Fallece Dolores Ben, una empresaria “accidental”

2 agosto, 2020

Fundadora de la compañía Cinemar Films, presidió AGAPI durante más de una década

Dolores Ben era una mujer de retos. Arquitecta de formación, esta empresaria gallega que dirigió un estudio de grabación que es referente en España, Cinemar Films, y presidió durante más de una década la Asociación Galega de Productoras Independientes (AGAPI), falleció el sábado, a los 64 años de edad.

Empresaria, productora y técnica de sonido, Ben se consideraba una empresaria accidental -”soy más trabajadora de a pie que profesional de despacho. Disfruto mucho más mezclando una película, aunque ya no tengo tiempo para hacerlo, pero sigo muy de cerca los procesos de mi estudio”-. Referente del audiovisual gallego, en su factoría se realizaron las mezclas de Celda 211, Agallas, la tropa de trapo, 18 comidas, Arrugas y Lobos de Arga, entre otros muchos largometrajes. De todas las mezclas de películas que se hicieron en Cinemar, siempre citaba Celda 211. “Eran nuestros inicios y, desde el principio, supimos que estábamos trabajando en una joya, que después dio muchas satisfacciones a todos. Fue un hito para el sector audiovisual en Galicia”, manifestaba.

Su apuesta por el fortalecimiento de la industria audiovisual española le valió el Premio de Honor Fernando Rey 2011 de la Academia Gallega, y como presidenta de AGAPI recogió el Premio da Cultura Galega Audiovisual en 2014.

En contar historias que lleguen al espectador, masiva o minoritariamente, y que sean rentables, estaba el futuro del cine para Ben, para quien el sonido era “vida, el color y lenguaje de la vida en todas sus manifestaciones: la voz humana, el sonido del mar, el del viento, el canto de un pájaro, la sonorización de una película…”.

twitter facebook googleplus linkedin email
FacebookInstagramTwitterYoutube