Academia de las Artes y las Ciencias
Premios Medalla de Oro 2014 - Antón García Abril (Compositor)

Premios - Medalla de Oro

2014 - Antón García Abril (Compositor)

(Teruel, 1933)

Sus primeros estudios musicales los realiza en el Conservatorio de Valencia, pensionado por la Diputación de Teruel, obteniendo el premio Fin de Carrera de Armonía y Piano. Más adelante ingresa en el Conservatorio de Madrid, siendo discípulo de Julio Gómez y Francisco Calés.


Asistió en la Academia Chigiana de Siena a cursos de perfeccionamiento, entre los cuales figura el impartido por Angelo Francesco Lavagnino sobre Música cinematográfica. En 1957 gana la plaza de profesor de Solfeo y Teoría de la Música del Conservatorio de Madrid, puesto que ocuparía hasta 1969 para más adelante, en 1974, ganar la cátedra de Composición y Formas Musicales de la misma institución.


Musicalmente se adscribe a la llamada Generación del 51, en la que también se encontraban Luis de Pablo, Ramón Barce, Josep Maria Mestres-Quadreny, etc. Hablar de García Abril es hablar de uno de los compositores más prolíficos, en cuanto a música cinematográfica se refiere, de la historia del cine español, al tiempo que uno de los más populares y valorados. Su obra cinematográfica ha sido premiada en diversas ocasiones: en 1959 obtiene el premio del SNE por la música de La fiel infantería (P. Lazaga), galardón que repetirá en 1968 con No le busques tres pies… (P. Lazaga), y en 1975 con su celebrada banda sonora para Los pájaros de Baden-Baden (M. Camus), y ya en 1968 el CEC le otorgó un premio por el conjunto de su labor. Treinta y cuatro años de dedicación ininterrumpida a la composición de bandas sonoras alaban su trabajo, que presenta diversas etapas evolutivas: tras una primera época de sinfonismo adoptará modelos italianos más cercanos a la música ligera, para regresar a una nueva etapa sinfónica cuando la película se lo permite como ocurría en La lozana andaluza (V. Escrivá, 1976) o El perro (A. Isasi Isasmendi, 1977).


Desde sus inicios García Abril ha sido casi el compositor oficial de Pedro Lazaga con títulos tan emblemáticos de un cierto cine popular como Los económicamente débiles (1960), Sor Citröen (1967), Abuelo made in Spain (1969), Vente a Alemania, Pepe (1977) o ¡Vaya par de gemelos! (1977).


A principios de la década de los noventa abandona totalmente la composición cinematográfica, tras la última época de vinculación a un cine de mayor calidad, apartado de la comedia de chiste fácil: El crimen de Cuenca (P. Miró 1979) y Los santos inocentes (M. Camus, 1984) serían dos buenas muestras de esta etapa final.


Texto extraído del Diccionario del cine español.