Daniela Vega: “El arte se hace cargo de la realidad de las personas antes que la política”

Fotografías de ©Germán Caballero · 6 julio, 2022

Madrina del Campus de Verano Academia de Cine, la actriz, productora y activista trans chilena protagonizó un encuentro con el público valenciano

Dijo que vino de lejos, de Chile, para estar cerca, y lo consiguió. Actriz, productora, poeta y protagonista de la película ganadora del Oscar y el Goya, Una mujer fantástica, Daniela Vega tiene muy claro “que si volviera a nacer, volvería a nacer trans. Es la única forma de vida que conozco”. Y lo vive con mucho orgullo. “Antes, el orgullo eran un grupo de personas excéntricas que se juntaban entre colores. Ahora, el orgullo son miles de millones de familias que se juntan a crear colores”, indicó la artista días antes de la celebración de la gran fiesta del  Orgullo.

Todo un icono de la visibilidad trans a sus 33 años, contó que cuando era niña “no había ningún referente en Latinoamérica que yo pudiera mirar para poder hacer una transición, lo hice desde mi estómago, desde mi intuición”. Sí miró a las mujeres de su familia, “mujeres aguerridas, con mucho carácter” y también a Bibiana Fernández “que funcionaba con Almodóvar”. Pero su referente ha sido “el tiempo. Mi optimismo tiene que ver con las luchas que se han dado y con las luchas que se pueden perder si no estamos al loro”, dijo en la que fue la primera de las actividades abiertas al público del Campus de Verano, programa que organiza la Academia de Cine con la colaboración de Netflix y el apoyo del Ayuntamiento de Valencia del que ella es madrina.

La primera mujer trans en participar como entregadora en los Premios Oscar, la primera actriz trans chilena a la que tomaron en serio. A Vega le da pena ser pionera en estos asuntos. “¿Cómo pueden haber pasado 200 años de república y ser la primera? Vamos por buen camino, pero quedaron muchas por el camino, subrayó Vega, a la que el arte buscó todo el tiempo, “pero yo rehuía,  quería sobrevivir, entender por qué me pasaba lo que me pasaba. Y como artista tenía que asumir que iba a tener varios trabajos. Compagine el maquillaje con el teatro y, poco a poco, dejé los tintes de pelo y empecé a hacer más cine y teatro  hasta que pude vivir de ello”.

Una característica más

La dimensión social que tuvo Una mujer fantástica, que hizo historia al ser la primera película chilena que conquistó el Premio Oscar, ayudó a debatir por la ley de identidad de género en el parlamento chileno. Después de interpretar este drama que expone la realidad de la vida de una mujer trans, Daniela Vega ha encarnado personajes tan variados “que hasta yo me sorprendo a veces. Chico, chica, monja, madre, trans, policía, cisgénero…El público ya no se pregunta si mi personaje  es trans o no, y eso se consigue trabajando. Yo no le pongo límites a la creación. Puedo salir con bigote y pelo corto, y sigo siendo una mujer”, apostilla.

Para la artista no es menester ser trans para interpretar personajes trans. “Las Academias de Cine se han ido abriendo, somos más sabores en la cazuela. Ya tenemos una representatividad para crear nuevos personajes sin pensar en la biografía. Ser trans es una característica más de una persona”, declaró en el encuentro que mantuvo con el público y que moderó la periodista y activista trans valenciana Daniela Requena.

Dispuesta a interpretar todo tipo de papeles –le gustaría mucho dar vida a una mujer embarazada–, Vega ha encontrado en el arte un lugar de acogida. “El arte se hace cargo de la realidad de las personas antes que la política, y el mercado las recoge. Esto termina por generar en una visibilidad y las personas que estamos dentro podemos abrir puertas que no se vuelvan a cerrar hacia las generaciones futuras”, resaltó.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube