Academia de las Artes y las Ciencias
Premios Medalla de Oro 1997 - Sara Montiel (Actriz)

Premios - Medalla de Oro

1997 - Sara Montiel (Actriz)

Sara Montiel (María Antonia Abad Fernández, Campo de Criptana, Ciudad Real, 1928).

Sus dotes artísticas fueron descubiertas en un concurso convocado por el productor Vicente Casanova (CIFESA). Con apenas dieciséis años apareció por primera vez ante las cámaras en Te quiero para mí (L. Vajda, 1944) con el seudónimo de María Alejandra, que su productor, Enrique Herreros, cambió por el de Sara Montiel.

Tras intervenir en algunos de los títulos más representativos del momento, como Bambú y Mariona Rebull (1954), de José Luis Sáenz de Heredia, Don Quijote de la Mancha (R. Gil, 1947), Locura de amor (1948) y Pequeñeces (1950), de Juan de Orduña o El capitán veneno (L. Marquina, 1950), se afincó en Mexico donde triunfó gracias a su presencia en los géneros populares, dirigida por Miguel M. Delgado (Cárcel de mujeres, 1951), Emilio Fernández (Reportaje, 1953) o Juan J. Ortega en Frente al pecado de ayer (1954). El siguiente paso sería Hollywood donde, tras aparecer junto a Gary Cooper y Burt Lancaster en Veracruz (R. Aldrich, 1954), contrajo matrimonio con el realizador Anthony Mann, quien la dirigió en Dos pasiones y un amor (Sereenade) en 1956. También interpretó el papel de una india en Yuma (Samuel Fuller, 1957).

De regreso a España, El último cuplé (Juan de Orduña, 1957) la catapultó al éxito definitivo y la situó a la altura del mito nacional. El film permaneció durante más de un año en la cartelera madrileña y generó diversas secuelas que la propia actriz rentabilizó: La violetera (L. C. Amadori, 1958), Carmen, la de Ronda (T. Demichelli, 1959), Mi último tango 1960 y Pecado de amor (1961), ambas de L. C. Amadori, o La bella Lola (A. Balcázar, 1962).

Durante la década de los sesenta contrajo matrimonio con Vicente Ramírez García-Olalla y en la pantalla se mantuvo su imagen de devoradora de hombres más o menos arrepentida o castigada, como en La reina de Chantecler (R. Gil, 1964), Samba (R. Gil, 19664), La dama de Beirut (L. Vajda, 1965) o La mujer perdida (T. Demicheli, 1966), exceptuando el constante forcejeo con censores. Siguió siendo la misma, incluso en trabajos con directores como Mario Camus (Esa mujer, 1969) o Juan Antonio Bardém (Esa mujer, 1969 o Varietés, 1971). Se retiró definitivamente de las pantallas con Cinco almohadas para una noche (P. Lazaga, 1974). Desde entonces, coincidiendo con su nuevo matrimonio con el industrial Pepe Tous, prolongó su aureola mítica con numerosas giras a ambos lados del atlántico y varios programas de televisión.


Autor de la voz en el Diccionario del Cine Español: Esteve Riambau