Mariano Barroso recoge el X Premio Cortes de la Real Isla de León en nombre de la Academia de Cine y de los cineastas españoles

24 septiembre, 2020

El presidente de la institución reivindica el cine español como “un colectivo de integración” cuya misión es conseguir ser vistos “como una parte esencial de la sociedad”

El Real Teatro de las Cortes ha acogido el acto de entrega del X Premio Cortes de la Isla de León de 1810, concedido por el Ayuntamiento de San Fernando a la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España. En nombre de la institución y de los cineastas españoles, Mariano Barroso ha recogido este premio que reconoce al cine ‘como herramienta para defender y reforzar los valores constitucionales y las libertades democráticas’ que empezaron a promulgarse en esta ciudad en 1810 .

“Recibo con mucha ilusión este premio por su significado. Formo parte de una institución que desde hace 34 años se dedica a la difusión y promoción de nuestra cinematografía. Hemos llevado a las pantallas películas sobre la República, la Guerra Civil, la Transición, la movida, la democracia, la inmigración, la solidaridad, el respeto a las diferencias, el maltrato infantil, la corrupción policial, la precariedad laboral, la tolerancia, los desahucios, la violencia de género… Nuestra conciencia se ha despertado con películas que han abordado los problemas políticos y sociales más urgentes de la España de ayer y de hoy, y nos previenen de los de mañana”, declaró el presidente de la Academia de Cine.

Tras agradecer el galardón al Ayuntamiento de San Fernando y a los cineastas andaluces, especialmente a los gaditanos -con un especial recuerdo al recientemente desaparecido Julio Diamante– “que han abierto caminos y logrado que la Academia ocupe un lugar al nivel de las personas y de las instituciones que han recibido este premio anteriormente”, Barroso indicó que la misión de los profesionales que se dedican al cine es “conseguir ser vistos como una parte esencial de la sociedad civil, de la que venimos y a la que pertenecemos, aunque no siempre se haya percibido así”.

El presidente de la entidad subrayó “la capacidad de nuestro cine para llegar hasta el último rincón de nuestra geografía”, y reivindicó el cine español y la Academia que lo representa, como “un colectivo de integración. El sueño de cualquier cineasta es hacer una buena película y que la historia trascienda las fronteras que dividen a nuestro público potencial, que es toda la población”.

Emocionar, integrar, unir, aglutinar

El director y guionista indicó que si ahora hubiera que redactar una nueva Constitución o reformar la que hay, “sería de grandísima ayuda apoyarse en nuestro cine. Cuando hubiera que hablar del derecho de todos los españoles al trabajo, bastaría con una sesión de Los lunes al sol para ponerse de acuerdo; y cuando se reunieran para redactar el artículo sobre el Derecho a un nivel de vida digno, con la proyección de Los santos inocentes sobrarían las palabras. O ver Te doy mis ojos y Solas para decidir y plasmar en qué consisten los derechos de la mujer; para los derechos de los niños podrían convertir el argumento de El Bola en un artículo; Y para redactar el que trata sobre el derecho a la educación, bastaría con que vieran La lengua de las mariposas. No tendrían que discutir porque el lenguaje del cine es la emoción, y las emociones nos unen. Ese es el papel del cine: emocionar, integrar, unir, aglutinar”.

#YoVoyAlCine

De carácter bienal e instituido desde el año 2002, el premio se entregó en el marco de la conmemoración del 24 de septiembre, fecha en la que la ciudad celebra el histórico acontecimiento que fue la reunión de los diputados en 1810, que forjaron las bases para la redacción de la Constitución proclamada en Cádiz dos años después.

“No hay mejor lugar para recordarlo hoy que en este Teatro de las Cortes, templo y cuna del constitucionalismo en España que es también el lugar en el que tuvo lugar la primera proyección cinematográfica de San Fernando un 8 de marzo de 1899. Y con un aparato proyector que era un auténtico Lumière”, recordó Patricia Cavada, la alcaldesa de San Fernando, quien reiteró que con este premio “a todos y todas los que hacen posible que existan historias de ficción que, a veces, son mucho más verdad que la propia realidad, animamos a todos y todas los creadores a seguir dándonos ese alimento necesario para una vida con conciencia crítica”.

“Nunca ha sido fácil levantar una película en España. Pero con la ilusión, talento, ganas y, sobre todo, mucho amor de nuestros profesionales, seguiremos contando lo que pasa a nuestro alrededor para contribuir a la construcción de un mundo más justo para todas y todos. El cine nunca morirá porque es un testigo de la Historia. Con vuestro apoyo, seguiremos insistiendo”, resaltó Barroso.

La regidora aseguró que el cine “tiene muchos aliados. No podemos dejar morir al cine. Hace 210 años en San Fernando alumbramos la libertad de imprenta, el derecho de ciudadanía y libertad, ahora estaremos al lado de la cultura que es la que hace que la vida sea extraordinaria. Y debemos estarlo en todos los sentidos. También acudiendo a las salas de cine, que son un lugar seguro, y diciendo bien alto: yo voy al cine”.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube