«Echo de menos en el cine español películas que hablen de mí»

9 junio, 2017

Isabel Ordaz protagonizó la tercera jornada del ciclo ‘Mujeres que no lloran’ en la Academia

El ciclo organizado por CIMA en colaboración con la Academia de Cine proyectó ayer Todo mujer, de Rafael Gordon, tercera película en la que el director e Isabel Ordaz han trabajando juntos. «Todo mujer es la película más cinematográfica de Rafael, un filme lleno de recursos y que se ayuda en su narración mucho de la luz y la música. Esta película me ha enseñado que el cine es luz y es encuadre», apuntó la intérprete, que también considera que «toda película de un autor es un verso libre, un campo a través. En una comedia o un filme de acción sabes qué objetivos persigues, pero en el cine de autor te encuentras con experiencias sin red».

A lo largo del rodaje de este filme, Ordaz asegura haber descubierto la historia que ambos querían contar, «esta película para mí es muy abierta y tiene muchos significados sobre la resistencia, es altamente femenina. Su protagonista se enfrenta al abandono y al paso del tiempo, a la ruina y tiene frente a sí el reto de la herencia, porque se encuentra ahorcada por la familia». La ganadora del Goya a Mejor Actriz Revelación por Chevrolet, de Javier Maqua, considera que «el cine está ahora más dedicado a los efectos especiales. En cambio, esta propuesta se introduce en el valor del ser: es un filme de acción interior».

Confiesa tener pánico al primer plano, «esa es otra de las hipotecas que tiene la mujer. Hay una presión social muy fuerte por parte de los productores y las historias que se cuentan y existe casi una obligación de ser joven para ser actriz de cine y poder contar historias. Este filme se salta eso por encima». Quizá sea por esto por lo que echa de menos algunos guiones en los que verse reflejada en nuestra cinematografía, «echo de menos que en el cine español hablen de mí, las películas que en EE.UU. puede estar protagonizando Meryl Streep» y demanda «filmes que tengan un tiempo de reflexión. Como ya tengo un cierto número de años, no me interesa la velocidad». A lo largo de la charla alabó el trabajo de la realizadora Chus Gutiérrez y la película La puerta abierta, de Marina Seresesky.

En cuanto a la evolución de los personajes femeninos, cree que en el audiovisual «se ha cambiado el uniforme, pero en el fondo las cosas no han evolucionado tanto» y se lamenta de que los ámbitos de los espacios de poder donde se toman las decisiones sigan siendo masculinos, «la conquista se dará cuando la mujer llegue a esos territorios».

Tiene muy clara cuál debe ser la utilidad de su oficio: «El arte está para hacernos preguntas, porque las respuestas son caducas, sobre todo las que intentan pontificar y cambiar el mundo. Y el arte no debería caducar nunca». Curtida en la televisión y el teatro, Ordaz que hará gira con el montaje He nacido para verte sonreir, dirigido por Pablo Messiez, no sabe por qué no ha hecho más cine, «esa pregunta ya ni me la hago. No tengo tiempo».

 

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube