Cine en defensa del individuo | Encuentro con Mike Leigh

26 abril, 2019

El veterano cineasta británico presenta en la Academia su última película, La tragedia de Peterloo

“No podía imaginar que en cinco años el mundo se iba a volver loco. Han ocurrido tantas cosas en tantos lugares…Era impensable Trump, el Brexit, Vox en 2014, cuando empezamos con esta película que habla de la democracia y plantea preguntas muy serias sobre este sistema de Gobierno“. Son palabras que pronunció un preocupado Mike Leigh en la Academia de Cine, donde el  veterano cineasta británico presentó su nuevo filme, La tragedia de Peterloo.

El autor de Secretos y mentiras (Palma de Oro en Cannes) y El secreto de Vera Drake (León de Oro de Venecia) regresa al cine político con este ambicioso proyecto en el que reconstruye  la historia de la masacre de Peterloo del 16 de agosto de  1819 en la plaza de St. Peter’s Field, en Manchester, donde las fuerzas de caballería del gobierno atacaron a las más de 60.000 personas que se manifestaban pacíficamente para exigir reformas políticas y protestar contra la pobreza. Los 18 manifestantes que murieron y lo cientos de heridos convierten este enfrentamiento político en el más sangriento en toda la historia británica.

Leigh creció “a 15 minutos en autobús” del lugar del suceso, “pero no lo aprendí en la escuela, no está en los libros, aunque sí en la memoria de las personas interesadas en el nacimiento del Partido Laborista, la democracia y el sufragio universal. Todo el mundo sabe que Enrique VIII tuvo seis esposas, pero este movimiento de los trabajadores  no era muy conocido en Reino Unido, ahora sí porque el próximo agosto se cumplirá el 200 aniversario de este acontecimiento”, explicó. Y el estreno del filme en Inglaterra, donde ha tenido buena acogida, también ha sumado a un mayor conocimiento de este hecho que los periodistas de la época “cubrieron con mucho realismo, incluso el conservador ‘The Times’ publicó la noticia con precisión, apuntó el cineasta.

En La tragedia de Peterloo, bautizada  así por la prensa por el recuerdo de la batalla de Waterloo,  Leigh vuelve a reivindicar el poder del individuo. “Siempre veo al ciudadano, a la persona, no a una masa anónima. Cuando cuento  una historia, un acontecimiento histórico, lo plasmo a través del individuo.  Se han visto y se verán muchas batallas en el cine, y lo que yo he hecho es mostrar la perspectiva de un soldado sobre Peterloo, ese soldado que es el que nos va a meter en la historia”, indicó.

Rory Kinnear, Maxine Peake, Neil Bell, Philip Jackson, Vincent Franklin, Karl Johnson y Tim McInnerny son, entre otros, los actores de esta producción de 154 minutos de metraje que retrata a unos obreros que pedían el sufragio universal, un derecho que entonces sólo tenía el 2% de la población. “Ahora que la población adulta tiene el derecho a voto, muchos no ejercen ese derecho, y esto a los manifestantes de La tragedia de Peterloo les escandalizaría y asombraría. Y también se quedarían atónitos por el desdén y el cinismo con el que se mira a la cultura y a la educación. Eran trabajadores que no habían estudiado, pero querían saber y aprendieron por su cuenta. Hablaban muy bien, tanto que mencionaban a los clásicos”, explicó.

Foto: ©Pedro El hombre ola

 

Sin interferencias

Para Leigh, que es, junto a Ken Loach, el cineasta genuinamente británico en activo más relevante –tiene 76 años–, La tragedia, que se estrenará en España el próximo 10 de mayo, es su tercera propuesta de época,  género que no le ha influido a la hora de trabajar con los actores. “Ellos se documentan e investigan conmigo, improvisamos mucho antes de rodar para así crear un grupo. No voy con un guión cerrado, lo construimos entre todos en los ensayos”, indicó el director de Mr. Turner, Happy y Another Year.

Con orígenes teatrales y televisivos, este ‘resistente’ del cine ha logrado tener el control creativo de todos sus trabajos “sin intromisiones. Soy  consciente de la suerte que tengo, siempre he tenido total libertad, pero es que mi regla de oro es que, ante cualquier interferencia, me voy. Y más de una vez lo he hecho”, aseguró Leigh, que contó que en una ocasión su productor le dijo que la única condición que le habían puesto  para financiar su proyecto era contar con un ‘gran intérprete norteamericano’ en el reparto. A lo que el cineasta contestó: “pero, ¿quién quiere ver a una estrella estadounidense en un filme de Mike Leigh?”.   

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube