Academia de las Artes y las Ciencias
La Academia Actualidad Por convencimiento

La Academia - actualidad

08/03/2013 | Noticias

Por convencimiento

Por convencimiento

Isabel Coixet visita la Academia, que dedica una retrospectiva a la cineasta catalana

Ante un público entregado que la recibió con aplausos y solicitó fotos, autógrafos, incluso asesoramiento para rodar en Japón, Isabel Coixet visitó el pasado jueves la Academia para hablar con los numerosos incondicionales de su cine. La revisión de su obra fue el pretexto para su cita en la institución, donde esta cineasta manifestó que cuando escribe piensa “que todo es posible” y que en los rodajes ha aprendido la lección “de que lo que uno lleva en la cabeza se puede transformar en otra cosa”.

La literatura, un espectáculo de Marina Abramovic o las conversaciones que escucha en el metro “y en Mercadona” nutren las películas de Coixet, que necesita “estímulos. No estoy en una burbuja, estoy al tanto de las cosas que pasan. Bueno, Haneke nunca va a la compra, y en sus filmes siempre aparece una mujer barriendo”. Ella tampoco está muy puesta en labores domésticas porque su madre siempre le decía: “hija, tu lee, lee”. Y esta nieta de taquillera de cine leyó mucho y aprovechó el regalo que le hicieron sus progenitores en su Primera Comunión: una cámara súper 8 “que debió de comprar su padre a un amigo gitano. La cámara venía sin garantía ni caja, se estropeó muy pronto, pero me sirvió para incorporar errores y hacer cortos”.

 

Haciendo memoria comentaron que fue de las primeras directoras españolas que salió a rodar fuera, algo que para ella “era normal” porque vivió largas temporadas en Estados Unidos, país que recorrió en coche en tres ocasiones para la localización de Cosas que nunca te dije. “Soy de las que hago lo que siento que tengo que hacer. Cuando me ofrecieron Elegy recuerdo que había dicho que jamás haría una adaptación de un peso pesado como Philip Roth y un filme de estudio, y salió la cosa y fui adelante. Con Elegy aprendí a pelear por lo que uno quiere, a negociar con los productores y a trabajar con estrellas”.

 

Dueña de una marca propia, aunque ella solo se define como una “gafapasta con infidelidades a las gafas de metal”, Coixet confesó que no había diseñado un master plan y que tampoco tenía problemas a la hora de dirigir guiones ajenos. “Si el material es rico y tiene sentido hacerlo, pues lo haces”.

 

Los cinco goyas que tiene en su haber, dos de ellos por libretos propios; su relación con Sarah Polley, su actriz en Mi vida sin mí y La vida secreta de las palabras, una intérprete “que a mi me gusta y con la que la comunicación va mucho más allá del rodaje; y el sueño de unir a Candela Peña (Ayer no termina nunca, que se estrenará el 26 de abril), Sarah Polley, Rinko Kikuchi (Mapa de los sonidos de Tokio) y Lili Taylor (Cosas que nunca te dije) , “porque, aunque son de planetas diferentes, tienen la verdad”, salpicaron el diálogo que entabló con el público, al que descubrió que le gustaba mucho el sushi y que sus películas provoquen discusión “porque eso significa que están vivas”.

 

Mención aparte despertó Japón, país del que es una enamorada y donde situó Mapa de los sonidos de Tokio. “Algunos dicen que es una pesadilla filmar allí, pero no es más difícil que cualquier otro sitio. Claro que hay diferencias, pero nosotros rodamos en el metro sin permiso y no tuvimos problema. Yo me camuflé, hice reverencias y solté cuatro palabras… Además, allí los periodistas te hacen regalos cuando te entrevistan”.

 

Coixet, que piensa en castellano –“mi madre es de Salamanca”, apostilló- no es de ver sus trabajos. “Cuando veo la primera copia, siento deseos de empezar otra vez”, y tampoco se ve implicada en una saga. “Además, como todas mis protagonistas mueren… Bueno los personajes que hacen Javier Cámara y Candela Peña en Ayer no termina nunca no, así que me encantaría repetir con ellos”-

 

La cámara es una amiga para ella, que siempre va con el aparato a cuestas. “Siempre la llevo yo, me cuesta la distancia, por eso no soy de monitor. Además, estableces un lazo especial con el actor, sabe que estás ahí para él”.

 

 

La cámara, una amiga

Poco amiga del trabajo de mesa, la cineasta fue por primera vez a un rodaje con solo cuatro años. “Me llevó mi padre a la Plaza Real de Barcelona para ver a Orson Welles”. Pero hasta los 17 no dijo en voz alta que quería ser directora de cine. La casualidad la llevo a que la contrataran en una agencia de publicidad que tenía una productora. Allí empezó a llevarse bobinas, hizo su primer corto, luego su opera prima “en un momento en el que la legislación favorecía los primeros largometrajes. Hacer cine viene de un convencimiento. Tienes que estar enfermo y, si tienes el virus, lo consigues”.

 

En la conversación también salieron los títulos de sus trabajos. “Algunos los encuentran pedantes, rebuscados, pero para mí son muy importantes. Cuando tengo el título y el final, tiro para delante. No son postizos, siempre respiran lo que es la película”. En este tema, solo ha claudicado una vez, fue con Elegy. “Me hubiera gustado mantener el título original de la novela, ‘El animal moribundo’, pero los productores….; y, como no, las lavanderías que saca en sus filmes –“Tiene que ver con la limpieza y con darle vueltas a las cosas. Las lavanderías son sitios exóticos, seguirán apareciendo en mi cine”, adelantó–.

 

En todas sus obras “siempre hay parte de lo que era, soy o quiero ser. Muchas frases que he dicho o me han dicho, cómo veo el mundo o cómo me gustaría verlo. Hago una especie de striptease”, apostilló esta directora que defiende el compromiso en el cine y también el escapismo. “No hay una obligación. El que se tiene que involucrar es el ciudadano, y el cineasta escoge el terreno en el que quiere contar historias”.




volver

últimas noticias


Vittorio Storaro en la Academia de Cine

El reconocido director de fotografía ha ingresado como patrono de honor de la Fundación Academia de Cine

20/04/2018 | Noticias

El proyecto de la Academia 'Cine y Educación', premio Siñal Espiello Chicorrón

La iniciativa impulsada por la institución ha sido distinguida con la mención especial del Festival Internacional Documental Etnográfico de Sobrarbe

17/04/2018 | Noticias

"Todo lo que soy lo aprendí trabajando"

Paco Delgado recibió anoche en Málaga el Premio Ricardo Franco – Academia de Cine 

16/04/2018 | Noticias

Rafael Azcona, el hombre que encontró el sentido de la vida

La Academia homenajea al inolvidable guionista en el décimo aniversario de su muerte

12/04/2018 | Noticias

La Academia de Cine se suma al Young Audience Award de la Academia Europea

Niñas y niños de Madrid serán parte del jurado del galardón continental

11/04/2018 | Noticias

Elecciones a la Presidencia de la Academia de Cine

Los comicios se celebrarán el 9 de junio, jornada en la que también se renovará la mitad de la Junta Directiva de la institución

10/04/2018 | Noticias

El cine al servicio de la nación (1939-1975), de Gabriela Viadero Carral, Premio Muñoz Suay 2017

“El cine puede manipularnos como artefacto cultural”, indica la autora santanderina

05/04/2018 | Noticias
ver todas