La naturaleza habla | Encuentro con Line Hadsbjerg y Cristina Gallach

24 octubre, 2019

Line Hadsbjerg, y Cristina Gallach, Alta Comisionada para la agenda 2030, mantuvieron ayer un encuentro con el público en la Academia, moderado por Carlos Jiménez Rengifo, tras la proyección de Out of Plastic, que se enmarca dentro del ciclo ‘Cine-ONU’, programado por la Organización de las Naciones Unidas, en colaboración con CIMA y la Fundación Academia de Cine.

«Este documental es un excelente instrumento de sensibilización. Lo primero que debemos a hacer es divulgar para después pasar a la acción, pero sin perder de vista que debemos acelerar pues llevamos mucho retraso». Así abrió el coloquio Cristina Gallach, la Alta Comisionada, alabando Out of Plastic, dirigida por la escritora y productora de documentales, Line Hadsbjer, fundadora de la Asociación Onaneta-Cleanwave que lucha por la protección medioambiental en las Baleares.

La realizadora danesa, que vive en Mallorca desde hace más de 15 años, contó que el documental surgió a partir de un proyecto de movilización para que no se compraran botellas de agua, que inició con su marido. El trabajo cuenta las amplias implicaciones que tienen los plásticos en el Mediterráneo. «Sé que las islas Baleares es un universo pequeño, pero mostrar lo que ahí ocurre es muy importante porque es la historia del mar que se está viviendo en todo el mundo», explicó.

A través de entrevistas personales y vistas de las profundidades oceánicas, la activista explora el daño de los plásticos en el Mediterráneo y ofrece un espacio para la reflexión en torno al impacto que este elemento tiene en nuestras vidas y nuestro entorno natural. «Siempre hay gente detrás, pero lo más importante en el documental es la naturaleza. La tierra habla», compartió la directora. Por su parte, Gallach indicó que 500 millones de personas viven alrededor del Mediterráneo y «el mar morirá si no se hace nada para evitar esos daños».

La realizadora confesó que empezó «sin un gran plan, haciendo muchas entrevistas», y contó que no encontraba el espíritu del documental «hasta que una mañana salí con el barquito de unos pescadores… hubo un momento de impacto. Me sentí parte de todo y entendí que por eso hacía este documental. El espíritu que buscaba era la naturaleza».

En el encuentro se debatió sobre el gasto excesivo de plástico de un solo uso, sobre cambiar los métodos de producción y consumo, sobre la incapacidad del consumidor de hacer frente a este reto; sobre la implicación del sector económico, del papel de las empresa y la población civil y de los poderes públicos. «Aunque creo que hay un cambio, que hay alternativas, es un proceso muy lento. Hay buena voluntad por parte de todos. Y aunque cada vez somos más conscientes, la película contribuye a constatar el problema de forma patente», explicó Hadsbjerg.

Ante el interés suscitado por documental, de 52 minutos de duración, se ha hecho una versión de 20 minutos para sensibilizar a los más jóvenes en los colegios de Baleares. «Lo ofrecemos gratis a todo el que lo quiera proyectar», explicó la directora, a la que le impactó la cantidad ingente de plástico que llega a las costas: «toda la basura que vemos en la cinta es tan solo el 20% de lo que realmente llega a las playas, y tan solo se ha rodado lo de un fin de semana».

Fotos © Ricardo García

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube