Al documental por la fotonovela | Encuentro con Carlos Bernal

Por Foto: ©Marina Gómez Corona · 1 octubre, 2019

El documentalista colombiano Carlos Bernal fue el protagonista de una nueva edición del ciclo ‘Documentales de ayer y de hoy’, en la que se proyectaron sus obras Niños de la vía y El mundo es plano, a las que siguió un encuentro con el cineasta en la Academia de Cine, moderado por Alicia Luna.

“El documental me escogió a mí”, comenzó explicando Bernal, que de momento no se ha acercado a las obras de ficción. Fascinado desde pequeño “por la llegada del hombre a la Luna”, descubrió en el cine documental la manera de relacionarse con el mundo.

“Mi primer trabajo fue censurado”, explicó, “lo cual provocó mucho interés. Llegué muy preocupado a casa, para contárselo a mi madre, y pensaba que me iba a regañar. Sin embargo, me dijo que me había tocado la lotería, y tenía razón. Si no hubieran censurado el vídeo, apenas se habría visto en algún pase en televisión. Y de pronto me vi presentándolo ante auditorios de miles de personas”. Del autor de Acordeón de papel se suele destacar lo poético de su acercamiento a la imagen, aunque él prefiere referirse al “habla de la ternura. No es algo que yo programe y ni piense cuando estoy filmando. Pero la vida le da camino a las cosas, y en el caso del cine la gente después las interpreta”.

Sorprendido tras el pase de que “algo que me impactó en su día me siga impactando después de haberlo visto tantas veces”, el también docente detalló cómo pasó a la imagen en movimiento tras dedicarse a la fotografía: “cuando no había tantas televisiones, una de las formas preferidas de la gente de consumir ficción eran las fotonovelas. Yo era fotógrafo y empecé a enseñar narrativa a través de este tipo de obras”. Actualmente, lleva 14 años como profesor en la Universidad de Santa Marta, una localidad a cuatro horas de Cartagena.

El director afirmó además que “el diálogo con los estudiantes lo mantiene a uno bastante vivo, es una manera distinta de estar en la creación. Las obras son de los alumnos y lo serán eternamente, pero es parte de nuestro compromiso transmitir lo que se sabe. Regaño a mis compañeros que no ponen sus conocimientos al servicio de los jóvenes de alguna forma”.

 

Editar filmando

En su prolongada carrera, Bernal ha ido saltando entre formaros, marcados por las evoluciones tecnológicas. “He pasado por muchos formatos de vídeo y betacam, con los que que había que editar en cámara. El proceso de montaje era muy costoso y uno tenía que planificar muy bien qué y cómo grababa, porque la película salía montada de la cámara. Todos estos formatos tienen su sabor, y a pesar de su precariedad técnica, están inscritos en su momento histórico”.

Bernal aprovecha las nuevas tecnologías para difundir su obra. “Desde cierto momento, quise subir mis películas a internet, porque quería que se vieran, y no les veía formas de explotación comercial. Dudo que Nike o Mercedes pudieran tener interés en documentales sobre la gente de la calle”. El cineasta ha colgado en YouTube “casi todo mi trabajo, aunque la transferencia a digital es costosa. El mundo es plano tiene 220 000 visitas, unas 4 000 al mes, lo cual me sorprende. No soy Shakira, no compito con ese contenido, pero eso indica que pasa algo, que hay interés por la cultura y por conocer la realidad”.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube