Seis días corrientes y Libertad triunfan en los Premios Gaudí

7 marzo, 2022

Seis días corrientes se lleva cinco estatuillas, entre ellas las de mejor película, dirección para Neus Ballús e interpretaciones masculinas para Mohamed Mellali y Valero Escolar

Libertad es la otra gran ganadora, con cuatro galardones: el de mejor película en lengua no catalana, guión para Clara Roquet, protagonista femenina para Maria Morera y fotografía para Gris Jordana

Seis días corrientes y Libertad se han coronado como las películas más premiadas en la decimocuarta edición de los Premios Gaudí, en una gala que confirma el peso del cine dirigido por mujeres y que ha vivido un clamor unánime contra la invasión de Ucrania por parte de las tropas rusas. “No a la guerra, nunca y en ninguna situación”, decían la presidenta de la Acadèmia, Judith Colell, y los miembros de la Junta directiva Maria Molins y Carlos R. Ríos, en su discurso, recordando el sufrimiento del pueblo ucraniano. Unas palabras que iban en consonancia con el sentir unánime de los asistentes en una ceremonia que también ha mostrado su apoyo a Ucrania con la presencia de la actriz Polina Dzhakaieva, entregadora de uno de los galardones.

Los XIV Premios Gaudí han reconocido la fuerza y creatividad del cine dirigido por mujeres, con un palmarés que corona Seis días corrientes como Mejor película, Libertad como Mejor película en lengua no catalana, El retorno, la vida después del ISIS en la categoría de Documental y Frederica Montseny, la mujer que habla en la de Película para televisión.

Los dos primeros títulos se han repartido los principales premios: entre los cinco Gaudís de Seis días corrientes destaca el de Mejor dirección para Neus Ballús, mientras que Libertad se llevaba el de Mejor guión para su directora, Clara Roquet. Ballús y Roquet confirman, de este modo, un vínculo con los premios que viene de lejos. La primera ya consiguió el doblete de película y dirección con La plaga (2013), y la segunda tiene dos Gaudí: por el guión de 10.000 km. (2014), compartido con Carlos Marques-Marcet, y por El adiós (2015), ganador como Mejor cortometraje.

La crónica de una semana de trabajo de tres fontaneros del extrarradio barcelonés ideada por Neus Ballús se ha llevado también los galardones a Mejor protagonista masculino para Mohamed Mellali y el de Mejor actor secundario para Valero Escolar (en un nuevo reconocimiento a esta pareja, después del premio de interpretación al Festival de Locarno), y el de Mejor montaje para la misma Ballús y Ariadna Ribas. En cuanto a la mirada a la amistad de dos adolescentes de orígenes y realidades muy diferentes en un verano en la Costa Brava, propuesta por Clara Roquet en Libertad, la Acadèmia la ha reconocido con los Gaudís a Mejor protagonista femenina, que se ha llevado la joven Maria Morera, y el de Mejor fotografía, para Gris Jordana.

El retorno, la vida después del ISIS, de Alba Sotorra, ha ganado el Gaudí a Mejor película documental con un trabajo que reflexiona sobre el perdón y las segundas oportunidades a partir de la peripecia de cinco mujeres occidentales que intentan empezar de nuevo y superar su pasado como miembros del ISIS.

Laura Mañá firma Frederica Montseny, la mujer que habla, Mejor película para televisión, que hace un retrato de la que fue la primera mujer de la historia de España al llegar a ministra, en este caso del gobierno de la Segunda República.

Dos títulos más incorporan la mirada y las voces de las mujeres: también firmada por una directora, en este caso la debutante Carol Rodríguez Colás, Chavalas, canto de amor a la vida de barrio que le ha dado el Gaudí a Mejor actriz secundaria a una de las revelaciones interpretativas de este año, Ángela Cervantes. Y Farrucas, de Ian de la Rosa, también es un relato de mujeres: cuatro amigas íntimas de raíces marroquíes que sueñan con un futuro mejor desde su barrio de la periferia almeriense. Farrucas ha ganado el premio a Mejor cortometraje.

twitter facebook googleplus linkedin email
FacebookInstagramTwitterYoutube