La zona vacía

19 octubre, 2022

Kurro González rueda esta historia en blanco y negro protagonizada por Francisco Conde y Alba Loureiro

Almería ha acogido durante esta semana los compases finales del rodaje de La zona vacía, el segundo largometraje del director Kurro González, un drama provocado por lo que un día fue una historia de amor adolescente que se truncó de forma violenta, condenando a su protagonista a luchar por desprenderse de unos deseos que lleva toda una vida ocultando.

La película está rodada en blanco y negro, “a contracorriente de lo que establecen las exigencias de distribución”, explica el director, porque el protagonista “se mueve un poco en un ambiente binario, de blancos y negros, y eso tenía que tener una traducción plástica en la imagen”. Luis (Francisco Conde) tiene una “relación maravillosa” con Ángela, pero, “en un momento dado, una reminiscencia de la infancia quiebra un poco esa especie de burbuja que ha ido construyendo”.

Luis es un astrofísico que estudia la llamada “zona vacía” en busca de algo que dé consistencia a sus esperanzas de encontrar un orden en el caos. Para evitar el suyo, lleva una vida ordenada y rutinaria, en la que sólo parece haber espacio para su trabajo y para Ángela, la mujer con la que comparte su vida. Pero todo cambia cuando llegan sus nuevos vecinos, una pareja amigable que tiene una hija “risueña y pizpireta”

La zona vacía es el segundo largometraje del director Kurro González. Su ópera prima ‘La madriguera’, ha obtenido diversos reconocimientos y selecciones en múltiples festivales.

twitter facebook googleplus linkedin email
FacebookInstagramTwitterYoutube