llegan guiones estupendos  y las condiciones de producción no siempre son las adecuadas”. Llegó a esta conclusión después de  su tercer filme, Cachito. Decidió escribir y gestó La novena puerta, guión que dirigió Roman Polanski. “Ahí pillé confianza con la tecla”, desveló el autor de  La caja 507 y La vida mancha.

 

Los seis premios Goya que consiguió No habrá paz para lo malvados le han hecho vivir una etapa de estrés: festivales, proyecciones, charlas…. “He estado acompañando a la película, ahora empiezo un período más de calma y rutina, y con Michel Gaztambide volveré a la tecla”. No adelanta si su nueva historia será contemporánea, si el tono será “más destroyer”, aunque adelanta que, “ante la desvergüenza que nos rodea, es casi una obligación decir muchas cosas”, y tampoco si será una comedia. “A mí me gustan las comedias gamberras, las mediterráneas. Es un género muy difícil, lo que sí procuraré es que tenga sentido del humor. En No habrá paz… lo había porque, a fin de cuentas, el que nos acaba salvando es un borracho”.

 

 

 

Sentir, no mostrar

 

Urbizu no dejó en el tintero a los actores, con los que entabla una relación de tú a tú “para solventar sus dudas y aclarar las intenciones. Trabajo mucho con ellos, pero no soy de ensayos porque me impaciento y cuando llegamos a rodar la escena está muy manoseada. A mis alumnos siempre les digo que si no van a dirigir actores, que se dediquen a otra cosa porque ninguna película ha pasado a la historia del cine si la interpretación era mala. Pueden fallar otras cosas, pero la interpretación no. Y hablo de todos los que participan en un filme, no me vale que solo esté bien Jose Coronado”.

 

Confianza es para él la palabra clave en el vínculo actor-director “por ambas partes. Ellos hacen algo muy delicado porque trabajan con las emociones. Cuando dices ‘corten’, los actores te buscan con la mirada”.

 

Entre los muchos profesionales a los que ha dado órdenes, cita a Antonio Resines,  con el que ha trabajado cuatro veces . “Fue muy imporante en Tu novia esta loca, que tuvo un casting impresionante. Le debemos mucho. Además, cuando Resines está en un rodaje siempre hay muy buen rollo”.

 

Y de Resines a Coronado, un nombre “fundamental” en sus últimos filmes y para el que escribió el papel de No habrá paz… ”Esa capacidad de empatía que Jose le pone a Santos Trinidad ha funcionado. Cuando un actor llega a un plató quiere darlo todo, y yo soy más de ocultar que de mostrar, subrayo mucho que las emociones hay que sentirlas porque en la vida vamos disimulando, manteniendo el tipo, no vamos enseñando nuestras intimidades por la calle”.

 

Es esa huída “del psicologismo, de la exageración”, lo que le lleva a decir que él es más “de John Wayne que de Marlon Brando. Brando es un monstruo, pero es un pesado porque no puede estar tres minutos sin contestar a una pregunta”. 




volver

últimas noticias


Historia de un secuestro

Stockholm es la película protagonista de la sesión mensual del ciclo Cine y psicología

15/12/2017 | Noticias

Ilusión y empecinamiento

Daniel Calparsoro presentó en la Academia el libro que analiza su carrera

13/12/2017 | Noticias

Pilar Bardem recibe el primer Premio Cine, Ayuda y Solidaridad

“Los intérpretes, además de nuestro oficio maravilloso que amamos, somos ciudadanos y tenemos todo el derecho del mundo a decir lo que no nos gusta”, manifestó la veterana actriz

05/12/2017 | Noticias

Celebrando la memoria de Fernán-Gómez

Pepe Sacristán, José Luis Alcaine y Helena Llanos recordaron al artista total tras el pase de El viaje a ninguna parte

05/12/2017 | Noticias

Ante todo, ciudadanos

La Academia de Cine organizó Cine, Ayuda y Solidaridad, una jornada en la que reunió a profesionales que utilizan el cine y su popularidad con fines sociales

05/12/2017 | Noticias

El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Academia de Cine acuerdan crear el Portal Educativo del Cine Español

El Portal, que tendrá una vigencia de cuatro años, será usado en los programas y centros educativos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el exterior

04/12/2017 | Noticias

Se reactiva la Fundación Academia de Cine

En su primera reunión, el nuevo patronato aprobará el plan de trabajo 2018

27/11/2017 | Noticias
ver todas