Un orgullo compartido | Encuentro con los nominados a Mejor Actor y Actriz Revelación

25 febrero, 2021

Adam Nourou, Chema Del Barco, Janick, Fernando Valdivielso, Milena Smit, Jone Laspiur, Paula Usero y Griselda Siciliani charlaron con el público en la Academia de Cine sobre sus sensaciones de cara a los Premios Goya

A una semana de la gran fiesta del cine español, los nominados al Goya a Mejor Actor Revelación Adam Nourou (Adú), Chema Del Barco (El Plan), Janick (Historias lamentables), Fernando Valdivielso (No matarás), y la nominada a Mejor Actriz revelación Milena Smit (No matarás) se dieron cita en la Academia para compartir cómo están viviendo los Premios Goya 2021. Jone Laspiur (Ane), Paula Usero (La boda de Rosa) y Griselda Siciliani (Sentimental), que también aspiran a esa categoría, se sumaron a ellos vía online en un encuentro que reunió a los ocho rostros que se han “revelado” en este difícil año.

El camino a la gran pantalla ha sido muy distinto para cada uno de ellos. Con Milena Smit la clave fue Instagram. “Es un formato nuevo donde encontrar talento. La agencia de cásting se puso en contacto conmigo y me pidieron un vídeo. Yo no había hecho una clase de interpretación en mi vida”, contó la actriz, que da la réplica a Mario Casas, en No matarás. En el caso de Chema del Barco, este debut no se entiende sin el teatro. “Llevaba tres años haciendo la función de El Plan cuando vino Polo Menárguez y me dijo que le había encantado y que ahí había una película”, recordó este veterano de las tablas, que recomendó a los que empiezan a hacer teatro que perseveren, “el trabajo hay que buscarlo. Si un proyecto te interesa y te gusta, persevera”.

Más clásico fue el proceso de Fernando Valdivielso, Paula Usero, Janick o Adam Nourou, separata y sucesivos cásting; mientras que a Griselda Siciliani le ofreció el papel Cesc Gay directamente. “Para mí el cine era algo que en algún momento iba a venir, pero lo veía lejano, aquí soy actriz de televisión y teatro. Admiraba a Cesc y había visto sus películas, y también la obra de teatro en la que se basa Sentimental, Los vecinos de arriba. Él me había visto en una serie en 2010 y se quedó pensando en ofrecerme algún día un personaje. Fue emocionante hablar con él y ver que nunca sabes a dónde va a llegar tu trabajo”, celebró la argentina.

A través de la música, llegó el séptimo arte a Jone Laspiur, cuya nominación en Ane, debe mucho a su debut en Akelarre. “Yo cantaba en un grupo y la responsable de la banda sonora vio el concierto, se emocionó un montón y se acercó y me dijo que daba el perfil y que buscaban chicas de mi edad que tuvieran experiencia en baile y música. Akelarre fue como un máster de hacer cine”, aseguró.

Motivación, empuje, shock

Lo que sí comparten todos es el orgullo por unos trabajos, que vienen acompañados de muchos reconocimientos. “Tiene algo muy juvenil eso de irrumpir en un espacio, eso ya me había pasado y no pensaba que me volvería a pasar en la vida. Esta nominación a los Goya tiene esa emoción de todo lo nuevo”, celebró Siciliani. Para Janick es “una motivación, hace que queramos ir a por más”, para Smit ha supuesto “descubrir un talento que no sabía que tenía”, para Jone “un gran empuje para hacer algo que quiero que se quede en mi vida” y para Usero “un shock, que a día de hoy no he asimilado”.

Los ocho desgranaron cómo ven ahora a sus personajes, después de todo el recorrido de las cintas y el proceso actoral del rodaje. “Es como lo imaginé”, afirmó el joven actor francés Adam Nourou, que del feedback que ha recibido sobre Adú se queda con “los comentarios de hombres y mujeres que te dicen que la película es real, es verdadera”.

“La descripción del personaje era una femme fatal, pero para mí fue muy distinto cuando lo rodé. Le regalé mi experiencia de vida y mi bagaje emocional, y así empecé a verla de una manera distinta a la primera vez que leí la separata y con la que la mayoría de gente se ha quedado. Entendí que no era mala, sino que estaba jodida y completamente rota por dentro”, analizó Smit; mientras que Laspiur descubrió verdaderamente a Ane después de ver el filme. “Se da mucha información de ella a través de la mirada de otros personajes. Y yo no había visto el trabajo de Patricia [Lopez Arnaiz] y Mikel [Losada] y con ellos vi esa parte de mi personaje que a mí me faltaba”, reflexionó.

Arrimar el hombro y ser ejemplares

Conscientes de la situación sanitaria por la pandemia y en un año tan difícil, viven un momento agridulce con este éxito profesional. “Fue un poco duro que cada cosa que pasaba con la película yo no la podía hacer, ni la presentación en San Sebastián, ni el estreno en Madrid. Todo esto tan hermoso lo vivía de lejos, pero la nominación tiene su magia igual”, confirmó Siciliani desde Buenos Aires, donde recibió “la alegría de tantos compañeros de profesión en Argentina, que comprenden la importancia de los Goya, y las felicitaciones de muchos que conozco, pero también de otros muchos que no”.

“Siempre seremos recordados como los que estuvieron nominados el año de la pandemia”, reconoció Del Barco. “Va a coincidir lo mejor de nuestra vida con lo peor. La vida a veces es eso”, confirmó Janick, al que secundó Valdivielso. “Se te queda una espinita pero es lo que toca, no nos queda mas que arrimar el hombro y ser ejemplares”, defendió en este encuentro, que finalizó deseando mucha suerte a los ocho intérpretes para la gala del 6 de marzo.

twitter facebook googleplus linkedin email
Cerrar
Mailing de la Academia de Cine
Apúntate a nuestra lista de correo y recibe antes que nadie información sobre nuestras actividades y toda la actualidad del cine español.
FacebookInstagramTwitterYoutube