El poder del deseo | Encuentro con Noémi Merlant

Fotografías de Laia Pascual y Álvaro Martín · 30 marzo, 2022

La protagonista de París, distrito 13 charla con el público en la Academia tras el preestreno de la nueva cinta de Jacques Audiard

Es una de las protagonistas de París, distrito 13, la nueva película de Jacques Audiard (De óxido y hueso, Un profeta, Los hermanos Sisters). Noémi Merlant acudió ayer a la Academia de Cine para charlar con el público sobre una cinta a la que llegó a través de una prueba que se hizo “en mitad del confinamiento. La directora de cásting me conocía por Retrato de una mujer en llamas y me propuso al director. Como estábamos encerrados, le mandé una prueba en vídeo que me hice yo misma con lo que tenía a mano”.

No es la única conexión con la película de Céline Sciamma. La cineasta participó en el guion de París, distrito 13, “y cuando lo supe me pareció que su presencia era muy evidente en el texto”, declaró Merlant. La historia explora la relación entre tres chicas y un chico jóvenes que exploran los límites del romance y la amistad entre ellos. Para construir la química entre ellos, ensayaron “como si fuera una obra de teatro. Lo ensayamos absolutamente todo, lo cual no es habitual en cine. Incluso teníamos una especie de coreógrafa con la que trabajamos nuestra corporalidad”.

Algunas de las escenas más coreografiadas son las sexuales, que abundan en la cinta. “Parece una contradicción, pero ensayar hasta el último movimiento en las escenas de sexo las hace más reales”, explicó la actriz, “porque no dudas, conoces todos los movimientos y eso te permite estar pendientes de los detalles”.

Y a pesar de la extrema preparación de los papeles, Jacques Audiard permite a sus intérpretes colaborar con sus propias propuestas. “Es un hombre muy curioso, le interesa lo que tienes que decir”, detalló Merlant, “y no tiene miedo a las dudas, a las suyas y a las nuestras. Eso es genial porque te implica en el proceso creativo desde el principio. Además, antes de rodar la película hicimos un ensayo general en un teatro. Allí estábamos todo el elenco, con un decorado mínimo, para recrear la película de principio a fin como si fuera una obra de teatro”.

Un escenario familiar

Desde su propio título, París, distrito 13 propone una exploración de este barrio de la capital francesa, conocido por su multiculturalidad y por ser el hogar de jóvenes creativos. “Rodamos literalmente a una manzana de casa de mis padres”, recordó la actriz, “que incluso bajaban a verme muchos días”. Merlant cree que la cinta ayudará a difundir un barrio que tiene aspectos menos conocidos. “Muchas personas con discapacidad viven allí, porque el Ayuntamiento se encargó de que parte de los pisos estuvieran adaptados a sus necesidades. También es un barrio lleno de arte urbano, donde la vida es más asequible… Es muy cinematográfico”.

De la experiencia, la intérprete se queda con la propuesta de Audiard de “reinventar” un género tan manido como la comedia romántica: “las historias siempre se han contado igual. Un hombre muestra su deseo y la mujer se acaba sometiendo a él, se entrega. Él es el salvador, ella la salvada. En este caso, se muestra que se puede tener historias de amor fantásticas fuera de las normas sociales y patriarcales”. La mujer a la que interpreta “explora su deseo propio, y eso es muy empoderador”.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube