C. Tangana: “El cine es un enamoramiento a largo plazo”

Por Chusa L. Monjas · 28 septiembre, 2023

El creador madrileño da acceso a su vida en Esta ambición desmedida, documental que se proyectará en el Velódromo de Zinemaldia

Es de esos artistas que no dejan indiferente a nadie. Antón Álvarez, Pucho, C. Tangana, El Madrileño… detrás de todos estos nombres está un productor, compositor y cantante que ha conquistado a crítica y público por su capacidad de sorprender y romper moldes. De mentalidad curiosa e interesado por cosas nuevas cada día, Antón Álvarez vive la música tanto como puede vivir el cine, medio por el que ha mirado hacia atrás y se ha embarcado en un viaje cuya primera parada es el Festival de San Sebastián, que abre su mayor sala de cine, el Velódromo, para proyectar Esta ambición desmedida. Dividido en tres partes, dirigidas por Santos Bacana, Cristina Trenas y Rogelio González, que son mucho más que sus socios en la productora Little Spain, este largometraje recoge la experiencia de ‘El madrileño’, el álbum con el que hizo historia, y la ambiciosa gira mundial ‘Sin cantar ni afinar’. La amistad y el respeto que el trío de cineastas y el músico madrileño sienten el uno por el otro se palpan en esta película en la que el disco y el espectáculo se enlazan con las emociones y pensamientos de este creador que se pronuncia sobre asuntos duros y cuestiones muy valiosas por su reacción emocional.

 

Para los amantes de ‘El Madrileño’, para los melómanos y mitómanos de toda condición… ¿a quién va dirigido Esta ambición desmedida?

No sabría decirte. Pensaba que íbamos a hacer algo más basado en el espectáculo, en la parte en la que yo intervenía más en la creatividad. Al final, decidí confiar completamente en Santos, Roger y Cris, que son mis socios, amigos y son artistas a los que admiro mucho. Creo que tiene un interés general. Aunque no se conozca al personaje, aunque fuese una completa ficción y no te gustase la música ni tuviese nada que ver conmigo, de alguna forma han conseguido que sea una pieza por sí misma. Es algo muy poderoso.

Entran muchos calificativos: emocionante, sensible, sincera, arriesgada…

Arriesgada es por la forma en la que se ha llevado a cabo, es un producto que ha mutado muchísimo. En sus orígenes era algo vinculado solo a la música, pero se ha convertido en algo en lo que hay mucha exposición de la vida, de la realidad, y está el sello creativo de la productora. Sensible tiene que ser porque somos todos bastante sensiblones, la emoción es algo que nos gusta mucho. Después de este proceso largo e intenso, estoy expectante por saber si el público lo vive con la misma emoción con la que nosotros vivimos todo lo que aparece en la película.

Los que esperen un recital de canciones con imágenes de los preparativos de la gira y del espectáculo se sentirán defraudados.

Se ve algún detalle del show, pero no es una acumulación de canciones de C. Tangana y tampoco de los mejores momentos del directo. La parte fuerte, lo que más les ha interesado a los directores, es la parte más emocional. No sé si han intentado retratarme o retratar un proceso, pero sí que es la búsqueda de ir un poco más allá, de dirigirnos donde está la concentración, la salsa.

Se le ve muy cómodo delante de la cámara. Sus apariciones no parecen preparadas ni ensayadas.

En Little Spain estamos todo el tiempo rodando, así que nunca sentí que era una intromisión en mi vida. Luego, es cierto que me ha dado mucho vértigo verlo porque yo no he estado controlando lo que la película contaba. Pero si estuviera fuera del proyecto, no me gustaría ver a un artista en control total de una pieza como esta. La autenticidad no sale si hay una persona detrás tratando de tapar sus inseguridades o pactando dar una imagen al mundo.

Nunca abriría las puertas de mi casa a alguien que no fuera mi amigo, mi familia. Todavía me cuesta verme en las situaciones de tensión, hay muchos momentos en los que sufro. No estoy acostumbrado a exponerme así, no cuento mi vida, no estoy en Instagram explicando todos los días qué hago ni a donde voy, soy bastante reservado. Aquí, el nivel de exposición es muy fuerte y eso también es lo que hace la pieza auténtica, que hay verdad. Ha sido un ejercicio de aceptarme a mí mismo. Me tengo que sentir orgulloso de la persona que soy, no tengo nada que ocultar, así soy y ya está.

Después de Esta ambición desmedida, si le viéramos por un agujerito un día cualquiera en su casa, ¿nos sorprendería algo de usted?

No soy capaz de decir si se ve todo lo que soy, pero no hay actuación. Hay un acceso total a mi vida, así que no creo que haya muchas cosas más allá de esto.

Deja patente la afinidad y admiración que siente por muchos de sus invitados musicales –Kiko Veneno, El Niño de Elche, La Húngara y Juan José Carmona, entre otros–.

Ha sido un honor poder compartir escenario con tanta gente a la que admiras. Uno se siente enriquecido, siente que está aprendiendo cuando está rodeado de gente con la que te gusta estar, a la que te gusta escuchar y con la que quieres cantar. Al final, tu concierto, tu disco se convierte en algo que tú disfrutas por lo que otros hacen, eres espectador de tu propia creación, algo que es difícil de conseguir. He pasado por muchas épocas en mi vida en las que consideraba que las cosas las tenía que hacer yo solo porque así conservaba mejor el resultado final. Ahora estoy en una etapa en la que valoro más lo que tiene que ver con la comunidad y con esa parte de trascendencia que te dan las cosas que se hace entre muchas personas con distintos tipos de energía.

Esta ambición desmedida es, según sus palabras, cine en directo.

Hay una relación muy estrecha entre la imagen y mi proyecto musical, que está súperconectado con el cine. Los videoclips no son un medio para que la gente conozca la canción, sino una peliculita que hace que la canción llegue a otro punto y se convierta en otra cosa. Los que formamos parte de Little Spain queremos hacer películas, tenemos muchos proyectos en marcha. El cine es desde hace unos años una meta, una investigación y algo en lo que estoy trabajando.

¿Qué le gustaría provocar con esta película?

Este proyecto es una puesta de largo para Little Spain, nos hemos demostrado que no somos una productora de anuncios y videoclips, somos capaces de enfrentarnos a narrativas más complejas y a proyectos más largos. Como colectivo estoy muy orgulloso, personalmente estoy un poco perdido. No sé cuál es el mensaje, no sé si mi vida es tan interesante como para hacer una película en la que me estoy exponiendo de esa forma.

Tengo muchas ganas de que se estrene [llegará a las salas el próximo 26 de octubre]. Hay un punto en el que ya necesitas que el niño se vaya de casa y que se independice.

 

Las primeras veces

¿Qué función ha de tener la música en el cine?

El cine es el arte total porque permite que convivan casi todas las disciplinas. El cine tiene una narrativa propia a la que la música, igual que la palabra, la actuación, el color o la fotografía, se tiene que supeditar. Y esto me ha costado entenderlo y aplicarlo porque siempre he priorizado la música.

Se autodefine como un creador. Ahora que ha conseguido que ’sin cantar ni afinar, me escuche toa España’, ¿va a actuar, dirigir y escribir?

No soy buen intérprete, sigo sin serlo. Creo que la actuación puede ser un buen lugar para empezar a investigar en el mundo del cine. He trabajado en la producción, estoy dirigiendo y me encanta escribir. Siempre he querido ser escritor, la palabra es el telón de fondo para todas las cosas que hago. No considero que nada sea definitivo, lo veo todo como un tránsito, me peleo con herramientas que no conozco y que me estimulan, cometo los errores del principiante y, de repente, sale una película, un videoclip, una nueva forma de contar mis cosas, y espero encontrar otras. Lo mío con el cine es un enamoramiento a largo plazo, pero espero que dentro de unos años me pique la curiosidad por otros caminos.

¿Qué película elegiría si el cielo, o el infierno, fuera verla una y otra vez?

Sería un infierno porque me gusta cambiar, sentir que mi curiosidad me lleva a lugares nuevos. La coherencia y mantenerse siempre en el mismo sitio no va conmigo. Si tengo que elegir un título, sería L’uomo in più, el primer largometraje de Paolo Sorrentino.

Creía que se iba a decantar por un largometraje de Wes Anderson.

Me gusta mucho Wes Anderson, es un gran director, pero se me ha ido la admiración. Su último filme me ha dejado muy frío.

Dice que cuanto más hace lo que le sale de las narices mejor le va, ¿es posible hacer eso en una industria como la de 2023?

Es una lucha constante, cien por cien libre nunca eres. La única responsabilidad real como artista es tratar de hacer algo en lo que realmente creas y llevarlo a cabo de la manera más libre posible. No estar muy pendiente de lo que complacería a unos y a otros, sino responsabilizarte de realizar tus ideas, no las que tiene el público, las que marcan las tendencias o las de otros artistas, porque ahí es cuando las estéticas cambian, cuando aparecen nuevos puntos de vista, cuando el arte y la cultura impacta y cambia el mundo o te hace ser feliz, emocionarte.

Comenzó a hacer música muy joven –en 2005, bajo el nombre de Crema–, ¿hay algo de esa época que eche de menos?

El anonimato, la inocencia y el olor de las cosas nuevas. Ahora ya todo tiene muchas capas de lugares por los que has pasado, cada vez cuesta más apasionarte, enamorarte y tener esa sensación tan fuerte de que las cosas tienen tanto valor y son importantes. Echo de menos esas primeras veces.

¿Le gusta estar en un pedestal o son gajes del oficio?

El pedestal no es mi lugar favorito. Te conviertes en alguien que no eres del todo, tienes que luchar contra ti mismo para no volverte muy gilipollas y no pensar cosas que no son. El éxito te cambia y cambia tu alrededor, pasas a ser otra cosa. Pero también hay una parte buena como es tener capacidad y más posibilidades de levantar los proyectos que quieres hacer. No me quejo, prefiero esto a cuando tenía que limpiar cacharros. Son gajes del oficio, y cuando me canso me escondo un poco más, hago cosas más en la sombra, y el resto a gozar todo lo que se pueda.

twitter facebook linkedin email
FacebookInstagramTwitterYoutube