Diversidad y series juveniles, entre el avance y las tareas pendientes

Fotografías de Germán Caballero · 15 julio, 2022

Los intérpretes Patty Bonet, Carlos Soroa, Daniela Vega y Ander Puig se reúnen en Valencia para conversar sobre el estado de la diversidad en las series destinadas al público joven

Representan a distintos colectivos en series pensadas para adolescentes y jóvenes, y ayer se reunieron en el marco del Campus de Verano de la Academia de Cine para compartir impresiones. La actriz albina Patty Bonet, el actor sordo Carlos Soroa y los intérpretes trans Ander Puig y Daniela Vega se dieron cita en la Filmoteca de Valencia para charlar sobre los avances y las tareas pendientes de la visibilidad de las minorías en las series juveniles.

«Muchas veces los actores y actrices con discapacidad llegamos a los papeles por descarte, no se piensa en nosotros de entrada», compartió Bonet, que recientemente ha participado en la serie Feria. En su caso, es consciente de que «el albinismo no es percibido como una discapacidad, se desconoce que lleva acompañada una limitación visual». También sabe que su aspecto determina los papeles a los que puede aspirar, y se reconoce conforme con dar vida a «albinas inquietantes que dan yuyu». Frente a ese desconocimiento, «aparecer en cine y series demuestra que se puede vivir una vida normal».

En cuanto a la representación trans, el joven actor Ander Puig, que ha participado en Ser o no ser y Élite, indicó que «se ha tratado sobre todo desde el drama, y personalmente nunca me he sentido identificado con esas historias». Su objetivo es participar en «proyectos que normalicen a las personas trans. Que el público empatice con el personaje y le vea como un igual». Pero para eso, se necesitan oportunidades. «Hay muchas personas trans con formación actoral, pero las opciones que tienen son muy pocas», confesó.

Pocas oportunidades, que se traducen en pocos referentes. A Daniela Vega esa ausencia le produjo «más sed, más necesidad por saber todas las cosas que no conocía». Cuando La protagonista de Una mujer fantástica hizo su transición, hace más de 20 años, «era más seguro pasar desapercibida, no hacer comunidad. Hoy vivimos con orgullo la visibilidad, hace dos décadas era peligrosa», explicó. Para la chilena, es fundamental una buena representación en la ficción porque «un 40% de personas trans en el mundo no sobrevive a su transición, los niveles de suicidio son altísimos».

Tras participar en Bienvenidos al Edén, el actor sordo Carlos Soroa tiene claro que «es importante que la lengua de signos aparezca como es realmente en el audiovisual, y no sean gestos inventados». Su incorporación a la serie produjo una serie de cambios en el planteamiento de la producción, que hubo que adaptar a sus necesidades. «Los productores se dieron cuenta de que era mucho más fácil de lo que pensaban», comentó, aunque también refirió algunas anécdotas, como que al principio no era consciente del ruido que hacía al caminar o moverse en un espacio que requiere absoluto silencio. «La sordera puede ser una característica más de un personaje, no deberíamos tener que esperar a que se escriban historias exclusivamente sobre la sordera», concluyó.

En la sala principal de la Filmoteca de Valencia, el público general pudo disfrutar de esta charla, parte de un Campus que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Valencia y Netflix, y donde las conclusiones tendieron al optimismo. «A mí me lo prohibieron todo, y aquí estoy», recordó con una sonrisa Daniela Vega.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube