Las memorias de Enrique González Macho: “El gran problema del cine español es que nunca ha tenido el respaldo que se merece”

10 diciembre, 2020

El cine, medio en el que desembarcó por casualidad, es la pasión de Enrique González Macho. El productor, distribuidor y exhibidor cántabro ha escrito sobre el que para él es el arte “más popular. Personalmente me lo ha enseñado todo”, en sus memorias, Mi vida en V.O. (50 años de cine en España), libro publicado por Áticus escrito en colaboración con la periodista Begoña Piña.

Nombre esencial en la historia de nuestro cine de las últimas cinco décadas, el que fue presidente de la Academia entre 2011 y 2015, repasa su vida personal y profesional en 480 páginas estructuradas en 37 capítulos en las que este veterano profesional, “nada mitómano”, revisita su propia vida, sus primeros contactos con el mundo del séptimo arte y los avatares de la política cinematográfica española. Información, reflexiones y divertidas anécdotas conviven en este volumen en el que el que fue presidente de Alta Films y propietario de la cadenas de cines Renoir, que deja constancia de su cariño y amor por el cine.

Memoria viva del cine español, Enrique González Macho recuerda sus primeros rodajes como jefe de producción; sus pinitos como actor, su relación con Rusia; sus problemas con la censura franquista, sus etapas en Alta Films y en la Academia de Cine; su presencia en los numerosos festivales a los que ha ido; las películas que ha distribuido –cerca de 1.400 títulos–; las historias que ha producido –casi 40–; las miles que ha exhibido en sus cines, a los que quiso bautizar como Buñuel y que finalmente llamó Renoir; las circunstancias que le llevaron al mundo de la producción; o su posterior interés por la distribución y exhibición. “Aunque han mejorado bastante las relaciones, lamento la incomprensión que hay de un sector hacia otro. Estamos en el mismo barco, pero no hay forma de que se entiendan”, declaró González Macho en la presentación de sus memorias, en las que estuvo arropado por Aitana Sánchez Gijón y Montxo Armendáriz.

En la presentación, el distribuidor más emblemático del cine español, en palabras de Armendáriz, también habló de un filme muy especial para él, Léolo; de su experiencia con el actor y director Nikita Mikhalkov; de los premios recibidos –es Caballero de las Artes y las Letras de Francia–; de las veces que le han confundido con el maestro Coppola y también del que es el gran problema de nuestra cinematografía, “que es que nunca ha tenido el respaldo que se merece, y no hablo solo del aspecto económico. Tenemos unos técnicos y unos actores de primera, una base industrias bastante fuerte y coherente, un país que es un set cinematográfico… Pero, con alguna excepción, nunca ha habido vocación por parte de los poderes públicos por el cine español”, subrayó.

Con Mi vida en V.O. (50 años de cine en España), este ‘hombre orquesta del cine’ rompe un silencio de cuatro años, tiempo en el que ha estado fuera del foco desde que fue imputado por un supuesto ‘taquillazo’ del que ha sido absuelto. Ahora, ha pasado página.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube