Academia de las Artes y las Ciencias
Premios Medalla de Oro 1993 - Francisco Rabal (Actor)

Premios - Medalla de Oro

1993 - Francisco Rabal (Actor)

Francisco Rabal (Francisco Rabal Valera, Águilas, Murcia, 1926-Burdeos, Francia, 2001). Se introduce en el cine como ayudante de electricista en los estudios Chamartín. Allí encuentra las primeras oportunidades como figurante y luego como actor de reparto en películas de Rafael Gil y José López Rubio así como un papel principal en María Antonia la Caramba (1950), de Arturo Ruiz Castillo.

En 1947 debuta como actor teatral con la Compañía Lope de Vega, donde conoce a la actriz Asunción Balaguer con la que permanece casado desde 1951. Alterna a partir de entonces los trabajos cinematográficos con su presencia en los escenarios hasta que, en 1953, es contratado en exclusiva por Vicente Escrivá para interpretar algunas de las películas de corte religioso o político que producía Aspas Films, como La guerra de Dios (1953), El beso de Judas ((1954) o Murió hace quince años (1954), dirigidas por Rafael Gil. Amplía sus registros interpretativos a las órdenes de José Luis Sáenz de Heredia (Historias de la radio, 1955) o José Mª Forqué (Amanecer en Puerta Oscura, 1957) y da sus primeros pasos en el cine extranjero a través de varias coproducciones.

Al final de la década se produce su encuentro con Luis Buñuel en Nazarín (1958). Su interpretación del sacerdote progresista inicia su colaboración con el maestro aragonés, prolongada en Viridiana (1961) y Belle de Jour (1966). Su proyección internacional continúa en trabajos con Michelangelo Antonioni, Leopoldo Torre-Nilsson, Jacques Rivette o Luchino Visconti. Desde España le reclaman numerosos directores (Rafael Gil, J. A. Nieves Conde, C. Saura, M. Picazo, C. Guerin). La etapa siguiente está dominada por un cierto alejamiento del cine nacional, a pesar de sus interpretaciones en películas como Goya, historia de una soledad (1970), de Nino Quevedo o Tormento (1974), de Pedro Olea. La madurez artística y personal de Rabal coincide con el período más fecundo y creativo de su extensa carrera, a raíz de su aparición en La colmena (1982) y por su creación del personaje de Azarías en Los santos inocentes (1984) -por la que obtuvo, junto con Alfredo Landa, el premio a la mejor interpretación masculina en el Festival de Cannes- ambas de Mario Camus.

A partir de entonces, Rabal desarrolla toda una gama de personajes de amplio registro interpretativo a las órdenes de diversos directores: Epilogo (G. Suárez, 1983), Truhanes (M. Hermoso, 1983), Padre nuestro (F. Regueiro, 1985), Tiempo de silencio (V. Aranda, 1986), El disputado voto del señor Cayo (A. Giménez-Rico, 1986), Átame! (P. Almodóvar, 1989), El hombre que perdió su sombra (1991), del realizador Suizo Alain Tanner, Así en el cielo como en la tierra (J. L. Cuerda, 1995), El palomo cojo (J. de Armiñán, 1995), Pajarico (C. Saura 1997), Goya en Burdeos, (C. Saura, 1999), por la que recibió el Goya a la Mejor Interpretación Masculina, Lázaro de Tormes (J. L. García Sánchez, 2000) o Divertimento (J. García Hernández, 2000). Entre la larga serie de premios recibidos figura el premio Nacional de Cinematografía (1984). En 1992 se le otorga la Medalla de Oro de las Bellas Artes y al año siguiente la Medalla de Oro de la Academia. En 1995 la Universidad de Murcia le hizo Doctor Honoris causa.


Autor de la voz en el Diccionario del Cine Español: Joaquín Cánovas